Tema de la semana

Sociedad secuestrada | El error que costó caro a la UEA, al Gobierno y a la víctima

Después del rescate fallido del empresario Ernesto Valdez Solano, y sobre todo por el resultado trágico del operativo policiaco que se puso en práctica, la Unidad Antisecuestros volvió a ser noticia pues se trata de una corporación que es orgullo para la sociedad, el Gobierno y la iniciativa privada. En solo un día la Unidad Especializada Antisecuestros (UEA) […]

Después del rescate fallido del empresario Ernesto Valdez Solano, y sobre todo por el resultado trágico del operativo policiaco que se puso en práctica, la Unidad Antisecuestros volvió a ser noticia pues se trata de una corporación que es orgullo para la sociedad, el Gobierno y la iniciativa privada.

En solo un día la Unidad Especializada Antisecuestros (UEA) de Sinaloa pasó de ser un grupo con un modelo a seguir a nivel nacional por la eficacia de su trabajo, a uno cuestionado junto con el resto de corporaciones que la apoyaron en el caso, tras el fallido rescate del empresario Valdez Solano, quien murió la tarde del 20 de abril en condiciones aún no del todo claras.

Poco más de un mes antes, el 11 de marzo, durante la inauguración de las nuevas instalaciones de la UEA, dirigentes nacionales de organismos como Alto al Secuestro, México SOS y México Unido Contra la Delincuencia, así como empresarios locales, aplaudieron la efectividad de esta unidad policial que nació en 2001 para detener el repunte de los secuestros en Sinaloa.

Durante el sexenio de Juan S. Millán se decidió integrar esta unidad y dedicarle recursos económicos necesarios para que operara con el mejor personal, así como equipo sofisticado y de vanguardia tecnológica. De hecho, su recién inaugurada infraestructura tuvo un costo que asciende a los 33 millones de pesos.

Bajo el mando de un comandante de origen venezolano experto en psicología criminalística, en 2002 se capacitó a 80 efectivos de la Policía Ministerial y se integró un equipo que usa programas de inteligencia similares a los empleados por el FBI y la DEA. Su estructura está conformada por cuatro áreas: servicio de protección, inteligencia, fuerza de reacción y agentes ministeriales especializados.

En su primera década de trabajo, la UEA logró disminuir hasta en 81% la incidencia de secuestros, y el año pasado el delito se redujo en casi 50%, según cifras de la misma unidad y del gobernador Mario López Valdez.

Pero el 20 de abril, el trabajo de investigación e inteligencia fallaron rotundamente. Aunque este no es su primer fracaso, de acuerdo con datos de la UEA su efectividad para recuperar a las víctimas a salvo es del 88%, el yerro en el caso del empresario Ernesto Valdez sí fue el que más expuso negativamente ante la sociedad. Aunque para empresarios que firmaron un desplegado en respaldo a dicho grupo policiaco, este hecho no cancela la efectividad y logros de la UEA.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas