El culto no oculto | La otra cara de la Muerte en Culiacán

El culto no oculto | La otra cara de la Muerte en Culiacán

Compartir:

 “La imagen de la Santísima Muerte se vende 150 veces más que una imagen de la Virgen de Guadalupe. Vendemos veladoras con su imagen y podemos vender 400 cajas al año mientras que de la Virgen de Guadalupe apenas llegamos a las 50”.

Sentada y vestida con una túnica negra y parece sonreír, porque la Santa da la impresión que siempre está contenta. De que nada ni nadie la aflige.

“Se ve hermosa”, dice un cliente en el interior de la tienda esotérica Runas, en el Centro de Culiacán.

Habla de la Santa Muerte. Se refiere a esa efigie de alrededor de 1.70 metros de altura, elaborada con resina, ‘emplayada’ y traída desde alguna parte del sur del país.

“No tocar”, dice en una hoja blanca con letras irregulares.

Y en tiendas como esta, a los incrédulos, más le vale hacer caso, seguir la regla. “No tocar”

Por su tamaño, la figura jala la vista de cualquiera. Está sobre la esquina, cerca de la entrada. Imposible no verla, impresionarse.

La encargada de la tienda asegura que solamente la tuvo unas horas en venta. Apenas la introdujo al local y la Santa salió. Es por eso que ya no está a la venta. La han apartado. Alguien ha desembolsado 14 mil 500 pesos por ella.

Y la Santa Muerte saldrá de la tienda rumbo a una capilla, allá por los rumbos de Alcoyonqui.

Afuera hay otras cinco imágenes: una negra con un mundo en la mano, otra tapizada con dólares y una más dorada, la que llama el dinero. Una roja y otra con guadaña dentro de una especie de ataúd.

Estas tienen un precio de 11 mil 500 pesos.

En Runas se venden imágenes de todos tamaños. La más pequeña mide 4 centímetros y vale 20 pesos. Y hay unas acompañadas con Malverde, sentadas, de pie, con alas, con ángeles, rodeada de búhos…

La creatividad del proveedor ha encontrado refugio en ella. Y parece no haber límite.

Adentro están las figuras más pequeñas: la Santa mitad muerte y mitad embarazada para aquellas mujeres que creen en ella y tienen problemas para embarazarse.

Está la de los siete poderes, siete colores: la del arcoíris, la amistad con Dios, para todas las necesidades.

La que lleva túnica roja es para pedir amor. La blanca purifica los hogares, a las personas. La negra representa la protección absoluta, que ahuyenta los males, da poder a los curanderos y potencia sexual…

La verde ayuda en asuntos legales, equilibrio familiar; la azul tiene que ver con los estudiantes; la morada da salud, facilita poderes sobrenaturales… No hay una regla fija, de pronto cada fiel le da el significado que quiere a cada color.

Y así. Cosas de esta fe que está aquí.

Aquí llegan sus devotos. Los fieles que la siguen. Son casi las 4 de la tarde y la tienda no se queda sola. Siempre hay clientes buscando un perfume, un collar, una imagen, un librito, las veladoras. Algo de la Santísima Muerte.

“La imagen de la Santísima Muerte se vende 150 veces más que una imagen de la Virgen de Guadalupe. Vendemos veladoras con su imagen y podemos vender 400 cajas al año y de la Virgen de Guadalupe 50”.

Esto es el culto ya no oculto.

Se venden colonias para baños, para habitaciones, para la casa. Hay líquidos que pueden usarse como loción, como perfume común; van con la imagen de ella y varían los colores. Cada color tiene un significado.

“Aquí en Culiacán ya hay muchas capillas. La gente que es seguidora de la Santa Muerte acude y deja sus ofrendas. Lo único que no hay es una iglesia como la Ciudad de México, pero las capillas son grandes. La gente la sigue, le pide, cree en ella”.

Según la encargada, la comercialización de la Santa Muerte tiene años.  Viene de 15 o 20 años atrás. “Pero no se exponía tanto. Estaba muy oculto. Expuesta, ¿qué será?, 11 años”.

Es esta imagen la que asusta a muchos. La que representa una “religión” no reconocida. Pero la Santa aquí está. En los cuellos de los chicos, en los altares de las casas, en las capillas que poco a poco brotan en las colonias, en los perfumes de las mujeres.

Aquí está y tal parece que no se irá.

 

 

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: