Elecciones

ELIGEN EL SILENCIO | La voz del elector: decepción por falta de líderes y estadistas

Desde la credencial para votar con fotografía hasta el voto de mexicanos en el extranjero, el elector no ha cambiado en su forma de elegir a sus representantes populares. Aunque el votante de hoy cuenta con más información y garantías que el de hace 25 años, se ha mantenido el mismo desinterés generalizado que desde entonces. Hasta el 11 de […]

Desde la credencial para votar con fotografía hasta el voto de mexicanos en el extranjero, el elector no ha cambiado en su forma de elegir a sus representantes populares. Aunque el votante de hoy cuenta con más información y garantías que el de hace 25 años, se ha mantenido el mismo desinterés generalizado que desde entonces.

Hasta el 11 de octubre de 1990, el ciudadano común no podía tener la certeza de que los procesos electorales no estuvieran amañados por los partidos o desde los gobiernos, pues todo era controlado por la Secretaría de Gobernación. A pesar de los años y de las reformas realizadas a favor de la población, entre el sector potencialmente votante se mantiene la desconfianza.

EES-cuadro_1 Hoy en día tampoco se puede tener la plena seguridad de que el resultado de una elección está libre de intromisiones de la clase política, pero es bien sabido que los ciudadanos del México actual tienen un mayor acceso a la fiscalización de los recursos y seguimiento de las campañas.

Ya sea en el ámbito federal o local, prácticamente cualquier persona puede conocer sobre denuncias, quejas, irregularidades, exceso en los gastos de campaña y un largo etcétera. Pero más importante todavía son los ciudadanos que vigilan el desarrollo del proceso electoral.

Al margen de todo esto, la ciudadanización de la elección ha sido un trabajo en construcción durante más de 20 años y a pesar de todas las condiciones favorables que hay para ello, al ciudadano común parece no interesarle la participación electoral.

ochoa_aldana

MIGUEL ÁNGEL OCHOA ALDANA. LOS POLÍTICOS CHAPULINES CANSAN.

Para Miguel Ángel Ochoa Aldana, vocal ejecutivo de la Junta Local Ejecutiva del Instituto Nacional Electoral (INE), la participación de los ciudadanos en una elección nunca ha llegado a un 70%.

“El comportamiento del electorado siempre ha sido muy similar. En una elección intermedia participa el 45% de la población, mientras que en la elección de presidente y gobernador sube hasta el 68%. Eso se debe a que se ha sufrido una transición política en el país. La participación desterró al Partido Revolucionario Institucional (PRI) a nivel federal para la entrada del PAN y en el DF del PRD. En muchos estados se han dado este tipo de cambios”, manifestó.

Parte de esta conducta —explicó— se debe al comportamiento de los representantes populares que no terminan un cargo cuando ya están buscando el siguiente.

“La ciudadanía requiere una demostración de las actividades desarrolladas por los candidatos. ¿A quién elegí y qué hizo?, y ¿cómo lo hizo? Porque tú eliges pero no ves resultados. Ves a uno que eliges y antes de que termine brinca a otro puesto, y a otro. Eso hace que la ciudadanía se decepcione y no busque el voto, pues solo buscan su preferencia personal”, lamentó.

Reformas sin beneficios

Otro aspecto importante por el cual la población desiste de votar es porque no hay leyes que les beneficien a la hora de emitir su sufragio. Ochoa Aldana explica que únicamente las instituciones se han visto beneficiadas con la última reforma político electoral pero no así el ciudadano de a pie.

“Al ciudadano no se le ha cumplido, no se le ha informado, no se le ha dado la satisfacción plena para la que se le dio el voto. Cuando se atienda a la ciudadanía por parte de las instituciones, las universidades, los partidos políticos; cuando se compruebe verdaderamente el objetivo de los puestos públicos, va a haber mayor participación”, aseveró.

La decepción ciudadana —explicó el responsable del INE en Sinaloa— responde a la carencia de líderes, de nuevas voces, quienes continúan en los cargos brincan de uno a otro, sin ningún control.

Es necesario —dijo— crear candados en las leyes para que haya nueva participación en la política y que cambie la percepción de que todo lo nuevo es más de lo mismo.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo