Opinión

CORRUPCIÓN INCONSÚTIL

Todos los días me llega a mi correo La palabra del día del sitio español elcastellano.org que te explica el significado de las palabras. Generalmente son palabras ya conocidas, pero que aprendo de dónde vienen. Hace unos días me sorprendieron con una palabra que jamás había escuchado: inconsútil. Además de lo difícil de decir, no vi el momento en que pudiera usarla. La corrupción […]

Todos los días me llega a mi correo La palabra del día del sitio español elcastellano.org que te explica el significado de las palabras. Generalmente son palabras ya conocidas, pero que aprendo de dónde vienen. Hace unos días me sorprendieron con una palabra que jamás había escuchado: inconsútil. Además de lo difícil de decir, no vi el momento en que pudiera usarla.

La corrupción en México parece inconsútil, no se le ve una costura suelta por donde se pueda romper.

Inconsútil es este adjetivo usado en la industria metalúrgica en referencia a los tubos de acero fabricados sin soldadura, llamados en inglés seamless tubes. “En latín consutilis era la tela que estaba hecha de retazos unidos en una sola pieza mediante costura”.

Esa tarde, la charla entre amigos trató sobre el rumbo del país y de la triste realidad de la falta de liderazgo desde el Estado y desde la oposición. La conclusión que tomamos es que la corrupción es el mal más grande que debe atacarse y que la reforma sobre la transparencia sigue quedando pendiente.

Yo decía que se requería de una voluntad férrea que desde arriba lo dictara como una orden a cumplirse, pero se rieron un poco de mí. Ya vimos que el poder corrompe y que no importa de qué color sea el mono, los beneficios de un sistema corrupto son tan grandes que pocos se salvan de marearse ante el canto de las sirenas.

Otra amiga decía que la corrupción debe atacarse desde la educación, suena lindo y contundente, pero estoy segura que eso no se arregla con los contenidos de una clase de civismo. Algo podemos sembrar en los niños, pero en la realidad la práctica mata toda teoría. La educación ciertamente es importantísima y se requiere para elevar el nivel sociocultural de los ciudadanos de un país, eso nadie lo discute, que no solo todos sepan leer y escribir, sino que cuenten con herramientas de pensamiento, de lógica, con un bagaje de conocimientos sobre el mundo y su historia. Los valores son otra cosa, esos se aprenden con el ejemplo, en la práctica y viviendo las consecuencias.

A propósito, alguien más decía que mientras México sea una país donde el crimen no se castiga, por pequeño o grande que sea, pues tampoco vamos a mejorar. Cierto, a pagar consecuencias, la cosa es por dónde vamos a empezar, que los de abajo paguen consecuencias por sus infracciones, mientras volteas para arriba y ves que nadie rinde cuentas, ni paga multas y pocos entran en la cárcel por sus crímenes, para luego salir pronto con sus fortunas esperando, intactas. No lo creo. Tristemente esa misma noche le encontré uso a la palabra inconsútil. La corrupción en México parece inconsútil, no se le ve una costura suelta por donde se pueda romper.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo