Seguridad

Funciona presión internacional | Avanza PGJE en caso australianos

Bajo la presión de que Sinaloa sea declarado por varios países como destino turístico no seguro, la Procuraduría General de Justicia del Estado dio a conocer los nombres de cinco personas, tres de ellas ya detenidas, que presuntamente participaron en la ubicación, persecución, retención e incineración de dos jóvenes australianos, hechos ocurridos el pasado 21 […]

Bajo la presión de que Sinaloa sea declarado por varios países como destino turístico no seguro, la Procuraduría General de Justicia del Estado dio a conocer los nombres de cinco personas, tres de ellas ya detenidas, que presuntamente participaron en la ubicación, persecución, retención e incineración de dos jóvenes australianos, hechos ocurridos el pasado 21 de noviembre.

 

El procurador Marco Antonio Higuera Gómez reconoció, además, la operación de un grupo criminal en la autopista Benito Juárez, en lo que se le denomina “triángulo de inseguridad” y que comprende el cruce de la carretera por los municipios de Angostura, Salvador Alvarado y Navolato.

Y es que a uno de los detenidos, de nombre José Luis y/o Luis Enrique, se le relacio­na con otros tres asesinatos cometidos con un método similar al que usaron contra los australianos. Uno de esos hechos es el Héctor Adolfo Villanue­va Pimentel, quien viajaba desde Estados Unidos a Guanajuato el 21 de junio de 2013 y en el tramo Guamúchil-Culiacán fue despojado de su vehículo y asesinado.

Higuera Gómez dijo que tres detenciones ya se efectuaron mediante orden judicial por narcomenudeo y dos más se solicitarán a un juez por el delito de homicidio doloso.

A los cinco se les acusará de haber asesinado a dos personas que se presume, en tanto lo confirmen los exámenes de ADN, son Adam Rus­sel Coleman y a Dean Lucas, los dos turistas australianos cuyo caso afecta la proyección que gobierno y empresarios turísticos realizan para promover a Sinaloa como destino seguro para vacacionistas.

De acuerdo a lo dado a conocer por el procurador, los turistas llegaron a Sinaloa el 20 de noviembre por Topolobampo, hicieron una parada en un establecimiento comercial de Los Mochis y luego tomaron la autopista. Al cruzar por la caseta de cobro de Las Brisas una persona dio aviso al grupo criminal.

Desde este punto, la camioneta en que viajaban Coleman y Lucas fue seguida por los delincuentes hasta el kilómetro 37, en el municipio de Navolato, donde les dispararon para que se detuvieran y los llevaron al campo agrícola Juan Aldama para incendiar el vehículo con los turistas a bordo.

“La operatividad, sola­mente puedo decir que dos de ellos, de los cinco, han participado en hechos de años anteriores y están moviéndo­se de un lado a otro, tienen or­den de aprehensión, con esta investigación se permitió de­tener a uno de ellos y se está buscando al otro, que era el líder de la célula delictiva que se dedicaba presuntamente al robo de vehículos, y al robo de objetos de quienes transita­ban por la carretera”, dijo el fiscal.

En las siguientes horas la PGJE deberá justificar la participación de los detenidos en el doble homicidio que ha movilizado a las embajadas de Canadá, Estados Unidos y Australia en un eventual veto a Sinaloa como punto a visitar por sus ciudadanos.

La prensa australiana ha destacado en sus titulares el control que bandas del narcotráfico tienen sobre la carretera en que fueron victimados los turistas de aquel país.

A la autopista Benito Juárez, el sitio News.com.au la describió como “la carretera de México hacia el infierno”.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas