Zona chilanga | Diálogos intoxicados

Zona chilanga | Diálogos intoxicados

Compartir:

Llegar a un sitio y pedir un café, un tamal, un churro, una concha, un esquite, un helado, un raspado, una cerveza, un coctel, un vaso de agua…nunca había sido tan complicado.

Hola. Bueno días. Bienvenido. ¿Cómo te encuentras hoy?.

— Bien, gracias.

—¡Perfecto!, ¿qué te vamos a dar?

— Un americano.

—¿Expresso americano?

— Sí.

—¿Con extra shot?

— No, gracias.

—¿Alguna cremita, un saborizante, un topping?

— No, gracias.

— ¿Qué tamaño?

— Chico.

—Tenemos alto, grande y venti.

— Dame el más chico que tengas.

— Ok, quieres un alto.

— ¿?

—¿Algo para acompañar, un panecillo, un panini, un croissant, una galleta…?

— No, gracias.

—¿Para aquí o para llevar?

— Para llevar.

¿Algo más?

— No, sólo mi café.

—¿Tienes tarjeta de cliente frecuente?

— No.

¿Quisieras una el día de hoy?, la tenemos con tres puntos de regalo.

— No, gracias.

—Te cobro: son 37.50, ¿quisieras redondear para los perritos abandonados de tu barrio?

—No.

—¿Tu nombre?

—María.

—Gracias, María. Mi compañera en barra te llamará en un momento para entregarte tu café expresso americano alto. “Que tengas una excelente día y recuerda que en café Easy la satisfacción de nuestros clientes es lo más importante…”

Segundos más tarde….

 —¡ María¡ Café alto-regular-espresso-americano-para-llevar está listo en barra.

—¡ Gracias!

— Aquí tienes. Te esperamos pronto.

—Lo dudo mucho, gracias

………….

Hola, don Chuy. Hola, seño, ¿cómo ha estado? Bien, gracias. Me da un tamal oaxaqueño, por favor. Claro, se lo damos con crema, mermelada, baño de frijol, guacamole, quesito, salsa roja o verde, ¿o lo quiere con todo? ¿Y de dónde sacó ese invento?, si nomás quiero mi tamal de siempre. Ay oiga, si no nos modernizamos no vendemos. El de los churros se puso listo y vea la de gente que tiene; hace tiempo los vende rellenos. Empezó con cajeta y leche Nestlé, ahora ya tiene de crema, envinados y no sé con cuántas cosas más. La verdad están bien buenos. ¿No los ha probado? No, don Chuy, creo que ya me perdí. Me despedí del tamalero y recordé la vez que fui a casa de mi amiga y me ofreció una cerveza: “Te la voy a preparar con chilito, chamoy, salsa de soya, limón, camarones y unos cacahuatitos. ¡Te va a encantar!”

Si somos lo que comemos creo que estamos, sabrosamente, a punto de un coma diabético.

Comentarios: [email protected]


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: