¿Cómo se consigue? | Cannabis en México: ilegal pero al alcance de un click

¿Cómo se consigue? | Cannabis en México: ilegal pero al alcance de un click

Compartir:

Aún sin que esta sea legal la hierba está prácticamente al alcance de cualquiera que la busque, ¿tú sabes de algun método para obtenerla?

En México la venta de Marihuana aún no es legal, a pesar de esto sigue siendo la droga más consumida en el país; su distribución y comercio son un negocio ilícito con décadas de historia, el cual, como cualquier negocio que prevalece, ha sabido adaptarse a los tiempos y a las nuevas condiciones de los mercados.

Actualmente los legisladores federales buscan legalizar la planta con fines médicos y lúdicos, como una medida para aprovechar el potencial que tiene para la salud, el potencial económico y, en menor medida, como una manera de restar fuerza o quitar uno de sus múltiples negocios a los cárteles del crimen organizado.

A pesar de esto, esta legalización y regulación sigue pendiente de ser discutida y aprobada por los legisladores federales.

Como una manera de mostrar los alcances y modos en que actualmente se distribuye la marihuana al menudeo, en ESPEJO nos dimos a la tarea de investigar y recopilar información acerca de cómo hacen los consumidores mexicanos para conseguir esta droga.

De las redes a la puerta de tu hogar

Por WhatsApp

Una de las maneras más cómodas según varios consumidores consultados, es el pedir la hierba a domicilio solicitándola a un dealer tan fácilmente como envíar un mensaje de WhatsApp, y que, posteriormente este acuda hasta el lugar acordado.

Muchos de estos dealers no tienen un horario fijo de venta, por lo que tarde o temprano e independientemente la hora, pueden contestar tu mensaje.

“Casi siempre se pasa el contacto entre conocidos, preguntando que si quién vende o donde lo pueden conseguir y ahí te dan la respuesta”, indicó un consumidor.

Algunos compradores explicaron que además de sólo mensajear para obtener el producto, muchas veces es el mismo dealer quien envía su catálogo y precios de los productos que tiene en existencia.

Un consumidor asentado en la Ciudad de México, nos comenta que además de manejar un catálogo completo de marihuana y otras drogas, algunos dealers te llevan la mercancía hasta la puerta de tu hogar caracterizados como personal de mensajería e incluso te entregan la marihuana como si se tratara de un paquete. Todo esto con el fin de no generar sospechas y burlar las posibles cámaras de seguridad que hay en muchos edificios de la CDMX.

A continuación reproducimos una parte de uno de estos catálogos a los que pudimos acceder:

Marihuana

  • Onza regular $400, $500
  • Moby Dick 150 gr ( 3000 onz)
  • OG 120 gr (2400 onz)
  • L.A confidential 100 gr (2000 onz)
  • White widow 70 gr (1200 onz)
  • Melón 60 gr (1000 onz)
  • Lemon 50 gr (900 onz )

Otras presentaciones

  • Wax $700 x gr
  • Hash $80 x gr
  • Kief $80 x gr

Derivados

  • Tinturas THC $300, gotero 25 ml
  • Aceite terapéutico de CBD $500, gotero 25 ml
  • Pomada canabica $300 (90gr)
  • Bálsamo labial $150 pz
  • Mantequilla THC $300 pz de 100 gr
  • Gomitas THC $300 orden de 100 gr

Cartuchos de concentrado

  • Rove Brand $2000
  • Brass Knuckes $1900
  • Abracadabra $ 1800
  • Exotic carts $1300

Instagram

El negocio de venta de marihuana también ha encontrado un buen canal de distribución en la red social Instagram. Un consumidor consultado nos cuenta que, una vez que te encontraste en una perfil allegado al tema, el mismo algoritmo es quien te recomienda más páginas similares.

«Ahora es muy fácil conseguir, antes era un pedote. Sabías quiénes eran los dealers o a dónde podías ir. Ahora tengo agregada raza que descaradamente sube una historia del producto con el precio… Todo es por Instagram, lo seguí ahí (al dealer) y ya le compramos y todo bien»…

«Después de eso por el algoritmo de Instagram me empezó a seguir más de una cuenta que se dedicaba a lo mismo y me empezaron a aparecer en perfiles sugeridos cuentas que se dedicaban a lo mismo”.

Aclaró que luego de que realizas la compra, todo se envía a través de paquetería; la ventaja de obtenerla a través de internet, añade, es la variedad de perfiles que te ofrecen diferentes promociones, calidad y variedad en el producto.

«La marihuana llega sellada al vacío», remata.

Facebook

Es en esta red social donde existen muchos grupos enfocados en la convivencia donde se intercambian ideas de usos de la marihuana, además de que muchas veces son en estos mismos o en páginas relacionadas con el tema, donde se promociona y se lleva a cabo la venta.

«Hay grupos en Facebook. Aquí por ejemplo, cuando me llegué a quedar sin el vato que me entregaba en bici porque lo metieron al bote, en uno de esos grupos encontré a mi dealer actual», señala una consumidora de Mazatlán.

Métodos tradicionales

Algunos consumidores entrevistados, por su parte aún no se han atrevido a brincar a la compra por internet y siguen aún acudiendo a ‘los puntos’, donde pueden adquirir no sólo marihuana sino un catálogo más variado de drogas.

Estos puntos, indicaron, no son difíciles de encontrar, ya que los mismos se encuentran en lugares medianamente públicos y en muchas ocasiones son las personas de las zonas en particular la que te otorgan las indicaciones para que puedas llegar.

“Pocas veces, pero si he ido a lugares donde venden Marihuana, donde hay varios tipos de Marihuana y es como una casa y también con dealers personales, que venden por su propia cuenta”.

En su testimonio, otro de los compradores aclaró que algunos puntos siempre están abiertos, por lo que puedes ir incluso por la madrugada, con el pequeño detalle que de vez en cuando el lugar para la compra se cambia para asegurar no ser descubiertos por las autoridades.

Obtención en otros países

Un mexicano que actualmente se encuentra viviendo en Inglaterra, habló de su experiencia para conseguir marihuana en aquel país. Este relata que allá obtener el contacto de un dealer es mucho más complicado que en México, esto ya que necesitan el permiso del mismo para pasar su número telefónico.

Debido a esto aseguró que es más sencillo salir a caminar entre las colonias de estudiantes y poner ‘cara de malilla’, al verte como buscando algo, añade, es casi garantía de que alguien se te acerque y te de una tarjeta de presentación con el número al cual marcar para comprar alguna droga.

“Si quieres conseguir por un amigo está más cabrón porque haz de cuenta que te piden verificación; ‘¿Quién es tu compa?, ¿Cómo se llama?, ¿Dónde vive?’, después de cierta hora te empiezan a decir: ‘Bueno, te llevamos pero tienes que comprar mínimo 50 libras”… La manera principal es de que vas caminando por esas colonias de estudiantes y te ven cara de malilla y llega la raza y te da tarjetas de negocios, te dan ‘bussines cards’ con un número y marcas ese número y ya”, explicó.

“Hay raza más buen pedo, que te da como un kit, te da un grinder, te da un encendedor y las canalas con la tarjeta”.

Señaló que en contraste a México, aquí después de las 12 de la noche ya te piden un mínimo de 80 libras, no importa qué droga estés comprando, sólo que compres una cantidad mayor a la establecida.

“Lo más caro que me ha tocado es después de las 12, tienes que consumir mínimo 80 libras para que te lleven, puede ser ketamina, cocaína, mota, lo que sea pero no puede ser menos de eso”, aclaró.

Legalización y el Instituto Mexicano del Cannabis

Mientras tanto, en México se siguen dando largas a la legalización de la planta; sin embargo ya existe un documento previo a lo que podría ser la Ley para la Regulación del Cannabis.

Este anteproyecto estipula la creación de un Instituto Mexicano del Cannabis el cual sería el órgano regulador y quien daría orden a todo lo relacionado con la producción, distribución, transformación, venta y consumo de la misma.

Este instituto otorgaría licencias a los consumidores y deberá también establecer los requisitos que deben cumplir cada una de las personas físicas y morales para obtener dichos permisos que deberán expedirse para cada uno de los usos del cannabis.

En la ley, se mencionan cuatro tipos diferentes de licencias:

  1. Cultivo: incluye la adquisición de semilla o plántula, la siembra, el cultivo, la cosecha y preparación del cannabis.
  2. Transformación: incluye la preparación, la transformación, la fabricación y la producción del cannabis.
  3. Venta: Incluye la distribución y la venta al público del cannabis psicoactivo, sus derivados y productos.
  4. Exportación o importación: Incluye la distribución y venta fuera del territorio nacional en los términos de las leyes, tratados y demás normatividad aplicable, las cuales deberán precisar el destino u origen del producto del cannabis, respectivamente.

Ante esto, se menciona que las licencias son excluyentes entre sí, por lo que el Instituto sólo podrá asignar un tipo de licencia por cada persona titular, por lo que las personas titulares no podrán tener más de un tipo de licencia.

Mientras tanto, una condición extra para la licencia de venta es que sólo podrá otorgarse hasta para tres puntos de venta en una misma entidad federativa, por cada persona titular de la misma.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: