Feminicidio 34 | “Órdenes de protección solamente se están dando en el papel”

Feminicidio 34 | “Órdenes de protección solamente se están dando en el papel”

Compartir:

Exigen brindar una verdadera protección a las mujeres que denuncian ser víctimas de violencia. Señalan que no hay personal ni equipo para atender el tema.

Las medidas cautelares y las órdenes de protección que se emiten en Sinaloa a favor de mujeres víctimas de violencia familiar quedan en el papel y obedecen a un proceso de simulación gubernamental, denunciaron integrantes del colectivo Mujeres Activas Sinaloenses (MAS).

Conzuelo Gutiérrez y Teresa Guerra Ochoa señalaron que la Unidad de Medidas Cautelares de la Secretaría de Seguridad Pública estatal no cuenta con el personal ni las herramientas necesarias para desempeñar su función.

“Vemos inoperancia del sistema de protección de la integridad y vida de las mujeres en Sinaloa. Encontramos que no existe una institución fuerte que dé seguimiento, que haga el monitoreo, que supervise que se está cumpliendo con la tarea de proteger a las mujeres”, dijo Conzuelo Gutiérrez.

Explicó que esta situación quedó evidenciada la madrugada del pasado domingo cuando Diana Giselle, de 19 años de edad y estado de embarazo, fue presuntamente asesinada por su ex pareja en la comunidad de Bacurimí.

Añadió que en Sinaloa el 70 por ciento de los casos de violencia denunciados de manera oficial es de alto riesgo, porque las mujeres han sido golpeadas, amenazadas, han sufrido aislamiento, sus parejas usan drogas y armas, elementos que ayudan a identificar el riesgo alto.

Indicó que la Unidad de Medidas Cautelares y la Fiscalía tendrían que tener un sistema efectivo para proteger a las mujeres pero como colectivo no lo ven así y todo pareciera simulación de un sistema de protección fallido.

“Sí se emiten las órdenes de protección, y muchas, casi cada caso denunciado tiene una orden de restricción y las medidas cautelares son muchas, pero no se está haciendo una supervisión de los casos”.

SIMULACIÓN: GUERRA

Por su parte, Teresa Guerra Ochoa dijo que hay mucha simulación en el tema de la protección a la vida de las mujeres.

“Lo decimos con conocimiento de causa. Ya sabíamos que las órdenes de protección solamente se están dando en el papel”.

Resaltó que la violencia familiar, antesala del feminicidio, ha crecido en Sinaloa: de 2 mil 379 denuncias en 2017, se pasó a 3 mil 363 en 2018.

“Esto significa un 48 por ciento de más denuncias por violencia familiar. Más del 90 por ciento son mujeres. Casi mil denuncias más de un año a otro. De Jesús Aguilar a Mario López hubo un incremento del 70 por ciento. En 14 años poco más de mil mujeres han perdido la vida en Sinaloa”.

En este 2019 Sinaloa registra 34 feminicidios. Diana Gissell es el último caso hasta la fecha.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: