Tema de la semana

Equipamiento urbano | Alumbrado público fundido

Luminarias ornamentales que representan un peligro para los peatones, así como calles y avenidas a oscuras en la periferia es lo que se puede ver en la entidad. Deterioradas y descuidadas es como lucen algunas luminarias de piso que de noche deberían embellecer el recién remodelado Centro Histórico de Culiacán, pero que de día se muestran […]

Luminarias ornamentales que representan un peligro para los peatones, así como calles y avenidas a oscuras en la periferia es lo que se puede ver en la entidad.

Deterioradas y descuidadas es como lucen algunas luminarias de piso que de noche deberían embellecer el recién remodelado Centro Histórico de Culiacán, pero que de día se muestran como lo que son: un hueco en la banqueta.

_TUB0119Okweb

Luces dañadas.

En las calles Mariano Escobedo y José María Morelos, por ejemplo, una de las lámparas ubicadas en el suelo no cuenta con la tapa de cristal, lo que representa un peligro para algunos transeúntes que caminan por esa vía.

Lo mismo ocurre en la acera entre Domingo Rubí y Mariano Escobedo, donde el daño al alumbrado la ha convertido en una cavidad que no solo es un riesgo, sino que estropea la imagen del sector.

Mientras que en Benito Juárez y Domingo Rubí, la base de una de las lámparas tiene cables expuestos, que igualmente constituyen una amenaza para los cientos de peatones que todos los días circulan por ahí.

La obra en su conjunto fue inaugurada el 6 de diciembre de 2012 con una inversión de 32 millones de pesos.

Calles a oscuras

Y si el alumbrado público del centro de la entidad luce descuidado, en las colonias de la periferia la historia no cambia. El bulevar principal de Prados del Sol, al surponiente de la ciudad, continúa a oscuras desde octubre del año pasado a pesar de que vecinos del sector lo han reportado al Ayuntamiento de Culiacán.

_TUB0100OKweb

Peligro para el peatón.

De manera que las 72 horas que la Dirección de Alumbrado Público asegura tardar en atender los reportes no se cumple. Aunque cuando se trata de sectores principales la atención es, asegura la dependencia municipal, dentro de las primeras 24 horas.

A marzo de 2015, en el municipio existen 54 mil 912 lámparas (38 mil 67 ubicadas en la zona urbana y 16 mil 845 en la zona rural) que son atendidas día y noche por 60 trabajadores. Diariamente, se reciben entre 15 y 20 reportes relacionados con luminarias que no encienden o que parpadean cuando lo hacen.

De acuerdo con la Dirección de Alumbrado Público, para evitar y resarcir los problemas, se ha iniciado un programa en el que funcionarios de la dependencia visitan algunas colonias, a fin de realizar un censo en el que determinan el número de lámparas, su ubicación y si presentan alguna falla, el cual es enviado a otros trabajadores para que hagan la rehabilitación correspondiente.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo