Ciudadanía

UNA SOLA VOZ

Ya casi nadie alza la voz para pedir un alto a la violencia, menos a la de género, esa que crece en contra de las mujeres y lastima a toda la sociedad. Y en medio del silencio, la Asociación Mexicana de Mujeres Organizadas en Red, A.C. (AMMOR) mantiene su reclamo: que se emita en Sinaloa la alerta de género. Aurelia […]

Ya casi nadie alza la voz para pedir un alto a la violencia, menos a la de género, esa que crece en contra de las mujeres y lastima a toda la sociedad. Y en medio del silencio, la Asociación Mexicana de Mujeres Organizadas en Red, A.C. (AMMOR) mantiene su reclamo: que se emita en Sinaloa la alerta de género.

Aurelia Leal López, consejera nacional de AMMOR, organismo que dirigió hasta diciembre de 2014, es también la directora general del Instituto Municipal de Mujeres en Guasave (Immujeres) y acota: “Y te informo que somos la única instancia (de gobierno) municipal que nos inclinamos por la alerta de género”. Y efectivamente. Ninguna otra en Sinaloa, sea municipal, estatal o federal, se pronuncia en ese sentido. Peor aún: ningún estado del país (y eso incluye a Chihuahua con sus muertas de Juárez) ha emitido una alerta de género.

unavoz_cuadro1Pese a las diferencias que esa postura les ha ocasionado, Leal López advierte que es una lucha a la que no se puede renunciar y lo justifica con un diagnóstico breve: “El feminicidio se está convirtiendo en una pandemia no solo en el estado, sino a nivel nacional, debido a que se presenta en regiones muy focalizadas como Ciudad Juárez, el Estado de México y Sinaloa, que ya ocupó un tercer lugar en 2011”. Y en eso coincide la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que motivada por una pandemia mundial de la violencia contra las mujeres y las niñas, emprendió en 2014 y durante 16 días de activismo contra la violencia de género, la campaña ÚNETE, que adoptó el color naranja como distintivo de recordatorio y repudio al fenómeno.

Aurelia Leal lamenta que el Gobierno, vía Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), no reconozca la gravedad del problema y se aferre a un discurso que no admite casos evidentes de feminicidios, como una forma de minimizar las cosas y justificar su negativa a la emisión de la alerta.

unavoz_cuadro2—¿Qué es lo que sucede?

—La Procuraduría ha venido desvaneciendo datos. Tal parece que le temen a tipificar el delito de feminicidio. El término suena fuerte pero hasta la fecha las cifras y los esclarecimientos (de esos homicidios) no son muy claros al integrar las averiguaciones.

Tal es el desdén del “gobierno del cambio” frente al fenómeno, que ni siquiera existe un cuerpo profesional en la PGJE capacitado con perspectiva de género. Por lo tanto prefieren tipificar el delito como homicidio y no como feminicidio, cuando se sabe que la mayoría de las mujeres han muerto en manos de sus parejas o han sido asesinadas por el hecho de ser mujeres.

—¿La situación amerita la alerta de género?

—Sí. Desde el momento en que en el país y en Sinaloa vivimos ese tipo de hechos, pero hasta la fecha no hay ningún estado que se haya atrevido a declararla. Le temen porque piensan que van a alejar inversiones.

En ese terreno, una postura política se coloca por encima de la ley. Y es que la alerta de género, que es un conjunto de acciones gubernamentales de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia contra las mujeres en un territorio determinado, está considerada en la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia desde 2007.

AMMOR pidió la alerta en noviembre de 2012, junto con víctimas de la violencia tras un caso ocurrido en Carboneras, Guasave, y hasta la fecha no ha tenido respuesta. Leal López aclara: “Y si estamos en el ámbito gubernamental en este momento no significa que hayamos cambiado de opinión, al contrario, si estamos aquí es para seguir impulsando propuestas que favorezcan a las mujeres, aunque en ocasiones se incomoden algunas instituciones”.

—Es decir, ser parte del Gobierno no las condiciona, no las detiene…

—No, no nos detiene.

La solicitud de la alerta de género hace dos años, se hizo ante la Secretaría General de Gobierno que preside Gerardo Vargas Landeros, instancia responsable de prevenir, atender y sancionar la violencia contra las mujeres. Y también se ha hecho de manera pública, alzando la voz.

foto_unaVoz

ÚNETE, la Campaña de la ONU contra la violencia de género.

—¿Te han pedido que desistas? ¿Han platicado con las autoridades? ¿Las han intimidado?

—Se nos ha ignorado… así como a las familias de las víctimas… Intimidadas no.

unavoz_cuadro3La activista y funcionaria municipal lamenta que la Procuraduría no coopere ante este problema que enfrenta Sinaloa y se niegue a dar información precisa bajo el argumento de que son casos reservados. Por lo tanto no tipifica el feminicidio, aun cuando viene contemplado en el Código Penal para el Estado de Sinaloa.

Una vez más, la falta de voluntad política entorpece medidas para resolver un problema. Incluso ignorando la norma. Por ello AMMOR “no quita el dedo del renglón” en su objetivo: conseguir una vida libre de violencia para las mujeres.

Este 8 de marzo se cumplen 2 años de que el gobernador Mario López Valdez, Malova, firmó un convenio por una cultura de la paz, donde pidió el respaldo de las mujeres… las mismas a quienes niega una alerta de género que les genere condiciones para una vida sin violencia.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo