Economía

La crisis que viene | El fantasma de la sobreproducción de maíz que no todos ven

Luego de la contingencia climatológica que golpeó la producción agrícola del estado y que causó conflictos por el agua hace cuatro años, el riego para el ciclo de siembra Otoño-Invierno 2015-2016 está asegurado; sin embargo, otra sombra se cierne en el campo sinaloense: la sobreproducción de maíz blanco. A cuatro años de la intensa sequía que afectó al campo sinaloense, el […]

Luego de la contingencia climatológica que golpeó la producción agrícola del estado y que causó conflictos por el agua hace cuatro años, el riego para el ciclo de siembra Otoño-Invierno 2015-2016 está asegurado; sin embargo, otra sombra se cierne en el campo sinaloense: la sobreproducción de maíz blanco.

A cuatro años de la intensa sequía que afectó al campo sinaloense, el panorama se vislumbra prometedor: la presa Miguel Hidalgo y Costilla está al 95% de su capacidad. Algo similar ocurre en las otras 10 presas del estado, que hasta el 20 de agosto almacenaban 3,800 millones de metros cúbicos más que en el 2014. El riego para el ciclo Otoño-Invierno 2015-2016 está asegurado.

Sin embargo, las cosas podrían no ser tan positivas ahora que hay suficiente agua. Otra sombra se cierne sobre el agro sinaloense, según vaticina el fundador del Grupo Ceres, Guillermo Elizondo Collard: la de la sobreproducción de maíz blanco. De ser así, en 2015 se agudizaría el problema de comercialización y de precios de los granos, que tiene años afectando a los agricultores.

Ello aunque aún por debajo de lo registrado antes de 2011, las mejores condiciones climáticas que se presentaron de 2012 a 2014 permitieron que la agricultura sinaloense recuperara su capacidad de producción de maíz blanco, su principal producto agrícola. Pero en ese periodo otro golpe vino a impactarlo: el descenso internacional de la cotización del grano, como consecuencia del aumento de la producción mundial.

En agosto de 2012, la tonelada del cereal alcanzó el valor récord de 332 dólares, para luego ir bajando con repuntes ligeros y llegar a los 160 dólares, registrado en agosto de este año, según datos de la Bolsa de Valores de Estados Unidos. Y la perspectiva no luce prometedora. En febrero pasado, el Departamento de Agricultura estadounidense pronosticó que el precio continuará descendiendo en 2015 y 2016 hasta tocar fondo y luego repuntará gradualmente por lo menos hasta 2024.

En este escenario surgen algunas dudas: ¿los productores sinaloenses y autoridades agropecuarias prevén este panorama de sobreproducción y sus posibles repercusiones? Y más importante: ¿están preparados para solucionarlo, mitigarlo o sortearlo?

tabla_maiz

¿Sobreproducción?

Tanto el presidente de la Asociación de Agricultores del Río Culiacán (AARC), Guillermo Gastélum Bon Bustamante, como el delegado en Sinaloa de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Rolando Zubía Rivera, no están de acuerdo con el término de sobreproducción. No obstante, ambos aceptan que en el próximo ciclo Otoño-Invierno 2015-2016 habrá mayor producción.

“Hay que dejarlo muy claro: no hay sobreproducción. Quizá sí vaya haber una mayor producción de maíz blanco en todo el estado, pero no hay que llamarla sobreproducción porque toda la producción de Sinaloa se consume”, asegura el presidente de la AARC, y destaca que en el estado existe la capacidad técnica para la conservación de 5 millones de toneladas de maíz blanco.

Mientras que el delegado estatal de Sagarpa comenta que lo que habrá será una sobreoferta del grano sinaloense en relación con la demanda del mercado, porque el productor le apostará a este cereal debido a la poca rentabilidad que tuvieron con otros cultivos, y por lo tanto se elevará la superficie de siembra. El próximo ciclo se calcula que la superficie de siembra del maíz blanco sea de 550 mil hectáreas, 50 mil hectáreas más.

Solo el economista agrícola del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la UAS, Juan de Dios Trujillo Félix, concuerda con la visión de sobreproducción y vislumbra su impacto en el valor del grano, debido a que se mantienen las expectativas de buenas cosechas nacionales e internacionales, lo que no vaticina un repunte significativo en los precios.

Siembra_Culiaca769n-2OK

¿HABRÁ O NO SOBREPRODUCCIÓN DE MAÍZ EN SINALOA?

Problemática

De concretarse la producción récord de maíz blanco durante el ciclo Otoño-Invierno 2015- 2016, que de 2012 a 2014 promedia en el estado las 3.65 millones de toneladas, el empresario Guillermo Elizondo augura una potencial dificultad para colocar esta cosecha, ya que no hay, dice, mercado nacional o internacional que pueda absorberla y el Gobierno federal no posee recursos económicos para apoyarla.

Sin embargo, para el presidente de la AARC, la mayor problemática no será la falta de mercado, sino de comercialización, la cual se revertiría, asevera, si se adoptara el modelo de pignoración de la cosecha y se perfeccionara el esquema de agricultura por contrato.

En contraste, para el delegado estatal de Sagarpa, la comercialización no será el problema, ya que el maíz se vende. El problema, afirma, será el valor del grano. “Al tener un precio bajo, nuestra competencia con los mercados de forraje o los sustitutos del maíz como el sorgo u otros cultivos, hacen que el maíz blanco de Sinaloa no alcance un precio atractivo para el productor”.

Con este escenario en puerta, Zubía Rivera adelanta que Sagarpa trabajará este mes con la Dirección General de Aserca, la Subsecretaría de Agricultura, Gobierno del Estado y algunos productores, para planear cómo lograr que la cantidad de maíz sea la menor posible, pero también buscar cómo vender el producto excedente.

cifras_maiz

Visiones encontradas

Para neutralizar las potenciales problemáticas que causaría una producción récord de maíz blanco sinaloense, Guillermo Elizondo considera que es necesario que se limiten las superficies de siembra del grano, se aplique el permiso único de siembra y se respeten las cuarentenas establecidas, las fechas de siembra, así como las superficies aprobadas. No obstante, los dirigentes de Sagarpa Sinaloa y de la AARC no concuerdan con la propuesta de limitar la superficie de siembra del cereal, que a pesar del alza en los costos de los insumos es el más rentable.

“Podemos decir que vamos a sembrar tantas hectáreas de un producto y tantas de otro, pero en la práctica la decisión de la siembra es en función del líquido, la capacidad productiva del productor, de la vocación que tiene su suelo, la capacidad financiera y lo que él decide que puede ser más rentable”, precisa Rolando Zubía.

Guillermo-ElizondoOK

GUILLERMO ELIZONDO. DEBEN LIMITARSE LAS SUPERFICIES DE SIEMBRA.

“Difícilmente el productor va emigrar a los otros cultivos: trigo, cártamo, frijol y garbanzo —agrega Guillermo Gastélum Bon—, esos cultivos son más vulnerables al cambio climatológico y de mercado. No creo que la solución sea plantificar menos siembra de maíz cuando el productor es maicero”.

A pesar de las visiones encontradas, la producción récord de maíz blanco se vislumbra como una realidad, por lo que anticiparse a sus consecuencias debe ser prioridad. El bajo precio internacional de maíz y el recurrente problema de comercialización, que podrían acarrear malestar y manifestaciones de los productores, deben ser el incentivo suficiente para hacerlo. El compromiso, tanto de productores como de la autoridad, debe ser escuchar las distintas voces y llegar a acuerdos, pero más importante aún, cumplirlos.

Podemos decir que vamos a sembrar tantas hectáreas de un producto y tantas de otro, pero en la práctica la decisión de la siembra es en función del líquido, la capacidad productiva del productor, de la vocación que tiene su suelo, la capacidad financiera y lo que él decide que puede ser más rentable.

Rolando Zubía Rivera. Delegado estatal de Sagarpa.

 

Texto: Irving Hernández/Paúl Mercado

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo