Culiacán al ‘aiseva’ | ¿Es la capital sinaloense una ciudad bien planeada?

Culiacán al ‘aiseva’ | ¿Es la capital sinaloense una ciudad bien planeada?

La planeación en la ciudad, ¿es buena?, ¿es mala?, ¿qué cosas se necesitan para que en el futuro Culiacán tenga un mejor desarrollo urbano?

Culiacán es una ciudad de casi 500 años, a través de los cuales se ha ido desarrollando y adaptando según las circunstancias. En este lapso de tiempo la Villa de San Miguel de Culiacán ha dado paso a Culiacán Rosales, capital y ciudad más grande del estado de Sinaloa y del municipio de Culiacán.

Un avance que a todos nos resulta natural, más personas… más territorio para construir casas…

Una ciudad improvisada

Juan Carlos Rojo Carrascal, exdirector del Implan Culiacán, comenta que es con la llegada de los vehículos cuando inicia la urbanización de Culiacán y los problemas de planeación empiezan a notarse. Desde entonces, el crecimiento de la mancha urbana se ha dado de modo ‘anárquico’ y circunstancial, califica.

El arquitecto señala que esta situación dió paso a una ciudad improvisada.

Sí se ha tenido planeación urbana, añade, pero siempre fue para el momento, adaptándose para las condiciones de la época y sin tomar en cuenta el desarrollo que podría tenerse a futuro.

LO DIJO:

“Esto para mí podría llevarme a una respuesta de que no es una ciudad planeada, es una ciudad que ha crecido de alguna manera circunstancial de acuerdo a si hay dinero o no, si hay gobiernos que les interese que se extienda o que no se extienda la ciudad”.

Rojo Carrascal asegura que la planeación tiene mucho que ver con la imagen urbana de la ciudad, con los usos del suelo y con la distribución. “De nada sirve hacer una buena casa si no se tiene, escuelas, áreas donde abastecerse y centros de salud”, comenta.

En este sentido, una de las situaciones que el urbanista observa con preocupación es que el uso del suelo ha dado pie a una ciudad que se desplaza cada vez más lejos del Centro, lo que deriva en un Culiacán que se expande sin necesidad.

Por su parte la arquitecta Nayeli Pérez Tamayo, quien hace algunos años desarrolló el Plan del Centro Histórico contratada por el Implan Culiacán, opina que en su experiencia, el tema de la planeación urbana sigue siendo un tema nuevo para el municipio.

“Los primeros intentos o los primeros planes que realmente hablaban de planeación, se elaboraron a partir de que existe el Instituto de Planeación, anteriormente los planes que se hacían eran planes de zonificación”, comenta.

Crecer hacia adentro

Pérez Tamayo, habla sobre la necesidad de una ciudad que crezca ‘hacia adentro’ y en vertical. “Tenemos mucho para donde crecer, incluso hay muchos terrenos valdíos en la ciudad interior”, explica.

“Ahora estamos viviendo en una ciudad que está sumamente extensa, que es una ciudad horizontal, sobre todo en casas de un piso o dos; incluso las plazas comerciales que tú ves, no pasan de dos pisos y eso nos hace utilizar más suelo, no aprovechar los recursos que tiene la ciudad y nos trae una serie de consecuencias generalmente negativas para la ciudad, como su mayor coste, mantenimiento de servicios, un transporte público que deja mucho que desear”, indica.

Aclara que la ciudad no amerita que esta se haga más extensa, ya que se puede redistribuir el uso del suelo, rediseñando las viviendas y evitando desplazamientos hacia nuevos horizontes.

Por su parte, Rojo Carrascal, explica que es necesario crear planes reguladores para que se pueda crecer en vertical, mejorando las condiciones de los lugares y adecuándolos para que más personas puedan vivir en estos. “De esta manera generas una ciudad deseable para vivir”, asegura.

En otras ciudades y países esto es muy común, añade, personas viviendo en departamentos de grandes edificios de forma que se evita ir hacia las afueras de la ciudad, quedándose en un sitio donde su trabajo y los servicios públicos para su diario vivir, quedan en la cercanía.

Repoblar el centro

En algún momento de la historia de Culiacán la colonia Centro fue hogar de muchas personas, pero esta se fue abandonando con el paso del tiempo y se le fue dando más espacio a las zonas comerciales, quedando una baja cantidad de habitantes en el lugar.

Nayeli Perez Tamayo comenta que en su colaboración con el Implan se desarrolló un plan de desarrollo para el centro de la ciudad, el cual contaba con proyectos estratégicos y acciones prioritarias para poder llevar a cabo cambios en la zona.

Explica la necesidad de la redensificación del centro de la ciudad, volver a poblar el lugar. Esto debido a que la gente se ha salido en busca de lugares más residenciales, por lo que muchos de los habitantes de esta zona son personas de la tercera edad.

“Se tendría que establecer una visión clara de la ciudad y esta tendría que tener clara dentro de sus políticas la densificación de la ciudad, o sea, crecer hacia el interior, ya no seguir creciendo hacia las orillas, aprovechar el suelo que está disponible dentro de la ciudad para crecer”, comenta.

Zona centro | motivos para repoblarla:

  • Conexión con toda la ciudad.
  • Área provista con todos los servicios públicos.
  • Áreas de trabajo en la misma zona.
  • 99% de las rutas de camiones urbanos pasan por el lugar.
  • No se invierte en el desarrollo de una nueva zona.
  • Tiene todas las condiciones para ser una zona habitacional.
  • Reducción de congestión vial.

Aseguró que si la ciudad se sigue expandiendo de forma horizontal, es debido a que vivir en el centro es caro mientras que desarrollar vivienda en una zona periférica es mucho más barato para las constructoras.

Automóviles: Los ‘reyes’

Rojo Carrascal lo dice con todas sus letras: Culiacán es una ciudad pensada para los automóviles.

El problema del tráfico y movilidad podría minimizarse aprovechando espacios para la construcción en el centro, añade. Sin embargo, las autoridades eligen la ampliación de carriles y la constricción de puentes para un mejor flujo vial.

De no tener un automóvil, asegura, estas destinado a utilizar el transporte público. Esto debido a que, al tener banquetas angostas o hasta inexistentes y pocas ciclovías, la ciudad no es amigable con los peatones o ciclistas.

“El espacio público en la ciudad de Culiacán está destinado 80% al uso del automóvil, moviéndose o sin moverse porque todo esto que utilizan los vehículos estacionados también es espacio público y está utilizado de una manera inadecuada”, lamenta.

“Mientras siga dominando el automóvil pues seguimos haciendo espacios para automóvil y seguimos ofreciéndole sólo inseguridad al peatón”, aseguró.

Ante la problemática del protagonismo de los autos, señala que se necesita tener apoyo de la sociedad para que los peatones sean la prioridad y así poder tener una ciudad más amigable para todos.

“De nada me sirve a mí tener una banqueta amplia y mucho árbol si llego a la calle y es peligroso cruzarla, entonces tenemos que buscar esto, que el peatón se posicione, ¿cómo hacerlo?, mediante campañas, pero también mediante una infraestructura que te diga que el peatón es primero”.

Los automovilistas tienen que sacrificar privilegios con el fin de que esa prioridad pase hacía el peatón, añade.

“Tenemos que pensar en una arborización continua y esto termina quizá implicando mucho sacrificio para el automovilista, pero así es, hay que hacer la banqueta amplia, bueno… una cosa es hacer la banqueta amplia y otra es que nosotros tengamos que cruzar de una manzana a otra, la otra parte es que todos esos cruces y esas formas de cruzar del peatón sean de manera segura”, agrega.

La ciudad a futuro

El punto en el que ambos expertos coincidieron fue en la necesidad de una planeación con vista hacia el futuro, teniendo como fecha para el comienzo de un cambio en la ciudad el año 2030.

Pérez Tamayo asegura que las instituciones municipales deben atender esto y pensar a futuro aunque los resultados no se vean sino hasta algunos años después de terminados sus periodos.

“Las instituciones municipales deben atender y deben pensar en ese futuro a 2030/2040 aunque no vayan a estar las actuales administraciones, pero deben de hacer su parte que le corresponde en el camino para llegar a ese futuro que les corresponde para llegar a tener orden en el crecimiento de la ciudad”, asegura.

Por su parte, Rojo Carrascal menciona que dentro de su dirección en el Implan se dejaron 4 planes listos para ser aprobados y atendidos para la ciudad; sin embargo estos tomarían algunos años para desarrollarse, además de que requieren de ser ratificados por las autoridades municipales.

“Depende de un trabajo constante de concientización, si lo creo posible, quizás no a corto plazo pero quiero ser positivo en esto, quiero ser optimista porque en 20 años que he estado trabajando en esto he visto una transformación muy importante de la sociedad”, explica.

FOTO: Cortesía/Javier Estrada.

¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]