Surge nuevo líder opositor en el SNTE 53 | El análisis de Alejandro Luna

Surge nuevo líder opositor en el SNTE 53 | El análisis de Alejandro Luna

Compartir:

 

“En el SNTE 53 está prohibido pensar. Está prohibido disentir de la dirigencia. Los trabajadores sólo tienen permitido escuchar y obedecer. Seguir órdenes. Si piensas diferente y lo expresas, te consideran enemigo de la dirigencia y te aíslan, te señalan y te quitan a tus amigos; les prohíben que te hablen o te visiten y hasta que te saluden. Ese es el tipo de dirigencia magisterial que tenemos”.

En esos términos se expresa el profesor Rafael Gastélum Román, uno de los dirigentes sindicales más importantes de la región del Évora, quien cometió el “delito” de disentir de la dirigencia. El castigo fue la exclusión, sin embargo, no se amedrentó. Lejos de guardar silencio y sumisión para ser aceptado de nuevo, emprendió una jornada de lucha para dar voz a los miles de maestros que no se sienten representados en la dirigencia de la sección 53 del SNTE.

Lejos de ser el enemigo que dice la dirigencia, Rafael manifiesta su pasión por el SNTE y por la vida sindical.  Yo creo en la democracia y creo en mi sindicato; creo en la historia de vida de miles de trabajadores de la sección 53 del SNTE y creo que es momento de crear, entre todos, una mejor dirigencia sindical. Sin embargo, no está sólo. Forma parte de la convergencia de cerca de medio centenar de trabajadores de la educación, maestros, académicos, trabajadores de apoyo, líderes sindicales y políticos, activos y jubilados, de todas las regiones del estado que se han dado a la tarea de construir una tercera opción para el relevo sindical en marzo del 2020.

Maestro de secundaria y director encargado de la primaria Josefa Ortiz de Domínguez de Guamúchil, Gastélum Román tiene un amplio historial en la vida política, sindical y en la administración pública municipal, sin embargo, su límite llegó muy pronto. Era momento de crecer pero la dirigencia le puso una camisa de fuerza. Quise colaborar en la transformación de la dirigencia, en la democratización y la transparencia del sindicato, acorde a los nuevos tiempos, algo que desean los maestros, pero no me lo permitieron, por eso ya no estoy allá.

No comparto la visión de una organización que se rige por un “mando único” y vitalicio establecido desde el siglo pasado que ha formado una escuela de “servilismo”, con feudos regionales que operan en favor de unos cuantos, pasando por encima de la dignidad y los derechos laborales de los maestros y que se han apropiado, para usufructo personal, del patrimonio y los beneficios a que tienen derecho las mayorías.

No están permitidas las visiones ni las colaboraciones que aspiren a la mejora y el bien común de los agremiados. Para quienes no compartimos sus formas de pensar y actuar sólo hay exclusión. Para permanecer dentro hay que hacer trabajo incondicional o quedas fuera. Es un paradigma excluyente basado en la amenaza, el temor, la costumbre y, en el mejor de los casos, en la vana esperanza de bienestar.

Gastélum Román sostiene que esta visión crítica de la dirigencia de la sección 53 la comparten miles de maestros y trabajadores de la educación estatales y aunque la mayoría no lo manifiestan públicamente para evitar ser objeto de represalias por parte de la dirigencia y de los propios funcionarios de la SEPYC que obedecen a la dirigencia seccional, son cada vez más los maestros que se atreven a decir lo que piensan. Y más aún, todos tendrán oportunidad de hacer sentir su opinión sobre la dirigencia sindical en el mes de marzo del 2020, cuando se realice, por primera vez en la historia, la elección de dirigentes seccionales por la vía del voto personal, libre, directo y secreto.

Sostiene además que mantiene contacto con decenas de líderes de todas las regiones del estado que comparten su opinión y que trabajan ya en la elaboración de un proyecto alternativo de dirigencia que rescate la sección 53 del SNTE de las manos de los que se la han apropiado para beneficio personal. Un proyecto que transparente el uso y el beneficio del patrimonio sindical; que respete y defienda los derechos laborales de los maestros (pues hasta ahora la dirigencia es la principal violadora de los derechos de los trabajadores); que transparente y respete los derechos en la asignación de plazas y promociones; que rinda cuentas de los ingresos por cuotas sindicales y fideicomisos oscuros; que explique la situación de la USE y el SIAP; que asegure el pago del fondo de vivienda a activos y jubilados; que active las 12 prestaciones establecidas en la ley del ISSSTEESIN.

El líder magisterial de la región del Évora asegura que como él ya hay decenas de líderes de todo el estado que tienen el perfil para ser excelentes dirigentes sindicales y que se están preparando para dar la batalla conjunta contra la élite que se ha apropiado de la dirigencia sindical, y aunque personalmente no se descarta para encabezar una planilla que contienda por la secretaría general de la sección 53 del SNTE, considera que en estos momentos lo más importante es construir la convergencia de fuerzas, corrientes y expresiones que representen a la mayoría de los trabajadores estatales de la educación para sacar del poder al grupo que se ha enquistado en la dirigencia sindical por muchos años.

“En este proyecto habemos muchos con la capacidad y la experiencia suficiente para dirigir la sección 53, sin embargo, no nos mueve la ambición personal, sino un proyecto y una visión de cambio. En su momento se elegirá al candidato que represente mejor el sentir y el pensar de la mayoría de los maestros y que nos asegure el triunfo de la dirigencia sindical”.

“Sabemos que hay miles de trabajadores que han sido lastimados, humillados, excluidos. Miles de trabajadores a los que les han violado sus derechos para favorecer a sus incondicionales, muchos de ellos activistas para campañas electorales, que si ni siquiera trabajan sus plazas pero la autoridad los tolera por compromisos políticos.  Pero eso lo vamos a borrar de la vida sindical. Ya no habrá favoritismos ni élites excluyentes en la organización sindical. Porque el SNTE es de todos, lo vamos a recuperar con el voto universal”.

Rafael Gastélum irradia entusiasmo y vocación de liderazgo. El castigo que le impuso la dirigencia no lo detiene. Recientemente fue señalado por la dirigencia regional como enemigo y se les prohibió a todos los trabajadores, maestros y de apoyo, tener contacto con él, sin embargo, muchos trabajadores han desobedecido la orden y, contrario a lo que se esperaba, su liderazgo ha empezado a crecer. Ahora saben que sí se anima y muchos de los que han sido lastimados, hostigados y humillados por la dirigencia sindical, ahora ya tienen un líder y van por la dirigencia de la sección.

Breves

Con la aprobación de las leyes secundarias de la reforma educativa 2019 la CNTE regresará a tener control en la asignación de plazas. Aunque se habla de una valoración multifactorial, hasta el momento nadie tiene certeza de cómo se elaborarán las listas de prelación para otorgar las plazas. Y aunque haya quienes defiendan por consigna las nuevas reglas, habrá que ver si las primeras asignaciones les dejan conformes…

Esteban Moctezuma refrendó de nuevo la rectoría del Estado en materia educativa, lo cual es todo un misterio, sobre todo ante el aumento en la crítica respecto a que regresa el SNTE al control de las plazas. La reforma 2019 no sólo abrogó la reforma educativa 2013 de EPN, sino que fue más allá y destruyó el avance que había tenido la sociedad al conseguir que el ingreso al servicio docente fuera por evaluación y no por compadrazago…

Las plazas deben ser de los mejores maestros, no del sindicato. Pero quienes aprobaron las leyes secundarias y el propio gobierno, parecen desconocer la historia de la educación. La asignación tripartita SEP-SNTE-SEPYC no hace más que ratificar lo que señalan los críticos porque es una regla no escrita que los dirigentes sindicales en turno designan a los funcionarios de las secretarías de educación en los estados, de tal manera que en los estados no son dos posiciones, sino sólo una: el SNTE…

La CNTE controla aproximadamente el 10% del magisterio nacional, por lo que, con las leyes secundarias, consiguió el control de las plazas en sus entidades (en el 10% de la entidades), sin embargo, consiguió también, sin proponérselo, el control del SNTE del otro 90%. ¿Cómo se pretende la rectoría del estado en materia educativa si el control de las plazas lo tendrá el SNTE? …

¿Qué hay de la educación de excelencia que anuncia la Nueva Escuela Mexicana si el ingreso al servicio docente quedará a la discreción de funcionarios de la SEP y del SNTE? Y más aún ¿cómo se formará a los maestros de excelencia si vez de aumentar el presupuesto para mejorar la formación se redujo en un 40% para 2020?…

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: