PIB de México decrece en tercer trimestre en comparativo anual; 2019 suma crecimiento nulo

PIB de México decrece en tercer trimestre en comparativo anual; 2019 suma crecimiento nulo

Compartir:

En comparativa con el año pasado, se observa una contracción de la economía de 0.4% anual, primer decrecimiento anualizado con cifras desestacionalizadas desde la crisis de 2009.

La economía mexicana se ha mantenido prácticamente paralizada con un avance de sólo un 0.1% en el tercer trimestre del año, esto respecto al nulo crecimiento observado en el segundo cuarto de 2019, datos revelados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El descenso fue provocado por el sector secundario, el cual cayó 1.8 por ciento comparado con el periodo del año 2018. En el sector terciario se mantuvo con un nulo crecimiento.

El economista para México en Oxford Economics, Joan Domene advirtió que se espera una nueva ola de correcciones a la baja en las expectativas de crecimiento para este año, ya que no se da suficiente tracción para lograr un avance de 0.3% en todo el año.

Por otra parte, el Banco Mundial prevé que el PIB tendrá un alza de 0.6 por ciento (respecto al pronóstico previo de 1.7 por ciento), mientras que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) apenas el martes modificó a la baja su pronóstico, a 0.2 por ciento desde 1 por ciento.

En el contexto local, la Secretaría de Hacienda (SHCP) recortó su previsión a un rango de 0.6 – 1.2 por ciento, mientras que el Banco de México (Banxico) lo llevó a una cifra más baja, de 0.2 – 0.7 por ciento.

El Banco Central argumentó que la modificación se debió a “una debilidad más profunda de los componentes de la demanda interna a lo estimado con anterioridad”.

Mientras tanto, los economistas de instituciones financieras consultados por Citibanamex prevén que el PIB avance este año 0.3 por ciento.

Implicaciones de una economía sin crecimiento

Las implicaciones fuertes para un México sin crecimiento anual, puede provocar una pérdida de dinamismo. Al mes de septiembre, el ritmo de creación de empleo formal fue de 1.9 por ciento a tasa anual, lo que se compara desfavorablemente con el nivel que teníamos al comenzar el año y que se acercaba a 4 por ciento.

“Este decrecimiento en el ritmo de creación de empleo induce a los consumidores a actuar con mucha cautela. Mucha gente ve con incertidumbre su empleo y prefiere no incurrir en deudas”, agregó.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: