Política

Hospitales APP, crece la sospecha

Las compañías Promotora y Desarrolladora Mexicana de Infraestructura, S.A de C.V. y Constructora y Edificadora GIA+A, a las cuales el gobierno de Mario López Valdez les asignó la construcción de los hospitales generales de Culiacán y Mazatlán, son las mismas a las que el Gobierno federal les canceló la obra del tren rápido México-Querétaro. Las dos compañías, más la […]

Las compañías Promotora y Desarrolladora Mexicana de Infraestructura, S.A de C.V. y Constructora y Edificadora GIA+A, a las cuales el gobierno de Mario López Valdez les asignó la construcción de los hospitales generales de Culiacán y Mazatlán, son las mismas a las que el Gobierno federal les canceló la obra del tren rápido México-Querétaro.

Las dos compañías, más la Constructora Teya, perdieron la licitación del tren rápido. Teya pertenece a Grupo Higa, que edificó obras millonarias para el Estado de México cuando Enrique Peña Nieto fue su gobernador y también construyó la llamada “casa blanca” de Peña Nieto, una lujosa residencia en Lomas de Chapultepec, Ciudad de México, valuada en 7 millones de dólares.

Este escándalo le metió más ruido a la definición del dictamen con el que se otorgaría a dichas obras el 25% de los recursos provenientes de partidas federales destinadas a fortalecer a Sinaloa. Los diputados locales plantearon la posibilidad de que se suspendiera el proyecto de los hospitales vía contratos de asociación público privados, por tratarse de la misma empresa involucrada en el escándalo presidencial.

Sumado a esto, Antonio Vega Gaxiola, auditor superior del estado, dio a conocer ese mismo día que el Gobierno estatal ni siquiera había enviado las corridas financieras al Legislativo, debido a que no estaba definido si la propuesta de otorgar los recursos federales a un particular se aprobaba o no.

En reunión con el titular de la Auditoría Superior del Estado, algunos legisladores opinaron que debía quedar claro a quién se está beneficiando con la construcción de los hospitales, pues “si es para mejorar las expectativas del desarrollador nos veremos más mal”, dijeron.

A pesar de que el gobernador Mario López Valdez envió con carácter preferente la iniciativa de modificación a los decretos aprobados por la Sexagésima Legislatura, pasaron 4 meses desde que esta llegó al Congreso y al cierre de la presente edición, no había sido aprobada y la intención del voto se movía entre el sí y el no.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas