Opinión

Contra la igualdad | ¿Somos diferentes hombres y mujeres?

  Para muchos, este es el momento del año en que se debe trazar la ruta crítica que nos llevará, al final de los próximos doce meses, a una total autoreinvención que si no fuera paulatina, para entonces ni nuestras propias madres nos podrían reconocer.   Hasta ahora, no conozco a nadie capaz de lograr […]

 

Para muchos, este es el momento del año en que se debe trazar la ruta crítica que nos llevará, al final de los próximos doce meses, a una total autoreinvención que si no fuera paulatina, para entonces ni nuestras propias madres nos podrían reconocer.

 

Hasta ahora, no conozco a nadie capaz de lograr semejante hazaña, es más, de entre quienes han estado a punto de lograrlo, los numerosos cambios experimentados gracias a una extraordinaria fuerza de voluntad, han ido en sentido contrario a la intención: se volvieron peores de lo que eran, lo cual ya es decir. Por eso, entre mis metas para el 2016 (además de ser candidato independiente a diputado, alcalde, gobernador y Miss Filipinas), figura el dar trato diferenciado a “todo mundo”, en especial a las mujeres, pues las diferencias entre ellas y nosotros los hombres hacen insostenible la idea de la igualdad de los sexos:

 

  1. El corazón de la mujer palpita más rápido que el de los hombres.
  2. Las mujeres parpadean dos veces tantas veces como los hombres.
  3. Las mujeres nacen con mejor olfato que los hombres y siguen manteniendo esto durante toda su vida.
  4. Los hombres queman grasa más rápido que las mujeres por una tasa de alrededor 50 calorías al día.
  5. Los hombres consiguen el hipo con más frecuencia que las mujeres.
  6. Un hombre tiene aproximadamente 6.8 litros de sangre en el cuerpo, mientras que las mujeres tienen aproximadamente 5 litros.
  7. La célula más grande del cuerpo es el óvulo de la mujer y el más pequeño es el esperma masculino.
  8. Los hombres tienden a excitarse de una hora a hora y media durante el sueño. Esto se debe a la combinación de la circulación sanguínea y la producción de testosterona, y son una parte necesaria de sueño REM.
  9. Las mujeres superan a los hombres en motricidad fina.
  10. Las mujeres tienden a ser más hábiles en el manejo simultáneo de ambas manos.

 

Por si estas diferencias no bastaran, las mujeres y los hombres no somos iguales ni siquiera a los de nuestro mismo sexo, o entre la propia familia, pues cada persona tiene un olor único, huella digital única y una única impresión en la lengua. La igualdad pues, no tiene ningún sustento natural, es una construcción social, y como suele ocurrir en estos casos se le abusa, se le distorsiona y se le desnaturaliza en aras de un discurso sustentado solo en la conveniencia de ser políticamente correcto, lo cual hasta hoy ha demostrado no servir para nada.

[email protected]

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo