Educación

EDUCACIÓN, EL PUNTO DÉBIL | Política, populismo, mal uso de presupuesto, reprobación de alumnos y maestros…

No hará falta que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación boicotee en Sinaloa el ciclo escolar 2015-2016 como lo anunció en julio. Las condiciones están dadas para que más de 600 mil alumnos del nivel básico —preescolar, primaria y secundaria— encuentren un sistema educativo al ras del colapso. El periodo de clases que inicia es, además, el último llamado para […]

No hará falta que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación boicotee en Sinaloa el ciclo escolar 2015-2016 como lo anunció en julio. Las condiciones están dadas para que más de 600 mil alumnos del nivel básico —preescolar, primaria y secundaria— encuentren un sistema educativo al ras del colapso. El periodo de clases que inicia es, además, el último llamado para que el gobierno de Mario López Valdez inicie, al menos, la reforma educativa que no ha implementado.

Con un secretario de Educación que desespera por irse (¿a qué le huye Francisco Frías?), líderes magisteriales que se apuntan para la sucesión gubernamental, 2 mil plazas de aviadores que la Federación dejará de financiar y resistencias a la evaluación magisterial… ¿hacia dónde va la educación en Sinaloa?

Agréguese a este panorama sombrío una política estatal cuya única apuesta en la enseñanza es el populismo, así como las deudas que el gobierno de Mario López Valdez tiene con los maestros de la Sección 27 del SNTE por alrededor de 2 mil millones de pesos en recursos no entregados del Sistema de Ahorro y Préstamos. Infraestructura educativa en mal estado y más de la mitad de los docentes reprobados en el reciente examen de promoción para cargos de dirección, le agregan áreas de preocupación al recién inaugurado ciclo escolar.

Para expertos en el tema educativo el ciclo lectivo que inicia podría representar el punto de quiebre, sobre todo en enseñanza básica, si es que no se asumen políticas públicas de corto alcance para atender lo inmediato, y de largo aliento para darle al tema visión de futuro.

Advierten que la resistencia gubernamental a implementar en Sinaloa la reforma educativa, más lastres locales agregados al sistema de enseñanza pública, ocasionan que el punto de colapso esté cerca porque en vez de impulsar cambios se frenan, sabotean o pervierten.

Frías castro y la bomba de tiempo.

Frías castro y la bomba de tiempo.

En un ejercicio hecho con especialistas (con posgrado y doctorado en educación) se identifican los puntos que harían crisis en el ciclo escolar iniciado el 24 de agosto de 2015:

Malgasto educativo

El Gobierno del Estado dejará de recibir alrededor de 900 millones de pesos en recursos para pago a personal no reconocido por la Secretaría de Educación Pública. Según la SEP, en Sinaloa hay 2,561 trabajadores no conocidos en los centros de trabajo en que supuestamente laboran.

Conflictos en puerta

Aparte de las protestas en contra de la evaluación magisterial convocadas por la CNTE, movilizará a los maestros el adeudo del Gobierno estatal con la Sección 27 del SNTE que asciende a 2 mil millones en recursos perdidos del Sistema de Ahorro y Préstamos. El primer día de clases profesores de Mazatlán se unieron al paro nacional magisterial.

Maestros no idóneos

Sinaloa se ubicó entre las últimas 5 entidades con mayor porcentaje de reprobación (52.68%) en el examen de profesores que aspiran a cargos de director, jefe de sector, supervisores y asesores técnico-pedagógicos. Querétaro es el que menos profesores “no idóneos” tuvo, con 30.69%.

Alumnos reprobados

En aprovechamiento escolar en matemáticas, lectura y ciencias, Sinaloa está por debajo de la media nacional pues ocupa el lugar 19, de acuerdo con la prueba PISA 2012. En el nivel medio superior, el 60.3% de los estudiantes dieron “insuficiente y elemental” y 39.7% “bueno y excelente”, en matemáticas, según la prueba ENLACE 2014.

Secretario en fuga

Tendrá un fuerte impacto en el ciclo lectivo la renuncia al cargo del secretario de Educación Pública y Cultura, Francisco Frías Castro, a quien le tocó iniciar la reforma educativa en Sinaloa y quien debería cerrar las de por sí desastrosas políticas del Gobierno del Estado en materia de enseñanza.

Educación en campaña

Cada seis años, cuando se elige gobernador, los sindicatos de docentes operan como otro partido político. Se afecta el trabajo en el aula con organizaciones como Enlace Cívico Magisterial (Encima) y con aspiraciones como la de Daniel Amador, el autollamado líder moral del magisterio, que declaró que quiere ser candidato a la gubernatura.

Evaluando a Malova

Para Juan Alfonso Mejía López, director de Mexicanos Primero, capítulo Sinaloa, hay una deuda pendiente con las familias sinaloenses pero ello ocurre en un momento muy particular que debe ser aprovechado: las elecciones del próximo año. “Tenemos que ponerle un alto nivel de exigencia para todo aquel que quiera acceder a suceder al actual gobierno. También es el momento para calificar a la actual administración”, agrega.

Educacion_claves

—¿Mexicanos Primero todavía tiene fe en que Malova trabaje en mejorar la calidad de la educación en Sinaloa?

—Lo importante de los juegos de beisbol, vamos a ponernos en esa tesitura, es que haya buenos cerradores. Mexicanos Primero le toma la palabra al gobernador, todavía hoy, cuando falta un año para que termine su mandato, de que es un buen cerrador. Le creemos que es un buen cerrador. Lo cierto es que ya no estamos en séptima baja, ni alta, sino que andamos en la octava entrada y se está acabando el tiempo. Queda un año y lo importante de la transformación no es quién viene y termina ese proceso sino quién está dispuesto a iniciarlo. ¿Puede la actual administración estatal empezar una genuina transformación profunda, porque sí ha habido cambios, hay que decirlo, por goteo pero los ha habido… puede empezar ese proceso de profunda transformación? Yo creo que sí puede. ¿Se va animar a hacerlo? Pienso que eso trastocaría ciertos equilibrios político-electorales. La última palabra la tiene el gobernador para que decida si quiere ser idóneo o no idóneo.

Infortunadamente, dice, todas esas madres y padres de familia que se parten el alma mandando a sus hijos a la escuela y hacen todo el sacrificio por tener muchas veces lo que ellos no tuvieron, tienen que saber que los envían a una exclusión porque la educación no tiene la calidad suficiente para que tengan esas oportunidades que ellos están anhelando.

“Esa calidad tiene que ver con que tenga los mejores maestros, que tenga condiciones para que el niño aprenda, un buen seguimiento donde esté involucrado no solo el maestro sino la madre y el padre de familia. Necesitan los padres de familia que los capaciten para saber cómo pueden acompañar al hijo en un mejor aprovechamiento”.

Mejía López destaca el papel del maestro, que es diferente a hablar de cúpula sindical. “Es importante no dejarlos solos, que volteemos a ver nuestras escuelas, que la sociedad civil ponga en el lugar que le corresponde al maestro y cuál es este: en el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje. Que sea el héroe del siglo XXI”.

—¿Realmente existe la preocupación en el núcleo familiar por la calidad de la educación o nada más por mandar al niño a la escuela como un requisito, como una obligación?

—Creo que no se entiende claramente qué es calidad educativa. No se entiende porque esto ha sido una ruptura de paradigmas y entonces el padre de familia está preocupado en que su hijo vaya a la escuela pero no necesariamente en si el niño está aprendiendo o si esas habilidades, no conocimientos, son las adecuadas. Y son esas habilidades las que las pruebas están empezando a medir a nivel nacional y mundial y están arrojando esos resultados tremendos para Sinaloa.

Juan Alfonso Mejía López. Director de Mexicanos Primero, capítulo Sinaloa.

Juan Alfonso Mejía López. Director de Mexicanos Primero, capítulo Sinaloa.

De su propia voz

La gran oportunidad que tenemos los padres de familia en este ciclo escolar es no votar por candidatos que no tengan claro qué van hacer con la calidad educativa de nuestras escuelas, porque la falta de calidad educativa está lacerando y aumentando los signos de violencia en las colonias, no permite que se generen empleos bien remunerados, está mandando a nuestros niños a esa frustración social; está ensanchando las brechas de la desigualdad social entre pocos que tienen mucho y muchos que tienen cada vez menos. Entonces dejemos de postergar la calidad educativa y apostémosle al único valor que es reproducible por sí mismo y es sustentable: el capital humano. Ningún candidato que no tenga claridad en qué va hacer con la calidad educativa no tiene clara su postura sobre el capital humano y a Sinaloa le duele esa falta de visión.

Juan Alfonso Mejía López. Director de Mexicanos Primero, capítulo Sinaloa.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo