Presa Santa María | Constructora ICA se embolsa 300 mil pesos diarios sin mover una sola máquina

Presa Santa María | Constructora ICA se embolsa 300 mil pesos diarios sin mover una sola máquina

Compartir:

“Con la presa Picachos ya pasó un caso similar. El gobierno fue un costal sin fondo porque estuvieron pagando, pagando, indemnizando, indemnizando y fue un cuento de nunca acabar. No queremos que eso pase en el Rosario”.

Aun sin mover una sola máquina ni quemar un solo litro de diesel a causa de un amparo interpuesto por comuneros, los trabajos de construcción de la presa Santa María cuestan al gobierno alrededor de 300 mil pesos diarios.

De acuerdo al diputado Édgar Augusto González Zataráin, la empresa constructora ICA lleva cerca 30 millones de pesos ganados legalmente de esa forma, desde que el pasado 19 de agosto los comuneros de la comunidad Santa María, ubicada en las inmediaciones de la presa, se inconformaron por incumplimiento a su pliego petitorio.

“Hasta el momento le está costando al gobierno federal un promedio de 300 mil pesos diarios, por tener la maquinaria parada. ICA está cobrando, acumula poco más de 30 millones de pesos… tirados a la basura porque finalmente es recurso que no se aplicó pero se tiene que pagar a la constructora”.

El legislador local dijo que son 30 comuneros aproximadamente los que reclaman falta de pagos, aunque después de sostener una reunión con autoridades del Gobierno de Sinaloa acordaron que 119 millones de pesos etiquetados para la construcción de un poblado nuevo sean destinados para indemnizaciones.

Añadió que este primer acuerdo podría destrabar la problemática y poder invertir los 500 millones de pesos apartados para 2019; además de los más de mil millones de pesos que llegarán en el presupuesto federal para el 2020.

Este miércoles, representantes del Congreso del Estado, del Gobierno de Sinaloa y comuneros volverán a reunirse y será clave para saber si se destraban los amparos interpuestos en busca de continuar las obras; en tanto, ICA mantiene detenidas cerca de 120 máquinas en las cercanías del proyecto.

HISTORIA DE TRABAS

La historia de la construcción de la presa Santa María ha ido de traba en traba. En 2013 se firmaron los convenios para el inicio de la obra. Pero poco tiempo después se detuvo por falta de recursos. “Insuficiencia presupuestal”, se dijo en su momento. Así duró más años.

El gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador le asignó 500 millones de pesos para reiniciar trabajos. La obra reinició en agosto pasado, sin embargo, comuneros inconformes interpusieron un amparo en los juzgados federales y se frenó de nuevo la construcción de la presa.

Así lleva cuatro meses… El problema es el pago de las propiedades de los comuneros.

PAGOS Y COMPROMISOS

“Se han venido haciendo pagos. Ya se pagaron los bienes distintos a la tierra (viviendas, frutales); lo que tiene que ver con las propiedades de hectáreas que tiene cada comunero está en un proceso del decreto expropiatorio”, dijo González Zataráin.

Añadió que el desarrollo del nuevo poblado es responsabilidad del Gobierno del Estado y que para el presupuesto del próximo año es seguro que le volverán a asignar recursos y tendrá que cumplir con esa parte.

El legislador local dijo que el tema se ha politizado porque gente ajena al proyecto le ha metido ruido a los comuneros diciéndoles que sus propiedades valen más, lo cual está entorpeciendo un anhelo de más 50 años del sur de Sinaloa.

“Con la presa Picachos ya pasó un caso similar. El gobierno fue un costal sin fondo porque estuvieron pagando, pagando, indemnizando, indemnizando y fue un cuento de nunca acabar. No queremos que eso pase en el Rosario”.

EL PROYECTO

La presa Santa María podría beneficiar a 24 mil hectáreas en los municipios de Rosario y Escuinapa y es impulsada por el Comité Baluarte – Presidio.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: