Ciudadanía

Mujeres sinaloenses ganan espacios entre prejuicios y peligros

Las mujeres se empoderan en el hogar, empresa, servicio público y política A Rebeca Rojas trataron de hacerla desistir cuando obtuvo el empleo de chofer de un taxi, ocupación poco común en las mujeres. “Te van a asaltar y te van a hacer hasta lo que no te imaginas”, le dijo un taxista al ver invadido un campo laboral dominado por los hombres. Lejos […]

Las mujeres se empoderan en el hogar, empresa, servicio público y política

A Rebeca Rojas trataron de hacerla desistir cuando obtuvo el empleo de chofer de un taxi, ocupación poco común en las mujeres. “Te van a asaltar y te van a hacer hasta lo que no te imaginas”, le dijo un taxista al ver invadido un campo laboral dominado por los hombres. Lejos de intimidarse, tomó el trabajo y recorre Culiacán todos los días, de 6 de la mañana a 3 de la tarde. Ayuda al sustento de un hogar de seis miembros —incluyéndola a ella, su esposo y cuatro hijos— y dice que no se trata de pantalones ni faldas sino de abandonar el rol pasivo de ama de casa y tomar el de jefa de familia.

Viste pantalón de mezclilla, playera tipo polo y de vez en cuando utiliza cachucha para esconder un poco la feminidad en una ciudad donde domina la mentalidad de que la mujer es el sexo débil. En diciembre pasado la asaltaron dos veces. Pero a sus compañeros varones que operan la misma línea de taxis los atracan hasta dos veces por semana. Rebeca es una de las miles de mujeres sinaloenses que incursionan en actividades que se creían exclusivas para el género masculino. Otras son diputadas, funcionarias públicas, empresarias o jefas de empresas, desempeñan diversos oficios, desde policías hasta albañiles, e incluso algunas participan en el crimen organizado.

Puesta en entredicho la teoría de que hombría es sinónimo de éxito y de mayor mando, en Sinaloa son mujeres el 38% de la población económicamente activa, mientras que son propietarias o dirigen 4 de cada 10 empresas, ocupan 13 curules de un total de 40 en el Congreso del Estado y 45.9% de las regidurías de los 18 municipios. Dirigen dos de los principales partidos políticos (PRI, Martha Tamayo, y PRD, Claudia Morales); 3,170 están incorporadas
en las diferentes áreas del Gobierno estatal, 212 en el Poder Judicial y 91 en el Poder Legislativo.

La mayor participación en política de las mujeres se legitima en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales al establecer que es obligación de los partidos y coaliciones que no más del 60% de candidaturas de mayoría relativa y de representación proporcional sean de un mismo género. La cuota 40/60 se estipuló en 2012 en la Ley Electoral de Sinaloa.

De acuerdo con un diagnóstico elaborado por el organismo Mujeres Sinaloenses en Acción, la disparidad de género en cuanto al acceso a cargos de elección popular persiste en el estado y muestra de ello es que ninguna mujer, sexo que representa más del 50% del padrón electoral, ha ocupado puestos como la gubernatura, secretaría de Gobierno o Procuraduría de Justicia.

ellasMandan_cita

DE ARMAS TOMAR

Pero ese poder lo disputan también las mujeres en el ámbito delictivo, ganando espacios de nota roja pero con una participación marginal. Prueba de ello es que de la población en las cárceles sinaloenses representan el 5.6% contra el 94.4% de hombres.

La vinculación, por ejemplo en el tema del narcotráfico, es más de tipo emocional, señala el Diagnóstico 2014 de la Procuraduría General de la República sobre la mujer en actividades ilícitas, pero dándose casos en que directamente participan en tráfico de drogas, como el de Sandra Ávila, conocido como La reina del Pacífico, procesada y puesta en libertad recientemente por delincuencia organizada.

Reinas de belleza han caído en las garras del monstruo del narcotráfico. María Susana Flores Gámez, quien ganó los títulos de los certámenes de belleza Mujer Sinaloa y Mujer Oriental 2012, murió en noviembre del mismo año durante un enfrentamiento a balazos que soldados sostuvieron en Mocorito contra civiles armados. El reporte militar aseguró que esta mujer era sicaria del narco.

La Procuraduría de Justicia registra, sin esclarecer, el hecho sucedido a inicios de julio de 2013 en el cual Karla Contreras, de 19 años de edad y reina de belleza de la Facultad de Contabilidad y Administración de la Universidad Autónoma de Sinaloa, murió al ser atacada a balazos cuando circulaba por la colonia Las Quintas en una SUV Escalade Cadillac.

Otro caso ruidoso en los medios fue el de Renata Loaiza Espinoza, la mujer que el 21 de septiembre de 2005 organizó un operativo —alrededor de 20 pistoleros que viajaron en convoy hacia el penal de Culiacán— para liberar a su esposo, el reo Israel Flores Pasos, el Gringo, pero ella fue detenida en el fallido intento de rescate. La cuota trágica pagada por el sexo femenino es muy elevada. La Procuraduría de Justicia de Sinaloa registra la muerte de 375 mujeres en los recientes 10 años, situación que ha motivado a organismos sociales a pedir una alerta de género en Sinaloa.

Sin embargo, empresarias, políticas, amas de casa, policías, albañiles e incluso sicarias, es indiscutible el avance de la mujer en todos los ámbitos sinaloenses.

EL TABÚ DEL MACHISMO

La persistencia de situaciones de machismo y el estigma de que Sinaloa es “territorio bronco”, fortalece la idea de que el mando lo acapara el sexo masculino en esta entidad. En 2011, una encuesta realizada por el Inegi a nivel estatal reveló que el 50% de las mujeres casadas o en unión libre había sufrido algún tipo de violencia, verbal o física.

Cada vez más hombres ayudan en el hogar. Foto: Internet

Cada vez más hombres ayudan en el hogar. Foto: Internet

Ese dato se confronta con estudios que la Escuela de Trabajo Social de la UAS realizó en colonias populares de Culiacán, Mazatlán y Los Mochis, que revelan que en el 70% de los hogares los hombres aceptan y están de acuerdo que el control del hogar lo llevan las mujeres y el 60% de los jefes de familias asumen que colaboran en tareas domésticas.

Factores como la difusión en redes sociales de información (memes, videos, corridos, mensajes, etcétera) donde el hombre sinaloense presume tener el mando, “ser el jefe de jefes”, aportan a la creencia de una sociedad machista.

Un suceso que le dio la vuelta al mundo y que generó la protesta de organismos feministas nacionales e internacionales fue el de un sujeto que en plena plaza central de Navolato golpeaba y arrastraba a su mujer, semidesnuda, para martirizarla públicamente por cometer supuestos actos de infidelidad. Sucedió el 21 de enero de 2015 y el responsable de la agresión, Luis Sánchez Montoya, fue detenido y consignado a un juez.

Todo ello, dice el sociólogo Martín Casablanca, estudioso del tema del machismo, construye la idea equivocada de que Sinaloa es, por sus hombres, un estado bárbaro. “La mujer está emergiendo, con dificultades tal vez, pero es visible su empoderamiento en todos los ámbitos del quehacer sinaloense”.

20 CIFRAS FEMENINAS

Cada día, las mujeres ganan espacios antes dominados por los hombres. Hoy en día, también buscan superarse a sí mismas y ocupar los lugares que les han sido vetados. Para no olvidar el trascendental papel que juegan en la sociedad, pero también sus limitantes, ESPEJO te presenta 20 datos que es importante tener en cuenta cuando se habla de mujeres.

Info_cifrasFemeninas

Diseño: Bettina Carbajal

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo