La crisis hecha pánico por el Coronavirus

La crisis hecha pánico por el Coronavirus

‘La muerte viene por el aire’, dijo un empleado de Walmart, mientras surtía, por tercera vez, el estante de desinfectante y recordaba que hoy, por primera vez, se acaba el producto desde bodega.

Esta es la tercera vez que surten el estante de desinfectante en el supermercado. Minutos antes se completó la de cloro y en la farmacia dicen que ya se acabaron todos los paquetes de cubrebocas. Es la crisis hecha pánico por el Coronavirus en Culiacán.

Circulan videos dignos de una película sobre zombis. Son filas largas de mujeres y hombres en cajas registradoras comprando artículos de limpieza. En otros videos tomados por empleados de tiendas se ve cómo vacían una tarima con desinfectantes.

Compras de pánico por coronavirus en Culiacán. FOTO: Marcos Vizcarra/Revista ESPEJO.

“Hay para todos, hay para todos..”dice el empleado.

“¿Y si quiero cloro?, ¿o tampoco hay?”, le responde una mujer.

Son compras de pánico por todo Culiacán. Las farmacias tienen letreros anunciando que no ya no hay cubrebocas ni gel antibacterial. Rememora a 2009, cuando ocurrió la pandemia del virus H1N1.

Compras de pánico por coronavirus en Culiacán. FOTO: Marcos Vizcarra/Revista ESPEJO.

Ahora el tema es distinto, es por un caso confirmado de Coronavirus confirmado en Culiacán.

Se trata de un paciente que fue aislado junto a su acompañante en un hotel, donde son atendidos por personal de la Secretaría de Salud de Sinaloa.

“Está Cofepris cuidando las medidas sanitarias también, la vigilancia de ductos. Tienen sistemas de ventilación individuales, no hay riesgo en ese sentido”, aseguró Efrén Encinas Torres, Secretario de Salud en Sinaloa.

Esos pacientes llegaron el jueves desde la ciudad de Guadalajara, en un vuelo que arribó a las 14:00 horas, tiempo del Pacífico.

Junto a ellos, hay decenas de personas que bajaron del avión, quienes aún no han sido localizadas por las autoridades de Salud.

Este caso está relacionado con el del paciente detectado en Ciudad de México. Ambos estuvieron en Italia, para un congreso por asuntos laborales.

Apenas se anunció ese caso y residentes del hotel donde se instaló un cerco sanitario comenzaron a abandonarlo.

Compras de pánico por coronavirus en Culiacán. FOTO: Marcos Vizcarra/Revista ESPEJO.

“Mejor nos vamos, no vaya a ser que estemos en peligro”, dijo un huésped que subía sus maletas a una camioneta.

El personal del hotel, por orden de gerencia, comenzó a usar tapabocas y guantes. También les prohibieron hablar con la prensa.

La conversación en Culiacán cambió de un día para otro. Apenas había pasado una balacera frente a una escuela que paralizó al menos a cuatro colonias, se había dictado sentencia contra el primer implicado por el caso de Javier Valdez y ahora todo gira en torno al Coronavirus.

La Secretaría de Salud llamó a evitar el pánico, pero ya era tarde. En la ciudad hasta el tráfico vehicular disminuyó.

La muerte viene por el aire’, dijo un empleado de Walmart, mientras surtía los estantes de desinfectante. En esa tienda tampoco hay cubrebocas y los frascos de vitamina C estaban escaseando. El Coronavirus llegó a Culiacán.

Compras de pánico por coronavirus en Culiacán. FOTO: Marcos Vizcarra/Revista ESPEJO.

Lee más:


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]