Y ahí va Él | El circo en la comparecencia de Jesús Estrada Ferreiro

Y ahí va Él | El circo en la comparecencia de Jesús Estrada Ferreiro

Compartir:

El alcalde y los diputados locales realizan una reunión de trabajo que poco abordó el tema central, la muerte de Alejandra. “No soy de los antes: si a mí me atacan yo contesto”.

Y ahí va Él, dejándose llevar por la corriente de los aplausos. La ovación de sus seguidores crece, se mantiene por unos momentos. A ahí va Él, en el arroyo y arrullo de la alabanza.

La aclamación de sus acólitos es la primera muestra de lo que habrá de venir: Porras cuando intervenga y abucheos cuando lo cuestionen.

Ahí va Jesús Estrada Ferreiro, caminando al cuadrado de mesas que le han tendido para la reunión. Y mientras lo hace el alcalde de Culiacán oye el palmoteo de sus funcionarios, las porras de sus seguidores.

El salón Constituyentes del Congreso del Estado está lleno. Los guardias de seguridad, por recomendaciones de Protección Civil, han recibido la orden de limitar el acceso. Decenas se apelotonan en las puertas sin poder ingresar.

Estrada Ferreiro se pone al frente del escenario y saluda a algunos diputados. Otros pasan cerca y no hay espacio para la cortesía. Ya se mirarán más adelante; Pedro Villegas Lobo uno de ellos.

Él está ahí porque los diputados acordaron llamarlo a una reunión de trabajo para que informe sobre el caso de Alejandra, la joven que el pasado 5 de septiembre murió ahogada al caer en una alcantarilla (bocatormenta) en mal estado, la cual no fue reparada por el Ayuntamiento pese a que existía un reporte ciudadano.

Algunos algo le comentan sobre el traje, hasta parece que le colocan un micrófono.  Él, recto, con las manos tomadas al frente, a la altura del vientre. Le acompañan Manuel Ochoa, gerente de Obras y Servicios Públicos, y Marco Antonio Martínez de Alba, titular de la Unidad de Protección Civil.

Mucho murmullo. Mucho funcionario municipal. Morbo por la “comparecencia” del alcalde de Culiacán.

A las 17:27 inicia la reunión. Hay 25 de los 40 diputados. La ausencia notable es la de Sergio Jacobo Gutiérrez, el líder del grupo parlamentario del PRI, y 5 más de sus compañeros. Tal parece que no hay tema para cuestionar. De hecho, los tres priistas que están (Gloria Himelda Félix, Margarita Inzunza y Jesús Ramírez), no dirán una sola palabra, no soltarán una duda.

La dinámica es sencilla: exposición de los funcionarios y dos rondas de preguntas de los diputados, a las que habrán de responder Estrada Ferreiro y sus compañeros.

DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS NO ATENDIÓ EL REPORTE

Manuel Ochoa inicia su exposición y dice que “en este caso en particular (el de Alejandra) el reporte fue recibido el día 20 de junio de 2019 y fue asignado a la dirección de Obras Públicas que es la responsable de darle respuesta a través de una unidad de conservación”.

Luego señala que la dirección de Obras Públicas recibe 250 peticiones mensualmente, “esto, aunado a la falta de maquinaria y equipo, nos hace imposible atender de manera inmediata, todas las solicitudes”.

Dirección de Obras Públicas del Ayuntamiento. Ahí se trabó el reporte.  De acuerdo a la página de internet del Gobierno Municipal esa dirección está a cargo de Javier Mascareño Quiñónez, subordinado de Manuel Ochoa.

Luego aparece la mansa y pausada voy de Martínez de Alba. Da un informe de lo hecho por PC. Aporta poco al tema. De hecho, semanas antes ya había comentado que a su área no le corresponde revisar alcantarillas…

Y ahí va, se alista para enfrentar al micrófono. Y ahí va a exponer sus argumentos.

En cuanto le dan la palabra aparecen de nuevo los aplausos.

Él dice que está rodeado de un equipo con experiencia y profesional, que está satisfecho con lo realizado en casi un año de gobierno.

Aprovecha y se sale del tema para decir que su gobierno ya tiene asegurado el pago de aguinaldos y prima vacacional para los trabajadores del Ayuntamiento. 300 millones de pesos, asegura. Y explota otra ovación de sus funcionarios, de sus seguidores.

Habla de esto y de aquello y es hasta el minuto 9 con 40 segundos en el que vira y se refiere a la muerte de Alejandra.

Señala que no quería tocar el tema por respeto a la familia de la víctima, que los medios lucraron con dolor ajeno, que se aprovecharon para atacarlo políticamente acusándolo de asesino.

“No se vale acusar de asesino a alguien, como a mi persona, y a mis colaboradores por un accidente de esa naturaleza… Este caso lo vamos a resolver respondiendo legalmente a las víctimas. No ocupamos que nos demanden para asumir la responsabilidad del Municipio como institución tiene, no de las personas, la institución”.

Él señala que ya no abordará el caso porque es un tema que le duele a mucha gente, que Él no quiere ser quien provoque ese dolor.

Aplausos.

Aplausos.

De los mismos. Los que vienen a apoyarlo. Aplausos.

 

PRIMERA RONDA

Entonces los diputados abren el frente. Es la primera ronda.

Aparece el morenista José Rosario Romero con cuestionamientos moderados. Karla Montero, la diputada sin partido, que insiste en que hay que llamar al Fiscal Juan José Ríos Estavillo, que es el que debe comparecer para que informe de esta muerte.

Adriana Zárate, de Morena, arrecia el tono: Pone el dedo en las direcciones y subdirecciones acéfalas en el Ayuntamiento. “Una de ellas es la subdirección de Drenaje Pluvial… esto ha traído como consecuencia la muerte de la joven Alejandra, por ello fue requerido”.

“Sí creo que es usted responsable directo, ya que de manera irresponsable no nombró a un jefe de esa área. Entonces no hubo quién recibiera esas denuncias y mucho menos quien fuera a darle mantenimiento (a la alcantarilla dañada)”.

Mario Rafael González, del PT, se enfoca a cuestiones de dinero sobre el drenaje pluvial.

Pedro Villegas Lobo, de Morena, sube el tono de la reunión: “En el reglamento de la administración municipal se comenta que le corresponde al Gerente Municipal de Obras y Servicios Públicos (Manuel Ochoa) a través del jefe de la Unidad de Drenaje Pluvial programar y coordinar actividades para la conservación y mantenimiento de colectores pluviales…”

Indica que si no se atendió es porque hubo negligencia que provocó el accidente de la joven.

Y ahí va Él a responder. A decir que no había razón para solicitar apoyo al Gobierno del Estado para reparar, que la zona donde falleció la menor no estaba considerada como de alto riesgo, que alguien rompió la alcantarilla para desfogar más rápido el agua de las inundaciones.

Estrada Ferreiro pasa rápido y sin mayores complicaciones la primera aduana de preguntas.

A un lado del alcalde, Graciela Domínguez Nava, líder de Morena en el Congreso, no dice nada. No opina, no pregunta. Tampoco lo hacen Francisca Abelló, Marco Zazueta, Flor Emilia Guerra, Torres Navarro, Horacio Lora, Cecilia Covarrubias, Florentino Vizcarra…

Ninguno de ellos tomará  la palabra para formular algún cuestionamiento.

Flora Isela Miranda, de Morena, habla porque es la moderadora.

SEGUNDA RONDA: ARROGANCIA SEÑALADA

En la segunda ronda de preguntas detona la reunión.

El panista Jorge Villalobos señala:

“Lo que verdaderamente lastima es la actitud de arrogancia, de desprecio a las instituciones, a los medios de comunicación, a quienes no compartimos una visión. La gente eligió para para dar soluciones no pretextos. Tampoco se vale seguir echándole la culpa a administraciones anteriores, que tal parece que ya se está haciendo costumbre”.

Pedro Villegas Lobo atiza:

“Como diputado es mi deber decirle que los ciudadanos de Culiacán están hartos de su actitud tan déspota, arrogante, prepotente y grosera… Su actitud no aporta a dar soluciones. Presente su renuncia porque a este paso los ciudadanos van a cocinar un juicio político contra usted y yo con todo gusto lo voy a arropar. Usted, y nos conocemos desde los inicios, no representa la Cuarta Transformación”.

Mientras Villegas Lobo habla se escuchan gritos: ¡Es falso!, ¡es falso! ¡Es falso!

¡Presidente, presidente, presidente!

Mario Rafael González y Victoria Sánchez median y abogan a favor de Estrada Ferreiro. Pero Adriana Zárate vuelve a ser punzante:

“No le pido, le exijo que pida licencia… es una grosería para los que gobiernan”.

Y entonces aparecen los seguidores de Él. “Uuhh, uuuh, uuuuuh”.

Y ahí va Él. Otra vez, a responder. Jesús Estrada Ferreiro dice que no tienen subdirectores porque las eliminaron, que no está inventando puestos para darle chamba a nadie.

Aplausos.

“¡Bravo!”

Lo dejan continuar.

Que por qué “nos satanizan” si Calderón y Fox saquearon todo… “No dejaron nada”.

“Bravo”. Aplausos. Aplausos.

Que tiene servidores públicos capaces y preparados.

“Los resultados están a la vista y el pueblo lo está disfrutando porque hay eficiencia”.

Más aplausos.

Y habla de que seguirá siendo soberbio en lo referente a la aplicación de la ley.

Aplausos. Aplausos.

Y habla del apoyo al pueblo de Culiacán. Y ahí están, de nuevo, los aplausos. La ovación.

Y luego refiere algo sobre la educación y más aplausos.

“Soy una persona que no se pone un papel de soberbio… Sí les digo a ustedes y a los medios (de comunicación): yo no soy de los de antes, si a mí me atacan yo contesto…”

Son casi las 19:33. La reunión termina. Flora Isela Miranda dice que la muerte de Alejandra se debió a un lamentable accidente.

Y Él negará que haya llevado “acarreados”. Que los funcionarios estaban ahí por su gusto. Y luego todo será fotos, abrazos, palmadas, felicitaciones para él. Se harán filas para tomarse una selfie, una foto en conjunto.

Fotos y risas. Una especie de festejo por quién sabe qué…

Como en un mitin. Como en un informe de gobierno. Como en esas cosas de los gobiernos de siempre.

Y Él sigue ahí, en las mesas con paraguas del Congreso, volteando a las cámaras, a los celulares. Él, lampareado por los flashes.

Lo que algunos pensaron sería paredón o patíbulo acaba en casi fiesta.

Lo demás, que se lo lleve la corriente…

Ve la transmisión en vivo:


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: