Científicos desarrollan ‘gusano robot’ para operaciones cerebrovasculares más precisas

Científicos desarrollan ‘gusano robot’ para operaciones cerebrovasculares más precisas

Compartir:

Está diseñado para navegar por las estrechas arterias del cerebro, con lo que se espera se puedan salvar a más pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular.

Científicos del Massachusetts Institute of Technology (MIT), han desarrollado un nuevo robot con el aspecto de un hilo o un gusano parasitario que permitiría a médicos navegar a través de la red cerebrovascular de los pacientes en los casos que sea necesaria una intervención de este tipo.

Los infartos cerebrales son la primera causa de muerte y discapacidad en Estados Unidos, pero se sabe que eliminar el bloqueo en los vasos sanguíneos durante los primeros 90 minutos de tratamiento incrementa de forma exponencial las posibilidades de supervivencia del paciente. El problema es que el proceso de desatascar el conducto puede ser complicadísimo. Normalmente implica una intervención quirúrgica en la que los cirujanos deben manipular un delicado catéter para llevar fármacos que disuelvan la obstrucción.

Dicho procedimiento además de ser complejo y con probabilidades de provocar nuevos daños en el cerebro, también obliga al paciente y a los propios médicos a someterse a una dosis inusualmente elevada de radiación. Esa radiación procede de un fluoroscopio que permite ver el cerebro del paciente en rayos-X en tiempo real para guiar el catéter.

El nuevo robot está elaborado con hidrogeles basados en agua y se usan imanes para manipularlo, los ingenieros del MIT han creado un gusano robot fabricado en una aleación plegable de níquel-titatanio con memoria de forma. El núcleo del gusano se ha recubierto de una capa de partículas magnéticas y esta a su vez se ha recubierto de un hidrogel que permite al robot resbalar por el interior de los vasos sanguíneos sin provocar fricción que los dañe.

El robot no solo hará que las cirugías en caso de infarto cerebral sean mucho más rápidas, también evitarán la exposición a radioactividad. De hecho, todas las pruebas realizadas hasta ahora con el gusano se han hecho mediante imanes controlados manualmente. Sus inventores apuntan a que un robot dotado de esos mismos imanes puede practicar la intervención de manera aún más precisa.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: