Consumo

Como dejar tu empleo y viajar por el mundo sin gastar una fortuna

Salir de lo cotidiano para conocer las pirámides de Egipto, subir a la Torre Eiffel o navegar las aguas del Amazonas es el sueño de miles de personas por el mundo. Pero, al pensar en lo caro que es salir de viaje, para muchos ese sueño termina por volverse una pesadilla. La idea de que para viajar […]

Salir de lo cotidiano para conocer las pirámides de Egipto, subir a la Torre Eiffel o navegar las aguas del Amazonas es el sueño de miles de personas por el mundo. Pero, al pensar en lo caro que es salir de viaje, para muchos ese sueño termina por volverse una pesadilla.

La idea de que para viajar se necesita ahorrar por años no tiene que ser totalmente cierta. Hoy en día existen muchas herramientas y secretos que puedes tomar para recortar tus gastos de viaje sin recortar la diversión.

A continuación te presentamos algunos consejos de Matthew Kepnes, autor del libro “How to Travel the World on $50 A Day” (Como viajar por el mundo con 50 dólares diarios),  para que por fin dejes tu empleo y viajes por el mundo sin gastar una fortuna.

EVITA PAGAR COMISIONES BANCARIAS

Consigue una tarjeta de crédito libre de cargos y nunca más pagues una comisión bancaria. La tarjeta Uni-K de Santander o la tarjeta de crédito básica de American Express son dos opciones disponibles en México.

NO LE TEMAS A LOS RECORRIDOS A PIE GRATUITOS

¿Quieres saber más sobre la ciudad, orientarte y visitar los principales lugares de interés? Has un recorrido gratuito a pie. Podrás encontrar estos tours en las grandes ciudades de todo el mundo. Una simple búsqueda en Google te puede dar los nombres de los principales recorridos a pie en tu destino, si Google no funciona puedes preguntar en la oficina de turismo local.

Al final recuerda dar una propina a tu guía turístico. ¡Así es como ellos sobreviven!

HOSPÉDATE GRATIS

Hoy día existen redes de hospitalidad que conectan a viajeros con personas de todo el mundo que les permiten permanecer gratis en sus hogares. A veces te dan una habitación, a veces un sofá, a veces un colchón de aire, pero siempre gratis. Además de eso tendrás un anfitrión local que conoce la zona y de ser posible te mostrará todo. Un ganar-ganar.

Si aún tienes dudas, estos servicios no son sólo para viajeros jovenes, pues encontrarás gente de todas las edades que estén dispuestos a acoger parejas e incluso familias completas. Algunas de estas redes son Servas y Hospitality Club, pero actualmente Couchsurfing es la más activa y grande de todas ellas.

CUIDA LA CASA DE ALGUIEN

¿No puedes pagar alojamiento? Cuida la casa de alguien mientras está de vacaciones y duerme gratis legalmente.

Sitios como House Carers, Mind My House The Caretaker Gazette ofrecen este servicio. Después de inscribirte puedes  permanecer en tu destino, conocerlo y ahorrar mucho dinero. El bonus: tendrás una cocina disponible para cocinar tus propios alimentos!

COCINA TU PROPIA COMIDA

Es obvio. La mejor manera de ahorrar dinero en comida es cocinar. El hecho de estar de viaje no significa que tienes que comer fuera. No es como si un viaje a París se arruine por no comer en una elegante cafetería parísina. Además, los mercados locales te permiten conocer la verdadera cultura alimenticia local mucho mejor que muchos de los restaurantes en las guías turísticas.

SE UN GRANJERO POR COMIDA Y ALOJAMIENTO

World Wide Opportunities on Organic Farms (WWOOF) es una organización que te permite integrarte a un trabajo agrícola a cambio de alojamiento y alimentación. Si optas por esta alternativa podrás involucrarte con la comunidad local y estar en comunión con la naturaleza.

UTILIZA TU CREDENCIAL DE ESTUDIANTE Y OTRAS TARJETAS DE DESCUENTO

¿Eres estudiante, maestro o menor de 26 años? Bienvenido al mundo de 50 por ciento menos en atracciones, museos y transporte. Obten una tarjeta de estudiante, maestro o un carné joven de STA Travel y ahorra de verdad.

BUSCA TARJETAS DE DESCUENTO TURÍSTICAS

Si planeas visitar un montón de lugares en una ciudad, investiga si esta cuenta con una tarjeta de turismo. Estas te ofrecen benficios como acceso libre o con descuento a las principales atracciones y museos, así como transporte público gratuito. Londres, Paris y Helsinki son algunas ciudades donde las puedes encontrar.

Estas tarjetas no tienen gran difusión, pero las puedes buscar en cualquier puesto de información turística, si ahorras un dólar vale la pena.

BUSCA LA VERDAD EN HOSTALES Y OFICINAS DE TURISMO

Los puestos de información turística saben todo lo que pasa en su ciudad. Ahí puedes encontrar información como que días gratis en los museos, próximos conciertos y dónde encontrar mercados y buenos restaurantes. Utiliza sus conocimientos.

También puedes entrar a un hostal y sacarle a los encargados toda la información que necesites. Ellos lidian con viajeros todo el tiempo y saben exactamente que tipo de ofertas estarás buscando.

NUNCA NUNCA NUNCA COMAS EN UNA ZONA TURÍSTICA

Esta es una regla de oro:  Siempre camina cuatro cuadras en contra de la dirección de las zonas turísticas. Puedes estar seguro que todo lo que tenga pinta de atracción turística será el doble de caro y la mitad de bueno. Si puedes ver una gran atracción desde la ventana del restaurante o el menú está impreso en varios idiomas es momento se seguir tu camino.

COME EN RESTAURANTES ELEGANTES A LA HORA DEL LUNCH

La mayoría de los restaurantes ofrecen paquetes y ofertas a la hora del almuerzo a una fracción del precio del menú de cena. Si tienes suerte encontrarás un menú de precio fijo (aperitivo, plato principal, bebida y postre) a la mitad de lo que pagarías en horario nocturno.

¿No sabes a dónde ir? No busques en la guía, mejor pregúntale al personal de tu hotel u hostal donde comen ellos.

ALÉJATE DE LOS TAXIS

Otro consejo obvio: Viajar en taxi acabará con tu presupuesto. Mejor utiliza el transporte público.

Si vas a moverte mucho busca una tarjeta de transporte, pregunta en tu hotel, al conductor del autobús o a un oficial de la estación de metro local si hay pases de transporte disponibles. Muchas veces un pase ilimitado, por una cantidad fija de tiempo, le puede ahorrar mucho dinero.

COMPARTE EL TRANSPORTE

¿Necesitas viajar entre ciudades cercanas? Existen empresas que te contactan con personas con auto que tienen tu mismo destino. Por lo general el trato es que ayudes a pagar a gasolina, lo que es mucho más barato que los trenes o autobuses. El objetivo es dividir costos y tener alguien con quien hablar: Algunas empresas que ofrecen este servicio son:

BUSCA EMPLEOS ESTACIONALES

Muévete con las estaciones del año y trabaja en hoteles de ski, bares, guía de camping, en barcos – lo que haya disponible. Hay muchas opciones y podrás encontrar demanda de mano de obra temporal dondequiera que haya una fuerte temporada turística. Si tienes dudas los hostales pueden guiarte en la dirección correcta.

OBTÉN UNA VISA DE TRABAJO

Si eres menor de 30 años no será muy díficil que obtengas una visa de trabajo en países como Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Inglaterra, Noruega y muchos otros. Este documento te permitirá trabajar hasta uno o dos años en el país, tiempo más que suficiente para conocer tu destino.

APROVECHA TUS HABILIDADES

Enseña música, danza, a cortar el pelo. Se creativo. Sitios como Craigslist y Gumtree te permiten anunciar tus habilidades y encontrar alguien que las pueda necesitar. También puedes acudir a sitios como Task RabbitFiverr. Si estás corto de efectivo, estos sitios web te permiten vender tu tiempo por dinero en efectivo. Al final no es tan diferente de ir a trabajar todos los días.

Por último recuerda que viajar no tiene porque dejarte en bancarrota y los viajeros inteligentes pueden encontrar muchas formas de estirar y reponer su presupuesto. Puede parecer que viajar es muy caro, pero eso es porque la mayoría de las personas no ven todas las oportunidades que existen para viajar de manera accesible.

Vía: Thrillist.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo