El Culiacán de las plazas | Inversión privada se concentra en centros comerciales

El Culiacán de las plazas | Inversión privada se concentra en centros comerciales

Compartir:

Mientras que en el discurso se señala como punto prioritario la búsqueda de inversiones en industrias transformadoras, en lo concreto las inversiones en la capital sinaloense siguen concentrándose en los sectores de comercio y servicios que, efectivamente, generan empleo, pero también se caracterizan por ofrecer bajos salarios. 

Durante muchos años el discurso de las autoridades en cuanto al desarrollo de Culiacán y Sinaloa ha señalado como punto de inflexión para la actividad económica de la entidad la transformación de nuestras industrias primarias hacía actividades de mayor valor agregado, que a su vez, generen mejores puestos de trabajo y activen la economía de empresas y ciudadanos sinaloenses. Pero, ¿cómo vamos en esta tarea?

Con la intención de conocer los proyectos de inversión que actualmente se llevan a cabo en la capital sinaloense, ESPEJO consultó con los encargados de las oficinas de desarrollo económico, tanto a nivel estatal como municipal, encontrando que la mayoría de estas inversiones se concentran en proyectos de centros comerciales.

Posteriormente consultamos con el economista Rafael Figueroa Elenes, que además de ser profesor e investigador en la UAdeO, también fungió como coordinador del Centro de Estudios sobre el Desarrollo Económico Local (Cedel) de la UAS. Este nos detalla, desde un punto de vista académico, lo que esta situación implica para el dinamismo económico de la ciudad.

Culiacán de las plazas

Según un reporte de la Dirección de Gestión Empresarial de la Secretaría de Desarrollo Económico de Culiacán, actualmente la capital sinaloense cuenta con 6 desarrollos que califica de alto impacto, de estos 5 se tratan de plazas comerciales y uno más lo que pronto será el complejo de negocios Estela Corporate Center.

Estas 5 plazas son Plaza Ceiba, Plaza Cuatro Ríos, Plaza Explanada, Plaza Zapata y Plaza Groovie.

Según señala el mismo reporte, en total estos desarrollos sumarán una inversión por 8 mil 710 millones de pesos y generarán hasta 16 mil 750 empleos derivados, sin especificar que parte de estos serán directos o indirectos, así como temporales o permanentes.

Por su parte, la Secretaría de Desarrollo Económico estatal, facilitó a ESPEJO una lista con los principales proyectos de Culiacán, en los que además de los antes mencionados por Sedeco municipal, se añade el Parque Fundadores de Desarrollos Quiyira y la Plaza Congreso; así como otros proyectos ya operando como la Plaza Sendero, la Plaza Pabellón y el Centro de Distribución Oxxo.

Sin embargo, arguyendo motivos de confidencialidad para con los inversores, esta secretaría no ofreció más detalle que los nombres de los proyectos y, en algunos casos, de sus desarrolladoras.

Tierra de oportunidades

Al hablar del tema de inversiones en Culiacán, el Secretario de Desarrollo Económico estatal, Javier Lizárraga Mercado cuenta una anécdota:

Al inaugurarse a mediados del 2016 la Plaza Sendero en Los Mochis, Lizárraga Mercado ve la oportunidad de salir de una duda y comenta a una de los empresarios presentes sobre la ‘euforia’ que han notado en los desarrolladores de Monterrey que han estado invirtiendo en Culiacán.

Para Lizárraga Mercado la respuesta es motivadora: “¿Sabes por qué? —me dice— Porque vemos en Culiacán lo que era Monterrey hace 35 años. Estamos viendo un área de oportunidad enorme en Culiacán”.

Aunado a esto, Lizárraga Mercado añade otro punto a favor: el hecho de que la capital sinaloense ronde ya el millón de habitantes.

“Culiacán también tiene otra gran característica… ya llegó casi al millón de habitantes. Cuando una ciudad llega al millón de habitantes se le empiezan a desarrollar otros conceptos”, comenta.

“Culiacán ya entró a las grandes capitales de la república para la inversión”, remata optimista.

Lizárraga Mercado sabe de negocios. Durante 25 años fungió como Director General de la empresa familiar Café Marino, de Mazatlán; además de ser miembro del Consejo Sinaloense de Empresarios y participar en Codesin desde 1999, del que ha sido también Presidente Ejecutivo. Él mismo ha participado como Consejero en grandes empresas de ramos tan diversos como el ITESM, NAFINSA, Banco de México, Administración Portuaria Integral de Mazatlán, el COMCE y Grupo Salinas, por mencionar algunos.

Con esta experiencia respaldándolo, conoce lo que los dueños del dinero buscan al momento de decidir colocar una inversión.

En el caso del Parque Industrial Fundadores, por ejemplo, indica que una de las ventajas que vió el inversor fue la próxima apertura del acceso sur del aeropuerto. “Lo que a él le interesa es que está pegado al aeropuerto porque si se te descompone algo, alguna refacción todo te llega en avión”, explica.

“Si le va bien ya tiene el terreno en Los Mochis para hacer otro pegado al aeropuerto también”, destaca.

Pero también reconoce que muchas veces las inversiones dependen de factores que están fuera de las manos de las autoridades locales.

“Pero pasa como todo, generalmente en un cambio de gobierno tan importante en el país como ahorita claro que el inversionista se retrae y Culiacán, la verdad, yo creo que si va a haber un tema como que van a esperar con tanto desarrollo a ver cómo les va. Si los niveles de preventa ahorita dicen que ya es suficiente para Culiacán, las inversiones vendrán dentro de 2 o 3 años”, reconoce.

Plaza Cuatro Ríos. Ubicada en Enrique Sánchez Alonso, a un costado de El Farallón.

Acompañamiento y entorno viable

Sin embargo, independientemente del entorno nacional o internacional, las oficinas de desarrollo económico buscan generar estrategias que logren una mayor atracción de inversiones.

En el caso de Berenice Mascareño García, titular de Desarrollo Económico municipal, la estrategia es clara y pasa por dos vertientes:

  • Un entorno viable para el inversionista.
  • El acompañamiento y la simplificación de la tramitología.

“Una, la facilidad y rapidez en la tramitología, otra la seguridad que se les pueda dar de que Culiacán es una ciudad que se está ordenando, va a ser una ciudad limpia, con infraestructura, con vías de acceso fáciles”, explica.

Previo a ocuparse del desarrollo económico del municipio, Mascareño García se desarolló precisamente en el ámbito de las inversiones y el emprendimiento y el conocer todo lo necesario sobre la apertura de nuevos negocios.

Para ella, el que gran parte de las inversiones privadas se concentre en plazas comerciales significa que Culiacán está creciendo mucho, que la mancha urbana se está expandiendo y que los empresarios quieren aprovechar esa creciente demanda.

Este crecimiento se ve reflejado en las cifras de inversión al primer semestre de este año, las cuales colocan al ramo de la construcción en el primer lugar con un porcentaje de 47.53% y un monto total de 2 mil 179 millones 960 mil 210 pesos.

Con menos de la mitad, le sigue el comercio con 947 millones 987 mil 400 pesos, el 20.67% del total, y en tercer lugar servicios en general con 887 millones 341 mil 374 pesos (19.35%).

Lejos, pero presentes, están otros sectores de mayor valor agregado y también empleos mejor pagados como la minería (4.61%), la industria de los alimentos (1.59%), industria automotríz (1.53%) y otras industrias en general (2.17%).

¿Y la diversificación?

Por su parte, para el economista, Rafael Figueroa Elenes, el que la mayoría de las inversiones privadas que actualmente se desarrollan en Culiacán sean plazas comerciales dice fundamentalmente dos cosas:

  • “Que seguimos apostándole a un sector que efectivamente genera empleos, pero que mayormente se caracteriza por sus bajos salarios”.
  • “Que tanto en Culiacán como en Sinaloa, la mayor parte de la industria manufacturera está ligada a empresas pequeñas dedicadas a la producción de alimentos, sin que se creen condiciones para dar el salto a la producción de manufacturas vinculadas al PIB manufacturero especializado en sectores caracterizados por su complejidad y su rápido crecimiento, que son los que aseguran mayores remuneraciones”.

“En Culiacán, el 72 por ciento de la ocupación se concentra en el sector terciario, en el comercio y los servicios, sin que se muestren señales de que existe una estrategia para impulsar la diversificación productiva”, añade el economista.

Estos proyectos, añade, sí contribuirán a generar una imagen de mayor modernidad y una mayor atractividad para visitantes e inversionistas y crearán fuentes de empleo que no dejan de ser importantes. Sin embargo, no considera que vayan a contribuir a generar una dinámica económica nueva y diferente a lo que ya se ha hecho en el pasado.

“Hoy en día, en los esquemas más modernos del desarrollo regional, los municipios están llamados a ser los principales promotores del desarrollo económico… una de sus prioridades debe ser la promoción económica, atrayendo inversiones productivas, preferentemente en sectores innovadores de tal modo que dichas inversiones se traduzcan en la generación de empleos bien remunerados”.

“El éxito en la promoción económica de la ciudad está íntimamente ligado con los conceptos de la competitividad y la sustentabilidad”, sentencia.

Estela Corporate Center, ubicado por bulevar Pedro Infante frente a Sepyc a un costado de Audi.

Los esfuerzos institucionales

Ante este planteamiento, la titular de la Sedecom explica que para la atracción de nuevas industrias también es necesario que el municipio cuente con una buena oferta de mano de obra calificada en sectores tecnológicos e industriales. Un paso para cumplir con este requisito es, añade, el generar alianzas con las universidades para promover este tipo de oficios. “Necesitamos mano de obra calificada… es lo primero que te preguntan (los empresarios), ocupo tantos ingenieros, ocupo tantos técnicos en esto”, comenta.

“Obviamente la función principal es generar empleos formales aquí en Culiacán y empleos permanentes, empleos mejores pagados y de mejor calidad”, añade.

Haciendo una comparación de la economía nacional como estatal, el secretario de Desarrollo Económico estatal Javier Lizárraga, destaca que las cifras más recientes, del 2017, señalan que “lo que en Sinaloa fue el 68% de terciarios en el país fue el 64%, en el sector secundario lo que en Sinaloa es el 21% ya en el país anda en 33% y lo que es primario en Sinaloa el 11 acá es el 4%”.

Ante esto reconoce que “donde se antoja crecer es aquí en el medio (sector secundario)”. La estrategia para lograr esto, destaca, es ir promoviendo las inversiones en el sector secundario de la economía estatal, pero sin descuidar lo que ya se tiene ganado. “Se están buscando todas las inversiones”, asegura.

“Nuestra estrategia es diversificar pero también consolidar. Ahorita tenemos producción de alimentos, minería y turismo. Hay que súper consolidarlo, no descuidarlo”.

Al explicar esto, Lizárraga Mercado enumera giros económicos con alto nivel de innovación, así como proyectos en los que ya se está avanzando.

Dar valor agregado al campo y a la pesca con el procesamiento de alimentos, entrar al tema automotriz con la llegada del gas natural, impulsar y acompañar a jóvenes que busquen crear innovaciones en la industria del conocimiento.

En el caso de la bioeconomía, añade, existe un gran potencial. Según un estudio de la Codesin, al año se producen aproximadamente 10 millones de toneladas de biomasa en el estado, donde la soca de maíz representa 6 millones.

“Imagínate esa soca quemándola cuando se puede aprovechar para generar energía. Ese es un tema”, indica, para luego añadir que, producto de un convenio con el Banco Interamericano de Desarrollo, la secretaría trabaja en un proyecto que beneficiará a tres cuatro sectores al mismo tiempo utilizando soca de maíz como materia prima. “Era cosa ni siquiera perdida, la queman y contamina”, abunda.

Otro caso similar es la rezaga del mango en el sur.

“Ya hay un biodigestor donde un deshidratador, que es el señor Rivera, ya lo montó en su planta y va a usar el hueso del mango para generar energía para sus hornos de calentamiento donde deshidrata el mango y ya lo va a alimentar directo. Todo esto es bioeconomía”.

“¿Cuáles son las estrategias? Va un poquito a todo pero si va cargada al sector secundario para que avance porcentualmente más rápido el estado, dejemos de estar en el 20 y tendamos al 30-35% por lo menos”.

“Lo que le estamos tirando nosotros es a la diversificación y en generar una economía más estable en Sinaloa. Tenemos que generar incentivos, no hay más…En la medida que vaya creciendo esto va a haber empleos mejor remunerados, más fuertes, permanentes, rompería por mucho la ciclicidad de Sinaloa que todos los años nos golpea en lo que son los empleos formales del seguro social”.

¿Y la inversión extranjera?

Así, a nivel estatal el estado realiza distintos esfuerzos por la diversificación económica; pero por lo pronto y volviendo a Culiacán, Berenice Mascareño destaca que hasta el momento la principal y única inversión extranjera aterrizada por el municipio es de la minera Arcelor Mittal.

“Es una empresa que viene a invertir aquí a Culiacán, pero que hicimos un acompañamiento para generar un convenio o fusión con una empresa minera de aquí para apoyar a la empresa y al sector minero”, destaca la funcionaria.

La alianza será con la empresa local Escob Minería y reactivará una mina en la sindicatura de El Salado beneficiando a comunidades como Las Tapias, Monte Verde, Los Vasitos y otras aledañas.

“Esta es una empresa a nivel mundial y su actividad principal es la fabricación de laminados de acero para la industria automotriz”, añade. En su primera etapa, la inversión será de 30 millones de dólares y generará más de 350 empleos directos. El monto es el 8.14% de las inversiones en la minería del municipio.

Además de esta inversión, otro esfuerzo del municipio son las reuniones que el alcalde, Jesús Estrada Ferreiro, ha sostenido con la Asociación Empresarios de China. El objetivo es que llegue inversión de empresas ensambladoras, manufactura y parques industriales.

Estela Corporate Center, ubicado por bulevar Pedro Infante frente a Sepyc a un costado de Audi.

El empuje de los parques industriales

Otra esfuerzo que desde el estado se realiza en este sentido es lo que Lizárraga Mercado llama el Fondo Sinaloa para la Industrialización del Estado o FonSin. “Este fondo va a permitirnos tener recursos suficientes para poder apoyar oportunidades”.

El chiste, comenta, es traer a Sinaloa a empresarios con el know how, la capacidad y el conocimiento para desarrollar proyectos como parques industriales en sectores de alta tecnología. “El Gobierno hacemos un mínimo esfuerzo pero no somos buenos para promover, como estas empresas que se dedican solo a ello para jalar este tipo de industrias a una entidad federativa”.

Con este fondo, se busca repetir en todo el estado lo que será la instalación de dos parques industriales en Mazatlán: Uno de grupo Tetakawi, con un parque industrial de autopartes, aeronáutica, aeroespacial e instrumental médico; el otro del grupo Singular Aircraft que sería el primer parque aeroespacial de Sinaloa, donde se producirán drones o aviones no tripulados.

“Tetakawi lo tiene todo. Ellos mismos desarrollan el parque, ellos mismos son los promotores, ellos mismos contratan al personal con las habilidades y cualidades, ellos mismos, nomas el estado servimos como testigos”, advierte el funcionario.

“Por ejemplo Sonora en 30 años que tienen estas gentes (Tetakawi) ya tienen 17 mil empleos. Pero ya tienen más experiencia, ya no se tardan 30 años. En saltillo, montaron un parque y en 7-8 años ya lo habían llenado. Nosotros creemos que el de Mazatlán se puede llenar en menos tiempo por la experiencia que ya tienen. Es como sembrar una semillita”, explica.

La tarea pendiente

Ante este escenario general, Figueroa Elenes indica que tanto Culiacán como Sinaloa requieren construir una estrategia de desarrollo de largo plazo, necesidad a la que califica como asunto pendiente por resolver. Nos hace falta resolver, opina, el tipo de sociedad y de economía que queremos ser.

Además de esto, el economista también pone especial atención a los temas de la competitividad y la sustentabilidad, así como la atracción y generación de talento o fuerza laboral capacitada.

“La mayor o menor capacidad para atraer inversiones pasan por atender el tema de la competitividad y la sustentabilidad. Creo que el escenario que tiene mejores perspectivas de sostenerse es aquel que combina la presencia de una cantidad importante de empleados calificados que quieren instalarse en el lugar, junto a un conjunto de empresarios innovadores. Por eso la tarea debe ser impulsar la investigación y la innovación”, explica.

Sin embargo, al analizar el Índice de Competitividad Urbana, el economista destaca como en los subíndices relacionados al tema de atracción de inversiones, así como en su índice general, Culiacán se ubica entre los niveles de baja y muy baja competitividad entre 22 ciudades analizadas.

La competitividad de Culiacán

  • Índice de competitividad general: 13 – baja competitividad.
  • Derecho: 18 – muy baja competitividad.
  • Gobiernos: 10 – competitividad media.
  • Mercado de factores: 15 – baja competitividad.  
  • Relaciones internacionales: 19 – muy baja competitividad. 

Respecto al gas natural, Figueroa Elenes considera que que es un factor que puede ayudar a que nuestra entidad y sus regiones resulten más competitivas, sobre todo en el ámbito de los costos. Sin embargo, no cree que se trate de un factor definitivo de atracción. “Llegamos tarde a una posibilidad que muchas regiones antes han podido explotar”, reconoce.

El que los inversores vean a Culiacán como al Monterrey de hace 30 años “sería reconocer que vamos 30 años atrás con respecto a las regiones de mayor desarrollo en el país y que poco podemos hacer”, remata.

Culiacán y Navolato, ¿zona metropolitana?

Por último, el economista considera que el crecimiento de la ciudad debe verse en el contexto de una zona metropolitana conurbada que incluye a Culiacán y a Navolato. “Como ya se ha hecho pero no se le ha dado seguimiento”.

Esto, destaca, debe replantearse, pues el desarrollar la zona metropolitana en mención podría resultar atractiva para invertir, desarrollar y operar negocios con base en el conocimiento y la tecnología.

“Que se desarrolle una industria manufacturera altamente productiva, innovadora y amigable con el medio ambiente; que cree condiciones para constituirse en líder mundial en la industria de reuniones, especializada en los sectores alimentario y del bienestar; que sea un referente de la bioeconomía en México; que le caracterice un desarrollo urbano metropolitano ordenado, que propicie armonía entre la naturaleza, la comunidad y las actividades económicas; que cuente con una movilidad metropolitana integral, eficiente y sustentable, facilitadora del desarrollo regional; que disponga de Infraestructura y servicios de apoyo a los negocios de clase mundial; que se desarrolle en una sociedad con una cultura promotora del emprendimiento y la innovación…”, sigue.

“Creo que Culiacán y más aún si se materializa la zona metropolitana a la que se ha hecho mención, si tiene ventaja sobre el resto de las regiones”.

De no avanzar en esta tarea pendiente, tal vez Culiacán este condenado a seguir siendo la ciudad de las plazas.

Plaza Explanada. Ubicada por el bulevar Las Torres, a un costado de la Feria Ganadera.

PARA SABER:

Actualmente el grupo parlamentario del PRI en el Congreso del Estado promueve la aprobación de una Ley de Planeación para el Desarrollo del Estado de Sinaloa. “La actual Ley de Planeación de Sinaloa fue publicada en 1987 y está sustentada en principios rectores desactualizados”, señala el grupo en la exposición de motivos de dicha iniciativa.

FOTO: Juan Carlos Cruz/Contraluz.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: