Opinión

JAMES TURRELL

Por más de medio siglo, James Turrell ha trabajado exhaustivamente acerca de nuestra percepción de la luz. James nos pone a prueba cambiando nuestro contexto de visión en diversas piezas que van desde objetos de luz hasta más de 80 skyspaces. Skyspace es un observatorio de la luz que creó para aislarnos de la luz natural que podemos observar en el cielo […]

Por más de medio siglo, James Turrell ha trabajado exhaustivamente acerca de nuestra percepción de la luz. James nos pone a prueba cambiando nuestro contexto de visión en diversas piezas que van desde objetos de luz hasta más de 80 skyspaces.

Skyspace es un observatorio de la luz que creó para aislarnos de la luz natural que podemos observar en el cielo y así colorear el cielo. En este espacio interior, cautelosamente diseñado con una banca perimetral donde el observador rodeado de simetría, formas elípticas, cuadradas o circulares,crea una percepción nueva de la luz.

James es más que un artista, criado en una familia de Quakers, pasa por estudios de Agronomía y posteriormente Arte. Es piloto, ranchero y un entusiasta por demostrarnos que todos somos parte de la percepción que creamos, aunque la mayoría pensemos que todo recibimos. Específicamente lo demuestra en la luz, pero aplicable desde la filosofía Quaker, James es una persona genuina y amable, muy metódico en su trabajo. Pues aunque sus herramientas principales son luminarias de alta tecnología ocultas en su arquitectura, fue toda una experiencia escuchar sus instrucciones para combinar la secuencia de colores, tal cual un pintor tomara la paleta de color con pincel.

El Jardín Botánico Culiacán nos ha traído la oportunidad de tener un Skyspace en nuestra ciudad, tendremos la oportunidad de visitarlo por el amanecer y el atardecer. Se dice fácil pero a la Sociedad Botánica y Zoológica de Sinaloa IAP le ha costado 10 años de esfuerzo por crear este proyecto, construirlo e integrarlo a las colecciones botánicas que juegan un papel muy importante en la pieza. Para James 10 años no lo son nada, pues él lleva más de 30 años trabajando en su proyecto más importante llamado Roden crater, una serie de skyspaces dentro de un cráter creado en el desierto de Arizona, proyecto que aún no concluye.

La pieza lleva por nombre Encounter, que significa encuentro, y desde la llegada es una experiencia pues pocas veces tenemos la oportunidad de visitar el Jardín Botánico por la noche, entrar a una parte de la Colección Nacional de Palmas y encontrarnos con el skyspace. Durante 45 minutos observar cómo amanece mientras James nos propone colores y vistas que nunca hemos observado en el cielo.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo