103 años del Mercado Garmendia | ¿Lo recuerdas cómo era antes?

103 años del Mercado Garmendia | ¿Lo recuerdas cómo era antes?

Compartir:

El Mercado Garmendia fue una pieza clave en la cultura arquitectónica culichi. ¿Recuerdas cómo era antes?, ¿te tocó ver sus jardines y el lugar sin los puestos exteriores?

Construido en el periodo revolucionario, el Mercado Garmendia fue hecho en el lugar donde se encontraba un antiguo mercado el cual llevaba existiendo desde 1839, los planes para la elaboración de este comenzaron en 1908 con un préstamo de 100 mil pesos por parte de los empresarios ricos de la ciudad Francisco Andrade y Canto, Juan B. Scolari y A.T Krohn.

Los puestos del antiguo mercado fueron demolidos en 1909 pero no fue hasta 1910 cuando al fin se coloca la ‘primera piedra’, en acto conmemorativo por las fiestas del centenario.

Fue hasta 1918 cuando por fin se entrega un mercado terminado con una estructura hermosa, el cual contaba con jardines además.

Sin embargo, algunos mercaderes, consiguieron permisos para establecerse fuera del lugar, esto con la condición de que sus puestos no fueran estáticos y que los quitaran cuando el Ayuntamiento diera la orden y no tendrían derecho a exigir compensación alguna.

Fue así como los mercaderes ambulantes fueron ganando terreno en las afueras del mercado y comenzaron a establecerse de manera más formal, quitando poco a poco el esplendor arquitectónico del sitio.

“Hoy vemos los puestos que cubren la fachada del mercado y nos lamentamos; seguramente el ingeniero Molina también mostraría su disgusto ya que siempre pensó que el mercado debe tener espacios que permitieran apreciar su diseño”, Gilberto Molina, Francisco Padilla Beltran, el Mercado Garmendia, 1907.

Los autores del libro ‘El Mercado Garmendia‘, escriben en él, que de forma lastimosa no supimos apreciar la belleza de esta pieza arquitectónica única del noroeste del país.

“En 1918, la ciudad de Culiacán contaba ya con su mercado terminado; los culichis nos sentimos orgullosos y presumíamos de tener una obra esplendorosa, una construcción que por sus características arquitectónicas la hacen un edificio único en el noroeste del país”…

…”Pero para nuestra desgracia, esa majestuosidad se desdibujó no fuimos capaces de valorar el esfuerzo de aquellos que
supieron vencer tantos obstáculos para construir”.

Consulta el libro ‘El Mercado Garmendia’ aquí.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: