Política

“Quiero quitar la etiqueta de que el proyecto es un negocio… el gran robo”: Malova

Sin participación ciudadana, sin preguntas abiertas y sin una mesa plural, se realizó el Foro para el Análisis de la Inversión Público Privada para el Desarrollo Social de Sinaloa, en el que hubo personalidades de todo el país, quienes, más que aportar algo nuevo sobre el tema de la construcción de dos nuevos hospitales que […]

Sin participación ciudadana, sin preguntas abiertas y sin una mesa plural, se realizó el Foro para el Análisis de la Inversión Público Privada para el Desarrollo Social de Sinaloa, en el que hubo personalidades de todo el país, quienes, más que aportar algo nuevo sobre el tema de la construcción de dos nuevos hospitales que Gobierno del Estado planea hacer por la vía APP, se dedicaron a hablar sobre los beneficios que ofrece este esquema.

En la mesa participaron Juan Pablo Castañón Castañón, presidente nacional de Coparmex; Miguel Arturo Aguilar Montoya, presidente de la sociedad médica del Hospital General de Culiacán; Gerardo Salazar Viezca, director general del Banco Interacciones; Humberto Ibarrola Díaz, director general de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción; Herberto Arboleya, director del hospital de alta especialidad de Ixtapaluca, y Rafael Morgan Ríos, ex titular de la Secretaría de la Función Pública.

Sin embargo, los integrantes de la mesa compartieron una semblanza desde diversos puntos de vista de porqué son convenientes los contratos de asociación público privada, coincidiendo la mayoría en que el “novedoso” esquema ha tenido resultados favorables en el primer mundo.

Contrario a lo que se planteaba en el foro realizado por la Comisión de Salud del Congreso del Estado, en el panel realizado este martes los ponentes explicaron que en países como Inglaterra este esquema de inversión ha dado buenos resultados, sin embargo, en muchos de ellos están dando marcha atrás.

Por otro lado, Rafael Morgan Ríos explicó que, según lo que se ha publicado, la administración estatal no está contemplando en la inversión el incremento de costos que se da con el tiempo ni tampoco el impuesto al valor agregado, monto que no se va a recuperar.

“En los siguientes años las empresas tiran el harpa cuando ya no salen las cuentas. Tiene que haber un incremento, pero no se ha logrado dilucidar. Tampoco el impuesto del 16% del IVA. En el caso de Culiacán, al año son 55 millones de pesos, mientras que en el caso de Mazatlán son 35 anualmente. Dichos montos ya no van a volver”, explicó.

Durante su participación, el exfuncionario federal hizo énfasis en que es necesario que haya transparencia para que no queden dudas en caso de que se realice el proyecto.

Lo más fácil

Al concluir el evento, el gobernador Mario López Valdez dijo que para el Gobierno, debido a la oposición que muestra la sociedad respecto al proyecto, lo más fácil sería no construir los hospitales.

“Lo más tranquilo para mí es decir que no se hagan. Quiero que este sea un gobierno abierto, y quiero que se quiten las etiquetas de que este proyecto es un negocio, que es el gran robo”, insistió.

 

FOTO: Jesús Herrera/Revista ESPEJO.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo