Seguridad

‘Se les pasó la mano’ a asesinos del joven Dimas Verdugo

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) reportó este viernes la captura de los dos responsables por la muerte del estudiante Dimas Humberto Verdugo Camacho, hijo del delegado de Vialidad y Transportes de Navolato, Dimas Humberto Verdugo Sauceda. Se trata de Gloria Elvira Velázquez Ontiveros, quien era compañera de clases del hoy occiso, y […]

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) reportó este viernes la captura de los dos responsables por la muerte del estudiante Dimas Humberto Verdugo Camacho, hijo del delegado de Vialidad y Transportes de Navolato, Dimas Humberto Verdugo Sauceda.

Se trata de Gloria Elvira Velázquez Ontiveros, quien era compañera de clases del hoy occiso, y Julián Ontiveros Obeso, de 31 años de edad y primo de esta, quienes lo privaron de la libertad el pasado viernes, luego de que Dimas se trasladara de Culiacán a Navolato al terminar sus clases en una preparatoria de la UAS.

La desaparición del joven fue reportada por su familia al día siguiente en la Agencia Especializada en el Delito de Desaparición Forzada de Navolato, así como por la sociedad a través de redes sociales.

 

La investigación

Según investigación de la fiscalía, Gloria Elvira y Dimas habían quedado de verse en un negocio en Navolato al finalizar las clases y fueron captados en dicho lugar de 14:35 a 14:55 horas de ese día y fue encontrado sin vida el pasado miércoles.

Posteriormente, los jóvenes se trasladaron a un domicilio en el que se encontraba Julián Ontiveros, quien no conocía personalmente a Dimas Humberto.

El procurador explicó que el plan de los primos era secuestrar a la víctima y pedir rescate, por lo que intentaron atarlo a una silla y amarrarle las manos con cinta canela para tomarle fotografías, pero debido a que el joven forcejeó para liberarse, los ahora detenidos lo golpearon con un tubo en la cabeza para que no se moviera, pero esto lo dejó sin vida.

Para ocultar el hecho, Gloria y Julián excavaron un hoyo en el patio de la casa y enterraron ahí a la víctima. Aunque nunca se especificó cuál fue la excusa con la que Verdugo Camacho fue a casa de sus captores, se explicó que no pudieron pedir el rescate luego del asesinato.

En el lugar de los hechos los investigadores encontraron un chip telefónico que contenía varias fotografías que le tomaron al joven aún con vida.

Por estos hechos, los primos podrían alcanzar una pena de 80 a 120 años en prisión debido a las reformas de la Ley General para la Prevención de Delitos en Materia de Secuestro.

En este momento se encuentran en calidad de detenidos, pero se espera que el juez en cualquier momento obsequie una orden de aprehensión para iniciar el proceso judicial.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas