Política

‘Incumplir recomendaciones incide en el aumento de impunidad en México’: CNDH

“La simulación, omisión, parcialidad y falta de apego para cumplir los procedimientos de responsabilidad administrativa que emite la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, constituye por sí misma una nueva violación a derechos humanos, pues se revictimiza a los agraviados y se incurre en una conducta que incide de manera directa en el aumento de […]

“La simulación, omisión, parcialidad y falta de apego para cumplir los procedimientos de responsabilidad administrativa que emite la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, constituye por sí misma una nueva violación a derechos humanos, pues se revictimiza a los agraviados y se incurre en una conducta que incide de manera directa en el aumento de la impunidad y debilita el Estado de derecho”.

Así lo expresó Luis Raúl González Pérez, presidente dela Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), al presentar el Informe de Actividades 2014 en la Residencia Oficial de Los Pinos, donde le pidió al presidente Enrique Peña Nieto que gire instrucciones para que las solicitudes de información y documentación que la comisión formula a dependencias y entidades del Poder Ejecutivo federal sean atendidas, así como para que se revise el cumplimiento de las recomendaciones que se les han dirigido y, dado el caso, implementen acciones que aún estén pendientes para lograr su cumplimiento real e integral.

También exhortó al presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), Mariano González Zarur, a hacer extensivas esas mismas solicitudes de colaboración a todos los gobiernos locales, ya que la vigencia y protección de los derechos humanos, dijo, vincula, corresponde y beneficia a todos.

Aclaró que el ombudsman no es antagónico a las autoridades ni a los poderes públicos, pues sostuvo que mediante su actividad y el ejercicio de sus funciones, coadyuva en la lucha contra la impunidad, así como a depurar, fortalecer y consolidar las instituciones.

Apuntó que cuando se señala que un servidor público violó derechos humanos, se propicia que las autoridades hagan evidente y fortalezcan su compromiso con los derechos humanos, al no permitir que tales actos queden impunes, posibilitar que se repare el daño a las víctimas y prevenir la repetición de tales hechos.

González Pérez hizo algunas consideraciones sobre el estado actual de los derechos humanos en México, destacando entre lo más relevante el despertar y toma de conciencia que hechos como Chalchihuapan, Tlatlaya e Iguala provocaron en la sociedad, así como el nuevo paradigma de actuación que las autoridades e instituciones deben asumir a partir de ellos.

También solicitó al presidente Peña Nieto concretar medidas como la emisión de una Ley General en Materia de Desaparición Forzada, la creación de un Sistema Nacional de Búsqueda de Personas no Localizadas, así como un Sistema Nacional de Información Genética, como lo ofreció el pasado 27 de noviembre, además de atender las sugerencias de los comités de Naciones Unidas para colaborar y aceptar la jurisdicción de mecanismos regionales e internacionales en materia de derechos humanos.

González Pérez reiteró que no se debe propiciar ni tolerar la impunidad, así como tampoco aceptar la venganza o justicia por propia mano, y enfatizó que es obligación de la autoridad dar cauce a las muestras de descontento, escuchar las necesidades y generar canales o vías adecuadas para responder a ellas eficazmente. También lo es —dijo— la oportuna y debida aplicación de la ley.

“La ilegalidad, la violencia y el delito deben ser prevenidos y sancionados por la autoridad en cualquier parte del país”.

 

FOTO: Cortesía CNDH.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo