Seguridad

Balacera en Culiacán: un secuestro que terminó en tragedia

–Tienes que ser fuerte, hermana -dijo por teléfono la mujer que se encontraba en la escena de guerra en que se convirtió el sector Cañadas. Tienes que ser fuerte, yo tengo el corazón endurecido, tú también tienes que ser fuerte… por mi mamá. Ella, su mamá, una sobrina y su esposo se encontraban en las inmediaciones […]

Tienes que ser fuerte, hermana -dijo por teléfono la mujer que se encontraba en la escena de guerra en que se convirtió el sector Cañadas. Tienes que ser fuerte, yo tengo el corazón endurecido, tú también tienes que ser fuerte… por mi mamá.

Ella, su mamá, una sobrina y su esposo se encontraban en las inmediaciones del domicilio número 1159 de la calle Sierra Tarahumara en la colonia San Carlos en la incertidumbre por saber si su hermano había resultado muerto en el enfrentamiento que tuvo lugar entre policías, elementos de la Secretaría de Marina y militares.

Al mismo tiempo se desarrollaba otro drama. Dentro de la casa se encontraba secuestrado el empresario Ernesto Valdez Solano de 41 años de edad, quien había sido plagiado hace diez días y por quien pedían una recompensa de 60 millones de pesos.

Eran las 15:00 horas cuando la Unidad Especializada Antisecuestros (UEA) recibió un reporte de que en dicha ubicación se encontraban Valdez Solano y los secuestradores, por lo que iniciaron un operativo de rescate. Cuando los agentes llegaron al lugar, fueron recibidos a balazos y tuvieron que solicitar apoyo a las diversas corporaciones.

barbarino 2

El operativo que asustó a todo Culiacán.

 

El enfrentamiento se prolongó durante 30 minutos. Para las 16:00 horas la gente ya hablaba de ellos en las redes sociales, en la calle y en los taxis. Pero alrededor de la zona donde policías y criminales intercambiaron fuego, habitantes y gente que pasaba estaban expectantes. Todos observaban desde el terreno alto, en casas y parques para conocer el resultado fatal del encuentro.

Una gran cantidad de patrullas rodearon la zona de Cañadas. No fue hasta las 17:00 horas que se tuvo la primera noticia por parte de las autoridades, pero de manera muy imprecisa: “Probablemente sean dos personas heridas y dos detenidos”, había dicho el general Moisés Melo García, coordinador de Seguridad Pública en Sinaloa. “Es de momento todo lo que nos han dicho”, explicó.

Sin embargo, la noticia aterradora llegó cuando la tía de la mujer que abre el relato empezó a contar: los criminales iban a rendirse.

“Yo estaba hablando con mi hijo cuando les estaban disparando, él me estaba diciendo que se iban a entregar. Los policías me hicieron ir hasta allá y hablarles por el megáfono para que salieran”, contó la alterada mujer.

Luego reveló cómo fue que a un joven de 23 años, cuya identidad no fue posible confirmar, fue detenido y posteriormente trasladado por elementos de la Policía Ministerial del Estado.

“Lo agarraron solo, entre varios, y lo dejaron todo golpeado ahí en la calle. El muchacho se estaba entregando y los policías de todos modos le pegaron”, aseguró.

Revelación

No fue hasta las 19:30 horas que agentes de la Dirección de Servicio Periciales de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) dieron a conocer el resultado: en el encuentro hubo tres personas caídas a balazos, uno de ellos hermano de la mujer. Su nombre era Jorge Joel Echeverría Portillo, no se pudo confirmar su edad.

La familia lloraba la pérdida, postrada en una banqueta frente a una de las casas del lugar. Alrededor agentes policiales y peritos iban y venían para terminar las pesquisas y en el terreno alto, a pesar de que se acababa la luz del día y los moscos invadían el lugar, la gente se negó a retirarse.

Todos pasaban la mirada de la grúa que retiraba la Cheyenne blanca que se encontraba en el domicilio del enfrentamiento. Los curiosos tomaban fotos con sus celulares. Hacían comentarios sombríos y se reían de los memes que empezaban a circular por las redes sociales, como si ahí no hubiera muerto nadie.

El nombre del hermano fue el único que dieron a conocer las autoridades, y no se supo nada de los presuntos secuestradores ni de la víctima. La situación, de principio a fin, se manejó en hermetismo total por parte de las autoridades.

La muerte del empresario fue dada a conocer cerca de las 22:00 horas, primero de manera extraoficial y luego fueron sus familiares y amigos quienes confirmaron el hecho a través de Facebook. Ernesto Valdez era dueño de un restaurante en Culiacán y familiar de los dueños de las famosas mueblerías.

Confusión

La información sobre los hechos se volvió confusa debido a la filtración de fotografías en las que se muestra a un hombre acribillado junto a una camioneta, presuntamente abatido en las cercanías del lugar, pero no se contó con información que respaldara estos dichos.

Al principio en los medios de comunicación se habló de que en el lugar había dos personas detenidas y dos más heridas, pero las autoridades únicamente se llevaron detenido al joven de 23 años cuya identidad se desconoce.

En la Policía Municipal de Culiacán se generó un reporte que apuntaba cuatro muertos en la escena del enfrentamiento y únicamente un detenido, pero en los últimos momentos de las investigaciones se reveló que fueron tres las personas caídas, revelando únicamente un nombre.

Sin embargo, a pesar de las múltiples versiones, no hubo una autoridad que se encargara de clarificar los hechos y las especulaciones se expandieron por las redes y los medios de comunicación hasta el último momento.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo