El turismo en Sinaloa: Retos y perspectivas| El análisis económico de Rafael Figueroa Elenes

El turismo en Sinaloa: Retos y perspectivas| El análisis económico de Rafael Figueroa Elenes

La situación para Sinaloa en general y para Mazatlán en particular ha mejorado en el sector turístico en los últimos años, en buena parte debido a la puesta en operación de la carretera Mazatlán-Matamoros, pero sin duda también por decisiones acertadas que el Gobierno Estatal y los gobiernos locales han tomado en los años recientes.

El turismo constituye uno de los sectores económicos más importantes y dinámicos a nivel global, estimándose que contribuye con el 10 por ciento del PIB mundial. Sus contribuciones al crecimiento y el desarrollo económico están ligadas a los niveles de inversión que aporta, a su participación en el empleo, a la captación de divisas y a su contribución al desarrollo regional. En México, el turismo aporta alrededor del 9 por ciento del PIB nacional y constituye una de las principales fuentes de divisas para el país.

En los últimos 10 años, el número de turistas a nivel mundial ha crecido a una tasa promedio anual de 4.4 por ciento y se estima que en 2019 se movilizaron por el mundo alrededor de 1463.75 millones de turistas, de los cuales la mayor parte fueron de Europa (51%), Asia y el Pacifico (24.6%) y, América (15.5%). También en 2019, estos turistas generaron ingresos por 1511.7 millones de dólares y la tasa de crecimiento de estos ingresos en los últimos 10 años, se estima ha sido de 4.4 promedio por año. Los principales destinos en el mundo siguen siendo Francia, España y Estados Unidos, mientras que México, con 41.4 millones de visitantes en 2018, se ubica en la posición 7 de esta lista.

Para el periodo enero-noviembre del año pasado (2019), la Secretaria de Turismo del Gobierno Federal, estima que la llegada de turistas internacionales a México fue de 40.3 millones, superior en 3.2 millones de turistas al ob­servado en el periodo enero-noviembre de 2018 y equivalente a un incremento del 8.7 por ciento. Considera también que, en el periodo, el ingreso de divisas por concepto de viajeros internacionales ascendió a 22 mil 82 millones de dóla­res, lo que representó un incremento de 10.0 por ciento con respecto al mismo lapso de 2018. Por origen de los visitantes, se destaca que la mayor parte son de Estados Unidos (55.2%), Europa (12.6%) y Canadá (11.7%).

En México, en el 2018, el número total de turistas fue de 91.1 millones, teniendo como destino principal la Ciudad de México (12.7%), Cancún (9.3%) y Acapulco (7.2%). En esta lista, Mazatlán ocupa la posición 8 con 2.7 millones de visitantes, Culiacán el puesto 28 con 777 mil 961 turistas y Los Mochis, con 389 mil 986, se encuentra en la posición 56.

Para Sinaloa la relevancia de las actividades turísticas para la economía en su conjunto, se infiere a partir de la participación del número de empresas turísticas con respecto al total en la entidad, por la participación del turismo en la ocupación total y por la participación del Valor Agregado Censal Bruto (VACB) de las actividades turísticas, en el VACB total de la entidad. De acuerdo con los datos de los Censos Económicos de 2014 (los últimos se realizaron en 2019 y apenas se conocen resultados preliminares), en Sinaloa las unidades económicas dedicadas al turismo representan el 11.2 del total de las unidades económicas (en Quintana Roo y Baja California Sur, representan el 23.1 y el 19.2 por ciento, respectivamente), el personal ocupado en actividades turísticas representa el 14.8 de la ocupación total en la entidad (Quintana Roo 44.7% y BCS 30.5%) y el VACB turístico representa el 12.9 del VACB de Sinaloa (Quintana Roo 44.2% y BCS 28.8%). 

Algunos indicadores que ponen en evidencia el nivel de competitividad de nuestra entidad en materia turística, tienen que ver, por ejemplo, con que Sinaloa se encuentra en el top 10 en cuanto a la llegada de turistas nacionales y extranjeros, en la posición 9 en el caso del turismo nacional en una lista que lideran la CDMX y Guerrero y en el puesto 6 en cuanto al turismo extranjero en una relación que encabezan Quintana Roo y la CDMX. Algunos indicadores en los que la entidad todavía puede y debe mejorar se refieren al número de establecimientos para el turismo, en el que por ahora ocupa la posición 25 y, en el número de cuartos disponibles, en donde se ubica en el puesto 16. Puede mejorarse también en otros indicadores relacionados con el turismo como es el número de bares (7 por cada 100 mil habitantes ocupando la posición 16), el número de discotecas (1 por cada 100 mil habitantes ubicándose en el puesto 16) y el número de cafeterías (12 por cada 100 mil habitantes, en la posición 10).

Pero en Sinaloa sin duda la mayor participación en las actividades turísticas la tiene la región sur y en particular Mazatlán. Se estima que Mazatlán concentra cerca del 80 por ciento de las actividades turísticas de la entidad y representa todavía  un gran potencial turístico para Sinaloa, por todo aquello que aún no se ha aprovechado. 

La Secretaría de Turismo del Gobierno Federal, identifica en el país 70 centros turísticos, incluyendo ciudades y centros de playa. Estos últimos los agrupa en Centros Integralmente Planeados (CIP), corredores turísticos, otros centros de playa y centros de playa tradicionales, de los cuales forma parte Mazatlán, junto a Acapulco, Cozumel, la Paz, Manzanillo, Puerto Vallarta y Veracruz. Se consideran CIP a la Bahía de Huatulco, Los Cabos, Cancún, Ixtapa y Loreto.

La Secretaría de Turismo del Gobierno Federal, identifica en el país 70 centros turísticos, incluyendo ciudades y centros de playa. Estos últimos los agrupa en Centros Integralmente Planeados (CIP), corredores turísticos, otros centros de playa y centros de playa tradicionales, de los cuales forma parte Mazatlán, junto a Acapulco, Cozumel, la Paz, Manzanillo, Puerto Vallarta y Veracruz. Se consideran CIP a la Bahía de Huatulco, Los Cabos, Cancún, Ixtapa y Loreto. Los corredores turísticos son tres; Los Cabos, formado por Cabo San Lucas, Los Cabos, San José del Cabo y los centros del corredor; La Riviera Maya, formado por Akumal, Playa del Carmen y Playacar y; la Riviera Nayarit, formada por la propia Riviera y Nuevo Vallarta.

En 2018, sin considerar los corredores turísticos (cada centro de playa se considera de manera individual), Mazatlán con la llegada de 1.85 millones de turistas nacionales ocupa, para esta categoría, la posición 4 en el conjunto de centros de playa. Cuando se consideran los corredores turísticos, Mazatlán mantiene la misma posición, dado que los corredores atraen fundamentalmente turistas extranjeros. Debe señalarse, sin embargo, que los visitantes nacionales de los centros de playa líderes, Acapulco y Veracruz, superan con mucho los que visitan Mazatlán, ya que los que visitan Acapulco representan 3 y medio veces los que visitan Mazatlán y los que visitan Veracruz, 1.5 veces.   

En cuanto a la llegada de turistas extranjeros, Mazatlán con 857 mil 482 ocupa también la posición 4, independiente de que se consideren o no los corredores turísticos. Lo que cambia es quien encabeza la lista en cada caso, ya que sin considerar corredores turísticos, los líderes son Cancún, Riviera Maya y Playa del Carmen, mientras que al considerar los corredores turísticos, las primeras posiciones son para Cancún, Riviera Maya y Los Cabos. En este caso, la distancia con respecto a los líderes es más grande, ya que el número de visitantes extranjeros de Cancún supera en 7 veces a los que optan por Mazatlán, mientras que los que visitan la Riviera Maya superan a Mazatlán en 5.5 veces. En el caso de Los Cabos, sus visitantes extranjeros son más del doble de los que visitan Mazatlán. Las distancias se amplían, entre otras razones, por la falta de un corredor turístico y la limitante de habitaciones disponibles de calidad, ya que las que existen en la Riviera Maya superan en casi nueve veces a la cantidad existente en Mazatlán, Cancún lo supera 6 veces y, Los Cabos, multiplican las de Mazatlán por cuatro. 

Sin embargo las cifras más recientes evidencian una mayor dinámica para las actividades turísticas en beneficio de la economía sinaloense en su conjunto. Por ejemplo, en 2019, Mazatlán se ubicó en la posición 7 en cuanto a turistas recibidos en cruceros, pero con la mayor dinámica de crecimiento en el último año (49.2%). De igual manera, aunque apenas el 1 por ciento de los extranjeros que llegan vía aérea como turistas a un centro de playa mexicano tiene como destino Mazatlán (el 67% llega a Cancún, el 15% a Los Cabos y el 13% a Puerto Vallarta), en el último año, ocupa la segunda mejor posición en cuanto a dinámica de crecimiento en este renglón con 4.3 por ciento.

Alienta saber también que aunque se presentó una caída en el número de los turistas nacionales que Mazatlán recibió en el 2017 y 2018, en general el número de turistas ha ido en aumento, incluso con una recuperación extraordinaria en los turistas nacionales en el 2019 y una todavía más extraordinaria entre el 2017 y el 2016 para el caso del turismo extranjero (144.4%). Como resultado de ello, en 2019 hubo para Mazatlán un total de 3.3 millones de turistas (22% más que en 2018), 2.41 millones de turistas nacionales (30.2% más que en 2018) y 891 mil turistas extranjeros (4% más que en 2018).      

Como puede apreciarse, la situación para Sinaloa en general y para Mazatlán en particular ha mejorado en el sector  turístico en los últimos años, en buena parte debido a la puesta en operación de la carretera Mazatlán-Matamoros, pero sin duda también por decisiones acertadas que el Gobierno Estatal y los gobiernos locales han tomado en los años recientes. Pero como hemos hecho notar, los rezagos, retos y desafíos en materia turística son muchos todavía, por lo que solo queda trabajar para alcanzar tres objetivos: aprovechar estas oportunidades plenamente y conseguir que la actividad se desarrolle en condiciones de un crecimiento sostenido; que para fortalecer la actividad se diseñen estrategias de largo plazo que no permitan, bajo ninguna circunstancia, retroceder o abandonar en lo que se ha avanzado y; crear las condiciones para que esta bonanza alcance al mayor número de pobladores del municipio de Mazatlán y a los de los municipios vecinos, mediante el impulso de las formas tradicionales de hacer turismo, pero emprendiendo e impulsando también estrategias de turismo alternativo.  

El Dr. Jorge Rafael Figueroa Elenes es economista, coordinador general del CEDEL, exdirector de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la UAS y actualmente se desempeña como profesor e investigador de la UAdeO.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]