Economía

SE ABRE PASO ENTRE GRANDES | Entrevista con Mario Alain Urquídez, fundador de Té Verdi

Desde que estudiaba en la universidad, la idea de establecer una empresa rondaba por la cabeza de este joven emprendedor que aprovechó una oportunidad de negocios y, junto a su familia, se lanzó al mercado de las bebidas embotelladas en el que compiten marcas del tamaño de Nestea, Fuze Tea, Arizona y Jaztea. A sus 23 años, Mario Alain […]

Desde que estudiaba en la universidad, la idea de establecer una empresa rondaba por la cabeza de este joven emprendedor que aprovechó una oportunidad de negocios y, junto a su familia, se lanzó al mercado de las bebidas embotelladas en el que compiten marcas del tamaño de Nestea, Fuze Tea, Arizona y Jaztea.

A sus 23 años, Mario Alain Urquídez González ha logrado lo que pocos jóvenes de su edad: tener una empresa en franco crecimiento gracias a su bebida de té verde, Verdi.

“Cuando estudiaba me llamaba la atención poner una empresa, no sabía de qué y no lo veía tan pronto. Pensaba trabajar un tiempo y ya después animarme, pero se dio la oportunidad”, cuenta Mario Alain en su casa, donde destacan los retratos de él y su familia y un aparador que usa para mostrar sus tés en ferias y exposiciones.

TE VERDISin embargo, este joven emprendedor, introvertido, de palabras pausadas y rostro poco expresivo pero inteligente, reconoce a ESPEJO que no lo ha hecho todo él solo. Verdi, bebida que actualmente se produce y distribuye en Culiacán en restaurantes, supermercados, tiendas y escuelas, no solo es un producto 100% natural, también lo es familiar.

Los padres y el hermano de Mario Alain son parte fundamental del engranaje de esta empresa que nació oficialmente hace apenas un año. La receta, por ejemplo, es producto del trabajo de una tía y su mamá, quien además supervisa la calidad del té al lado de su papá; su hermano se encarga de la imagen de la marca y publicidad, mientras que él administra el negocio y se dedica a las ventas.

Incluso, todo empezó en el seno de su familia. Al principio solo producían pequeñas cantidades de la bebida de manera casera y la ofrecían a familiares, quienes a menudo solicitaban más. Y así continuaron haciéndolo hasta que Mario Alain concluyó la universidad en 2013 y decidió aprovechar el potencial del producto.

Fue entonces que se enfocó en establecer el negocio y poco a poco abrirse camino en el mercado de las bebidas embotelladas naturales en el que compiten marcas del tamaño de Nestea, Fuze Tea, Arizona y la también culichi Jaztea.

—¿Por qué decidiste emprender en un sector tan competido?

—El té verde tiene un sabor más fuerte y tiene mejores aportaciones para el cuerpo, como estimular el metabolismo y reducir el colesterol malo. Entonces, fue porque sabíamos que estábamos dando un producto con otro sabor, bueno y que además aporta mayores beneficios al cliente.

—¿Cómo ha respondido el mercado al té Verdi en este primer año?

—Los puntos de venta donde lo distribuimos han respondido bien: restaurantes, supermercados, abarrotes y escuelas. De hecho las escuelas es donde hay más ventas. La UAS ha ido creciendo muy bien y casi diario tenemos que resurtir. Aunque es cierto que mucha gente aún no conoce la marca porque hay otras mejor posicionadas, pero es cuestión de tiempo. Hay lugares en los que se vende poco al principio, pero se animan a probarlo y después se hacen clientes frecuentes.

—¿Cómo le has hecho para destacar entre las otras marcas?

—Hemos hecho campañas de degustación en supermercados y en lugares públicos como el Jardín Botánico, Parque Las Riberas y en Catedral, y se han visto resultados. La publicidad de Facebook también nos ha ayudado mucho. Hay gente que no conoce el producto e interactúa con la página, luego lo prueban y expresan que sí les gusta.

 

Los obstáculos me han cambiado la perspectiva de cómo se maneja el negocio. Entre las cosas buenas y malas vas adquiriendo experiencia y vas conociendo.

Mario Alain Urquídez González.Fundador de Verdi.

 

TE VERDI_2Cambio de enfoque

Verdi salió al mercado en marzo de 2014, pero la historia de esta marca se remonta a más tiempo.

Hace dos años, platica Mario Alain, se dio el primer acercamiento al negocio de las bebidas embotelladas con un enfoque que destacaba principalmente lo saludable. De hecho, el primer nombre de la marca fue Healtea, pero pronto notaron que a la gente solo le importaba el sabor. “Cuando nos enfocábamos en que era bueno para la salud, las personas pensaban que el té estaba malo o que sabía a medicamento, como me dijeron alguna vez. Entonces decidimos darle el enfoque de que es para disfrutarse”.

—¿Cuál ha sido el mayor desafío que has tenido con Verdi al día de hoy?

—El hecho de que no existan las facilidades de invertir todo de una. A mi familia y a mí nos gustaría hacerlo, pero no queremos arriesgarnos tanto, así que tenemos que ir tanteando poco a poco el terreno y reinvertir. El inconveniente que siento es que crece poco, pero va haciéndolo.

—¿Y qué tropiezos has tenido?

—En ocasiones los proveedores nos han quedado mal. Dan fechas para que el producto llegue y no lo hacen, y a veces ya estamos sin materia prima y no podemos producir porque el proveedor sigue fallando. Es algo que nos ha afectado y no nada más ha sido un proveedor, han sido varios, así que hemos tenido que buscar más y no nada más aquí en Culiacán.

—¿Qué has aprendido de estos desafíos y tropiezos?

—He aprendido bastante y siento que me he desarrollado mucho como persona. He cambiado en gran parte por toda la experiencia de abrir el negocio. Los obstáculos me han cambiado la perspectiva de cómo se maneja el negocio. Entre las cosas buenas y malas vas adquiriendo experiencia y vas conociendo.

Cuestión de esperar

A pesar de los obstáculos y contratiempos que no han permitido a Verdi crecer al nivel que Mario Alain y su familia quisieran, la marca ha seguido posicionándose poco a poco. En sus inicios, la empresa producía 400 litros a la semana y hoy hace esa misma cantidad al día. Y aún no se llega a la capacidad máxima, asegura el joven emprendedor, la cual se ha visto detenida por la falta de equipo, especialmente de distribución ya que solo cuentan con un camión refrigerado. Sin embargo, dice, “es cuestión de esperar y reinvertir”. Precisamente ese mismo consejo da a aquellos jóvenes que como él están emprendiendo y buscan crecer.

—¿Qué es lo que más disfrutas de ser emprendedor?

—Me da orgullo ver el té en otros lugares, que la gente suba fotos con él y que te apoyen y promocionen porque les gusta. También me gusta que tengo un horario flexible y veo el proyecto como algo muy mío y siempre estoy viendo a futuro.

—¿Existe alguna figura que te inspire en la vida empresarial?

—Familiares que han trabajado mucho me inspiran.Pero del ámbito de negocios, Richard Branson, de Virgin Group. Él me inspira porque maneja una manera de pensar e ideas que según algunas personas son descabelladas, pero él se anima y lo da todo, y al final de cuentas casi siempre le dan resultados.

Siguiendo el ejemplo Richard Branson, Mario Alain se prepara, con ayuda de su familia, para concretar la idea que tiene para Verdi: expandirse. “Hemos visto ciertas áreas de oportunidad en ciudades del norte y hacia allá queremos ir creciendo y consolidando negocios”, explica. Para hacerlo ya piensa en modificar un poco el modelo de negocios de la empresa a fin de hacerla más redituable. Cuando lo dice, no muestra mucha preocupación por las empresas que aún dominan el mercado. Las marcas más grandes han significado un obstáculo complicado, pero no son imposibles de superar, afirma con seguridad.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo