Con la salud mental de las niñas y niños no se juega

Con la salud mental de las niñas y niños no se juega

Con la salud mental de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes no se juega, no son una enfermedad que pueda curarse sola, sino que puede escalar a un grado mayor que pueda afectar con su vida o la de los demás.

La Secretaría de Salud de Sinaloa establece que el 20 por ciento de los menores de edad padecen trastornos mentales o son víctimas de violencia física o sexual, los cuales se manifiestan a lo largo de su vida.

De hecho, datos de la Secretaría establecen que uno de cada cuatro familias, al menos uno de sus miembros  puede sufrir un trastorno mental o del comportamiento, lo que podría llevarle al suicidio, que está entre las tres primeras causas mundiales de muerte en personas de 15 a 44 años.

Apenas un par de semanas se dio a conocer el caso de un niño que tomó dos armas de su casa y atacó a su maestra y sus compañeros en Coahuila. El caso conmovió por distintas razones y obligó a ampliar la discusión sobre la salud mental.

Pero no fue todo, también causó psicosis social y se soltó una serie de alarmas en el País, y una de ellas fue aquí, en Sinaloa, con el caso de un estudiante de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

El joven, pertenece al bachillerato, difundió un video en el que hacía referencia a una situación violenta, por lo que fue denunciado ante las autoridades que hicieron un operativo en el plantel.

Al mismo tiempo la Universidad contactó con el joven y su familia, acordando que debía darse tratamiento urgente, y que en ese tiempo estaría suspendido de las actividades escolares, con la condición de poder volver al comprobar que está siendo atendido.

¿Pero qué lleva a las niñas, niños, adolescentes y jóvenes a causar alertas?, María de los Ángeles Vizcarra Rojas, Psicóloga Clínica Infantil adscrita al Hospital Pediátrico de Sinaloa, explica que se debe a distintos factores denominados “malestares psicológicos”.

“A estos indicadores de alerta se les llama malestar psicológico, y eso es la pauta de todo”, explica.

“Los malestares psicológicos son los cambios de conducta en el estado de ánimo que tiene cualquier niño, cualquier joven y adolescente sobre alguna situación que lo abrume”.

Esos malestares psicológicos se pueden detectar observando cambios de conducta, como que las niñas, niños, adolescentes y jóvenes se muestren irritables de una forma drástica, también estados de ánimo de tristeza, depresivos o de mucha sensibilidad.

Cuando existen esos malestares psicológicos, es necesario tratar de detectar esas actitudes y no dejarlos pasar, porque estos no son enfermedades virales que se pueden quitar tomando medicamento o reposando. No. Se necesita atención.

“Si se deja pasar, ese malestar psicológico se va a ir intensificando, hasta que ya se convierte en un transtorno de la salud mental”, dice.

“Yo no voy a estar deprimida de un minuto a otro. Voy a estar triste, voy a estar como desmotivada, voy a estar cansada, esos son parte de los síntomas de ese malestar psicológico, pero como no me trato, como no tengo ese recurso para afrontar esa situación, porque nadie me apoya, nadie me escucha, nadie me comprende, nadie me da la mano, ese estado de tristeza, ese malestar se va a intensificar hasta que ya el cuadro sea una depresión, todo empieza con un malestar psicológico”.

¿Cómo detectar malestares psicológicos?

Las niñas, niños, adolescentes y jóvenes pueden mostrar las siguientes conductas que son necesarias a observar:

  • Irritabilidad repentina
  • Tristeza constante
  • Estados de ánimo depresivos
  • Alta sensibilidad sobre distintos temas 

¿Pero cómo tratar de ayudar a una persona que tiene malestares psicológicos?, Vizcarra Rojas explica que debe tomarse en cuenta que lo más importante es tratar de ser empático con lo que está sucediendo.

La mayoría de las ocasiones, menciona, se busca minimizar lo que sucede y no se da la importancia a un problema que puede escalar.

“Primero debemos ser comprensivos, debemos ser empáticos para poder acercarme sin juzgar, para poder acercarme sin que el otro se sienta afectado por mí, porque si yo me acerco con una crítica, si yo me acerco con un juicio moral, el otro va a tener resistencia y va a pensar que no se le quiere ayudar, va a pensar que solo se le quiere criticar”, dice.

Pero no solo es ser empático, también se debe comprender que eso llevará a una posible puerta de confianza, en la que la persona con malestares psicológicos pueda expresar sus problemas y así, de forma inmediata, llevarla con un profesional.

En Sinaloa hay distintas instituciones públicas que trabajan la salud mental, como el Hospital Psiquiátrico, los Centros Integrales de la Salud Mental (CISAME), los Hospitales Generales, el Hospital Pediátrico.

¿Cómo ayudar a una persona que tiene malestares psicológicos?

  • Ser empáticos con la persona
  • No juzgar ni criticar
  • Al ser empático se abre una puerta de interés
  • Buscar ayuda profesional
FOTO: César Hernández.

¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]