Política

Quirino Ordaz inicia operación cicatriz en el PRI | “Si vamos divididos todo fallará”

En un acto de fingida unidad priista, el precandidato del Partido Revolucionario Institucional al Gobierno de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, les advirtió a la militancia y contrincantes domésticos que “si estamos juntos no hay nada imposible; si estamos divididos todo fallará”. En el auditorio del Comité Directivo Estatal del PRI, el empresario mazatleco presentó ante […]

FOTO: CARLOS SICAIROS /CUARTOSCURO.COM

FOTO: CARLOS SICAIROS /CUARTOSCURO.COM

En un acto de fingida unidad priista, el precandidato del Partido Revolucionario Institucional al Gobierno de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, les advirtió a la militancia y contrincantes domésticos que “si estamos juntos no hay nada imposible; si estamos divididos todo fallará”.

En el auditorio del Comité Directivo Estatal del PRI, el empresario mazatleco presentó ante la Comisión de Procesos Internos su documentación como “candidato de unidad”. Para evitar problemas de tipo jurídico, por la mañana Gerardo Vargas Landeros, Sergio Torres y Alfredo Arreola acordaron no asistir, así que estuvieron seis de los nueve aspirantes a la postulación tricolor, delatando los rostros de cada uno de los presentes adhesiones e inconformidades.

A Jesús Vizcarra Calderón, Heriberto Galindo, David López, Óscar Lara, Sergio Torres, Aarón Irízar López, Gerardo Vargas Landeros, Diva Hadamira Gastélum y Daniel Amador les dedicó un apartado en su discurso, instándolos a sumarse a su candidatura y trabajar en el proselitismo, todos en la perspectiva de que el PRI gane el próximo 5 de junio. Los rostros más adustos fueron los de Diva y Aarón, y las fotos no dejan lugar a dudas. Los más contentos fueron los de Óscar Lara, David López y Heriberto Galindo.

“Vamos a dejar el alma para ganar la elección limpia y rotundamente”, dijo Ordaz Coppel al llamar a los priistas a la unidad sin reservas “desde Choix a Escuinapa; de la costa a la sierra”.

Advirtió a las bases del PRI que no habrá campaña fácil por lo que tendrán que trabajar de manera intensa, pensando desde el principio en ganar la votación. “El PRI es el único partido que tiene la fuerza, voluntad y capacidad para llevar a Sinaloa al lugar que le corresponde”, agregó.

Destacó que el presidente Enrique Peña Nieto hace esfuerzos comprometidos para sacar adelante a México y ponerlo en un lugar privilegiado en el contexto internacional y al gobernador Mario López Valdez le reconoció la promesa de que habrá “piso parejo” para todos los candidatos.

 

EL ASOMO DE LA MILITANCIA

“Vamos a saludar al candidato, vamos a saludar al candidato” –apuró una señora a otra… y se fundieron en un abrazo con Jesús Vizcarra Calderón.

Y efectivamente, al interior del auditorio del PRI quedó claro que la figura del priismo sinaloense es Jesús Vizcarra Calderón, quien se ha colocado en una posición de líder natural del priismo y así lo entendieron todos pues al ser presentado acaparó la mayor ovación del evento, ante el rostro serio de un Juan Millán que sonreía a ratos.

Incluso, hubo gente que le gritaba: “¡Tú debiste ser, te necesitamos!”… y el excandidato a gobernador en el 2010 les respondía: “Desde donde esté, siempre ayudaré”.

La señal inequívoca del desconcierto y el desánimo se replicó por todos los rincones del edificio de la sede del Comité Directivo Estatal del PRI: “Es lo que tenemos”; “Y ni modo”; “¡A darle!”; “Ni él se la esperaba”…

Eran las voces oprimidas del priismo de abajo, de los que andan en la talacha para impulsar a su gallo y que de repente les dijeron que tenían que apoyar a otro.

“Todavía vamos a ver qué dice el jefe (Aarón Irízar)”, confió a ESPEJO un colaborador cercano al senador, a quien se le notaba en su expresión una mezcla de enojo, frustración y decepción.

Los periodistas replicaban sus “primicias”: “Dicen que será (Francisco Javier) Luna Beltrán su coordinador de campaña”… “Pues va a ocupar más que eso”.

Cuadros de “toda la vida”, inconformes pero alineados, luchaban contra su realidad: “Es que no sabemos qué fue lo que pasó”, “que alguien nos explique”. Y la respuesta venía de ellos mismos: “Pasó lo que tenía que pasar, nos la volvieron a aplicar”. Y así se fue manifestando el desconcierto total.

Muchos admitían que estaban ahí por el mitote, pero realmente las masas y la fuerza del PRI no se expresaron como en otras definiciones de candidatos a gobernador. Había mucho mazatleco y era obvio. Como cuando Malova acarreó a cientos de mochitenses para mostrar músculo de frente a la definición del candidato, que terminó siendo Jesús Vizcarra Calderón.

Adentro del abarrotado auditorio Benito Juárez ya no cabía nadie, pero afuera sí. Pancartas, pocas; expresiones de apoyo, menos. El asomo de la militancia fue bueno, pero nada qué ver con los buenos mítines del PRI, el viejo o el nuevo. Apenas un estribillo se repetía al son de los mismos acordes de una guitarra, pretendiendo ser el corrido del candidato.

Camionetas Suburban en doble fila esperando a los invitados del precandidato y camiones del acarreo estacionados en el desquiciado bulevar Madero, lo decían todo: el show electoral ha comenzado abiertamente en las calles.

 

Porras musicalizadas; el corrido que no fue

Conocido personaje urbano canta junto a mujeres priistas del municipio de Sinaloa en apoyo a Quirino Ordaz, durante su registro como precandidato del PRI a gobernador.

FOTO: Cuartoscuro.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo