Economía

Con motores económicos deficientes, Sinaloa está estancado: IP

Una agricultura altamente productiva pero sin rentabilidad, una industria automotriz solo impulsada por la distribución y un sector de desarrollo de vivienda en descenso, son la realidad del estado, aseguran líderes empresariales. Sinaloa vive un panorama económico complicado, ya que algunos de sus motores económicos, como el agrícola, el automotriz y del desarrollo de vivienda […]

Una agricultura altamente productiva pero sin rentabilidad, una industria automotriz solo impulsada por la distribución y un sector de desarrollo de vivienda en descenso, son la realidad del estado, aseguran líderes empresariales.

Sinaloa vive un panorama económico complicado, ya que algunos de sus motores económicos, como el agrícola, el automotriz y del desarrollo de vivienda están estancados o no son lo suficientemente dinámicos para sacar al estado del bache en el que se encuentra, afirmaron líderes empresariales.

Durante su reunión de socios, celebrada el 1 de julio, el Centro Empresarial de Sinaloa invitó a Guillermo Gastélum Bon, presidente de la Asociación de Agricultores del Río Culiacán; Germán del Rincón Jarero, presidente de la Asociación de Distribuidores de Automotores de Sinaloa, y a Héctor Ley Pineda, presidente en Sinaloa de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda para que expresaran su visión sobre el contexto industrial actual. Y la realidad no es muy alentadora.

Gastélum Bon, por ejemplo, dijo que a pesar de que el estado es altamente productivo y es el principal productor agrícola del país, la actividad ya no es rentable para los agricultores, debido a los altos costos de los insumos y a que el valor del maíz y sorgo ha ido en descenso. “No hay nada que presumir en la actividad agrícola. Estamos muy dañados en lo económico”, enfatizó.

No hay nada que presumir en la actividad agrícola. Estamos muy dañados en lo económico

Guillermo Gastélum Bon, presidente de la AARC.

Mientras que en  el sector automotriz, conformado por la producción de automóviles y autopartes, así como por la distribución, la entidad simplemente no figura, salvo por la venta de autos, comentó Del Rincón Jarero, aun cuando esta industria ha sido vital para el desarrollo económico de regiones como Guanajuato y Querétaro, que han logrado crecer por arriba del rango nacional.

Actualmente, 11 estados de la República concentran 18 plantas de producción de autos compactos, las cuales representan en promedio entre mil y 2 mil millones de dólares en inversión cada una. Y en Sinaloa no existe ninguna, explicó Germán del Rincón.

En cuanto al desarrollo de viviendas, Ley Pineda puntualizó que de 2011 a 2014 el nivel de casas construidas en Sinaloa se ha reducido, como consecuencia de que las tres principales desarrolladoras (Homex, Geo y Urbi) dejaron de operar y a que la tramitología y los tiempos de respuesta no son aptos para desarrollar proyectos. Además, “la tierra está sobrevalorada, está especulada, y es otro factor que no ha permitido revertir esta tendencia de encogimiento”.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo