El recordito | Bad Bunny, creación digital

El recordito | Bad Bunny, creación digital

Echando la plática casual con mi bro por whatsapp me preguntó si Bad Bunny seguía haciendo canciones machistas. Esto me puso a reflexionar sobre sus letras e imagen. Dos telas unidas para formar una bandera multicolores compleja de definir. Ante una respuesta vaga, la cual desarrollaré a continuación, me dice “¿ves? Bad Bunny es una creación digital”.

Y no es  difícil de imaginar, su música, en su mayoría computarizada, su voz mojada en autotune y una imagen que, encarrilada a empatizar con la comunidad de las redes, logra tamaño de una cobija San Marcos para ocultar o tergiversar su discurso.

Algo que me gusta de Benito Martínez es que en cierto modo “innova”. Creo que ese es uno de los factores por los cuales recae su éxito.

Es etiquetado como un artista trap, sin embargo, los productores que están detrás lo han mixeado como plastilina: a su manera. Si bien el género que más predomina es el urbano como reguetón, dembow, trap; también explora otros sonidos muy ochenta como lo hace en “Otra noche en Miami”; o hasta el norteño con “Soy Diablo” y el bolero en “Flor” colaborando con Los Rivera Destino. Sus infinitas colaboraciones con artistas contemporáneos como Drake, Natanael Cano, Enanito Verdes y J. Balvín, con el que juega una especie de dupla Lennon-McCartney, lo catapultan como un artista pop; por ello que se ve un meme donde Michael Jackson le pasa la corona al artista pueltoliqueño.

Otra cosa que llamó mi atención antes de haber escuchado a BB, fue que había trabajado su imagen en romper estereotipos de géneros al arreglarse las uñas. Este acto fue revolucionario, un wey con canciones muchas veces catalogada como misóginas, canta y recibe premios con uñas. Así empieza este personaje paradójico a tomar más presencia en el mundo. Este ying y yang me lleva a reflexionar en cuál es discurso que quiere transmitir al público.

¿Qué pesa más, las letras o lo visual?

La música es flexible, es una canal de comunicación libre, ante cualquier ideología, el ritmo hipnotiza los reflejos del cuerpo para guiarlo al movimiento. Por ello es una manifestación del ser liberado, un acto de desprendimiento que no lleva un mensaje intencionado como tal. Sin embargo, sí hay que tener cuidado con lo que dices y lo que muestras, ya que como el meme, compartes es una postura hasta política, es un canal abierto a interpretaciones.

Es bien sabido que la mayoría de la lírica del género urbano engloba el pasarla bien, perrear, el desamor, entre otros temas. El perreo es baile y el baile es una forma de empoderamiento. Pero hay letras donde los modelos de comportamiento llegan ser guías de vida para los que las escuchan y con los cuales de alguna u otra manera la audiencia se identifican, o quizá no, pero tienen un impacto en estos. Por ejemplo algunos fragmentos de su último álbum x100pre (2018):

Ey, el perreo es su profesión
Siempre puesta pa’ la misión
-Callaíta

Aquí Bad Bunny crea un estereotipo de las mujeres que son tímidas o calladas, y que en otro contexto son un despapaye, pero ¿el perreo es su profesión? entiendo la metáfora, de que es buena en el perreo, pero ¿cuál es la misión? ¿sabe en verdad lo que quiere ese personaje tímido y lo que busca por medio de su verdadera profesión?

Puede ser que yo bien loco me di un beso, eh
-Tenemos que hablar

La voz que canta está cansada de continuos conflictos por los que atraviesa con su pareja. Demuestra algún modo la honestidad y la posibilidad de un beso infiel lo cual normaliza ese tipo de situaciones. Y todavía se queja.


Hoy es noche ‘e maldad y me voy a divertir
A tu amiga la acabo ‘e partir
-Ni bien ni mal

Esta canción muestra un tono resentido, y por ello de venganza; las líneas se comunican por sí solas.

Y con estas putas no me gusta compartir la frisa
-Otra Noche en Miami

Ahora me paso en el putero, yeh
-Si estuviéramos juntos

En estas dos canciones optan por pasar sus noches solitarias en un prostíbulo o acompañado de call girls cosificando el cuerpo femenino; no digo que comparta una idea moralista, sino que, a través del dinero, generaliza a sus chicas como interesadas, ya que si lo dejan estas lo extrañarán porque ya no tendrán acceso a sus lujos, como lo menciona en la canción “Ni bien Ni mal” o en “Otra Noche en Miami”.

La otra cara de la moneda la presenta a través de su estilo, como ya se mencionó rompiendo paradigmas de género al ponerse uñas largas y su moda. También en el video de su sencillo “Solo de mí”, donde expone abiertamente la violencia de género. Un video lyric donde la protagonista es una mujer (Dua Lipa) la cual lipsyncnea la canción, y cuyos subtítulos se adaptan al género femenino, “no me vuelvas a decir bebé, yo no soy tuya, yo soy solo de mí”. En cada golpe de la canción, ella recibe uno, tapando su rostro para luego mostrarse con moretes, incluso hasta con sangre, un video parecido al de “Stitches” de Shawn Mendes. Después todo explota en una fiesta dentro de un antro para cambiarle el ambiente y darle un giro al tema de violencia. Con este tipo de manifestaciones logra conectar con la gente:

Sari BangthanHace 4 meses

No sé qué pasó, pero este vato evolucionó y me gusta xD

4,8 mil (me gusta)

 

Lisbeth NajeraHace 4 meses

Les juro que había escuchado la canción mil veces, incluso me se toda la letra; pero hasta hoy le puse cuidado al vídeo y tío este ha sido el mejor que ha hecho el conejo.

838 (me gusta)

Tenemos a un artista “equilibrado” cuyos mensajes discursivamente pueden ser tergiversados a como uno los quiera interpretar, pero si se complementan con carga visual, adquieren otro tipo de discurso. Lo positivo es que vemos a niños pequeños queriendo pintarse las uñas como él, y transmite un mensaje contundente contra la violencia de género, que es muy común en el mundo.

Pero esta representación visual podrá pesar contra lo que canta en sus canciones; ¿a la audiencia le importa lo que dicen las letras?

Estamos en el siglo XXI donde la carga mediática está en todos lados, el ojo de hoy se educa para ver, pero no a observar con atención el qué hay detrás de todo ello. Mientras tanto, váyanse todos al carajo, ya me voy al putero a bellaquear. Yeh!

 

Arnulfo Valdez Oleta. Músico, poeta y consultor político.
[email protected]
IG: @arburritodemachaca
Himenmag.com


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]