Tercera opción, lejos del servilismo y del radicalismo | El análisis de Alejandro Luna

Tercera opción, lejos del servilismo y del radicalismo | El análisis de Alejandro Luna

Compartir:

Tomarle la palabra al presidente López Obrador, de construir la Nueva Escuela Mexicana, para impulsar también, en Sinaloa, la construcción de un nuevo SNTE, donde haya transparencia en el uso y asignación de los recursos del SIAP, de la USE, del FIGLOSNTE, del ISSSTEESIN, del patrimonio sindical –que nadie conoce–, del uso de las cuotas sindicales, de la adjudicación de las plazas y promociones; donde se recupere la vida sindical y la defensa de los derechos laborales del magisterio –olvidados y menospreciados por la ambición política de su dirigentes—; donde sean las bases en sus delegaciones las que tomen las decisiones y no la élite que ha mantenido secuestrada la sección 53 por más de dos décadas.

Este fue el principal acuerdo de la más reciente reunión de la tercera opción sindical que se constituyó en el “Pacto de las Quintas”, el pasado mes de junio y que reúne a destacados personajes del magisterio estatal, líderes académicos, políticos y sindicalistas, hombres y mujeres, jóvenes y experimentados, activos y jubilados, militantes y/o simpatizantes de diversos partidos políticos, movidos por una meta común: rescatar la sección 53 del SNTE.

Luego de evaluar el avance de la formación de la estructura organizativa y la construcción de redes de relación en todas las regiones del estado, la reunión del pasado fin de semana procedió a esbozar los principales aspectos que se incluirán en la declaración de principios y plataforma electoral, entre los que destaca la libertad política del magisterio y el fin al corporativismo político sindical, ya que por décadas los maestros han sido reducidos a “moneda de cambio” en los procesos electorales, y forzados a hacer proselitismo electoral en contra de su voluntad, incluso, han  sido perseguidos cuando han manifestado su preferencias electorales.

Los presentes coincidieron con el discurso de la Nueva Escuela Mexicana en que esta “es una oportunidad histórica” para transformar la escuela, la educación y la vida sindical; que siente las bases para construir una sociedad intercultural, abierta, incluyente y democrática, que fortalezca la identidad nacional, los derechos humanos y las libertades políticas. Y que habrá que invitar a los maestros a que no sólo se apropien del discurso de la nueva escuela sino que lo vivan y lo practiquen ejerciendo libremente el voto personal “universal” para elegir personalmente –Ya no a través de delegados—a sus dirigentes sindicales. Y a poner fin al último cacicazgo magisterial del siglo pasado que queda en el SNTE nacional y que, para vergüenza de los maestros sinaloenses, pervive en Sinaloa.

La tercera opción es una convergencia de distintos grupos y personajes políticos, académicos, administrativos y sindicales que coinciden en que el liderazgo en la sección 53 ya se agotó y que la defensa de los derechos laborales –esencia del sindicato—se ha pervertido en la ambición de poder personal y familiar del jefe político y su élite de ex secretarios generales de la sección.

Los maestros no deben ser más “moneda de cambio” en los procesos electorales ni ser obligados a hacer campaña en contra de su voluntad, coincidieron los presentes militantes y simpatizantes del PRI, del PAN, de Morena, del PT y de Redes Sociales Progresistas, que se pronunciaron también por poner en la mesa de la discusión los temas de la discriminación en la atención del ISSSTE a los jubilados,  los deficientes servicios de salud y la falta de medicinas, la irregularidad en la operación de los descuentos y el empobrecimiento de los jubilados.

Conscientes del poder que aún ejerce el jefe político de la sección 53, a través los funcionarios de la SEPYC a su servicio y de la impunidad de que éstos gozan, con el consentimiento de la autoridad educativa estatal, los miembros de la tercera opción acordaron no hacer pública su identidad hasta que sea el momento necesario, de acuerdo con la normatividad sindical en que habrá de conformarse la planilla para participar en el proceso electoral, sin embargo, la evaluación del avance de la propuesta indica que ya se tiene presencia en todos los municipios y regiones del estado.

La reunión dejó claro, además, que la tercera opción no es un grupo cerrado sino incluyente, abierto al diálogo, teniendo como condiciones irrenunciables, buscar el fin del cacicazgo y el rescate de la sección 53, y estar dispuestos a poner el interés colectivo del magisterio, por encima de los intereses personales.

En ese sentido es que no se habla de un liderazgo personal, sino colectivo. No se trata de satisfacer la ambición personal (económico o político) de ninguno de los participantes –se planteó en la reunión— sino de un proyecto de participación colectiva que represente el sentir y el pensar de los maestros y que tenga como tarea prioritaria, el diálogo con los maestros; escuchar a los maestros y gestionar sus demandas.

“Le tomamos la palabra al presidente. Vamos a aprovechar la oportunidad histórica para construir también un nuevo SNTE en Sinaloa. Vamos a rescatar el SNTE 53 del cacicazgo que lo tiene secuestrado desde hace más de dos décadas. Vamos a construir un SNTE democrático y transparente, en el que los beneficios lleguen por igual a todos los trabajadores –no sólo a unos cuantos como hasta hoy—; un SNTE que informe cuál es su patrimonio y que decida con las bases cómo se usa. Vamos a regresarle su esencia de defensa de derechos laborales y a establecer el diálogo con los maestros como base principal para todas sus decisiones”, se dijo.

En el análisis inicial para perfilar la identidad de los integrantes en esta convergencia quedó claro que todos los participantes tienen más preparación, solvencia moral, capacidad intelectual y liderazgo que los actuales dirigentes, por lo que cualquiera de éstos que llegara a dirigir la sección tendría un desempeño muy superior al que han tenido los últimos dirigentes, sin embargo, en virtud de que no es el interés personal sino el colectivo el que guía a la tercera opción, en su momento se decidirá quién sería el candidato que asegure el triunfo electoral y garantice lealtad y compromiso con los maestros, lejos de la sumisión y el servilismo político propenso a la corrupción y alejado del peligroso radicalismo extremo.

“En este proceso no buscaremos la violencia ni la confrontación agresiva pero tampoco solaparemos ni callaremos actos de corrupción, ni de líderes sindicales ni de autoridades educativas. Vamos por la defensa de la legalidad y el respeto de los derechos laborales del magisterio. Nada se tratará “en lo oscurito”. Todo con transparencia y apegado a derecho. Ningún interés personal podrá estar por encima de los derechos de los maestros”. Estas fueron algunas de las expresiones esbozadas en la reunión del fin de semana, antes de hablar de la estrategia de los próximos meses en que se concluyó que:

“Por ahora no queremos exponernos ni exponer en actos masivos a los maestros que nos apoyan para evitar que sean blanco de ataques, persecuciones y acosos por parte de funcionarios de la SEPYC y de los dirigentes sindicales. Tampoco queremos enfrentamientos violentos o agresivos con nadie. La situación ya la conocen todos los maestros. Lo que si haremos será brindarles información. El proceso que viene se trata de un acto de civilidad, de valor civil. De tomar una decisión. De ejercer el voto libremente para cambiar la realidad, para recuperar nuestro sindicato, así como votamos el primero de julio del 2018 –con voto personal, libre y secreto— para recuperar el país de las garras de una élite económica rapaz que tenía 30 años robándose el presupuesto”.

“La invitación es a que hagamos, de nuevo, acopio de valor civil y votemos en la elección sindical para poner fin al cacicazgo que tiene secuestrada a la sección 53 del SNTE desde hace 23 años. A expulsar del SNTE a los “huachicoleros de plazas”, a los que esquilman con préstamos abusivos a los maestros jubilados, a los que se han apropiado del patrimonio del SNTE como si fuera su patrimonio familiar, a los que venden el voto de los maestros a cambio de puestos políticos, a los que han sacrificado derechos laborales del magisterio a cambio de beneficios personales y políticos”.

Esos fueron los términos en que se expresaron las voces diversas de la tercera opción en su primera reunión posterior al “Pacto de las Quintas” y que se plantearon la construcción de una plataforma convergente en tanto el SNTE nacional determina las nuevas reglas de la elección que, según lo anunció el dirigente nacional, Alfonso Cepeda Salas, el 14 de mayo, será mediante voto personal (universal) directo y secreto, de acuerdo con las disposiciones de la reforma laboral 2019.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: