Ciudadanía

¿Quieres un hijo listo? | Quítale el iPad y dale una Guitarra

Sin los padres el potencial intelectual del niño no se puede desarrollar. Según un reciente estudio publicado en la revista  Psiquiatría Molecular, el 50% de la inteligencia de los niños ya viene determinada por sus genes. El otro 50% viene determinado por sus relaciones con su entorno más próximo a lo largo de la infancia, […]

Sin los padres el potencial intelectual del niño no se puede desarrollar.

Según un reciente estudio publicado en la revista  Psiquiatría Molecular, el 50% de la inteligencia de los niños ya viene determinada por sus genes. El otro 50% viene determinado por sus relaciones con su entorno más próximo a lo largo de la infancia, la adolescencia y la vida adulta. Mucho de lo cual estará determinado por la relación y conductas inculcadas por los padres.

El niño debe saber que tiene detrás unos padres que lo quieren y se preocupan por él

Al respecto, Álvaro Bilbao, doctor en Psicología, señala que los padres deben querer, cuidar y compartir  la vida con ellos, reforzando conductas positivas y dejando que se equivoquen. Por su parte, Maximino Fernández Pérez, pediatra del centro de salud de La Felguera (Asturias), menciona que “El niño debe saber que tiene detrás unos padres que lo quieren y se preocupan por él”.

Pero además de estas atenciones y cuidados, hay ciertas actividades que pueden mejorar (o en su limitar empeorar) el desarrollo cerebral de los pequeños y también otras. Estas son algunas de ellas:

Actividades artísticas

Un estudio de la Universidad de Toronto publicado en la revista Psychological Science comparó a cuatro grupos de niños de seis años. Durante un año, un grupo estudió piano; otro, canto; otro, arte dramático; y otro grupo solo clases regulares. Luego del estudio se encontró que en los dos grupos que recibieron lecciones de música hubo un aumento en varias medidas de inteligencia mayores que en los otros.

El grupo que estudió arte dramático también mejoró, pero no en las áreas relacionadas con el desarrollo cognitivo, sino en conducta y adaptación social.

¿DVD infantiles? No tiene caso

Un estudio publicado en Psycological Science ha demostrado que los niños menores de 2 años que ven DVD con imágenes sencillas de dibujos animados que van pasando al ritmo de piezas de música clásica no tienen incidencia en el desarrollo cognitivo de los pequeños. De hecho, Disney ha tenido que reembolsar a quienes se sintieran afectados por DVD’s comercializados con la idea de ser educativos. De hecho, la Academia Americana de Pediatría advierte de que los menores de dos años ni siquiera deben ver televisión.

Programas para entrenamiento cerebral: no son muy útiles

En realidad, los programas, escuelas y hasta aplicaciones móviles que prometen entrenar y estimular el desarrollo cerebral, a veces logran mejorar la memoria a corto plazo de los pequeños, pero no hacen nada por estimular las habilidades matemáticas, de lectura o escritura.

Tablets y Smarthpones: prohibidos en menores de tres años

Seguro te ha tocado escuchar como una madre o padre presumen la habilidad de sus pequeños para manejar dispositivos tecnológicos, pero lo cierto es que los niños menores de tres años acostumbrados al uso de estos aparatos pueden ver afectadas sus capacidades de desarrollo social y emocional.  un estudio de la Universidad de Bostonpublicado en la revista Pediatrics sostiene que estos dispositivos generan estímulos tan rápidos e intensos que el cerebro de los pequeños no tiene capacidad para manejarlos.

Ver películas en inglés es mejor que un colegio bilingüe

Según el Estudio Europeo de Competencia Lingüística, cuando se escucha un programa en inglés con el audio original el resultado de los estudiantes mejora hasta un 21% en comprensión oral. Así que la próxima vez que veas una película con tu hijo vela en inglés y guialo un poco para que comprenda algunas palabras.

No le leas cuentos, léanlos juntos

Muchos padres de familia tienen la tradición de leer un cuento a sus pequeños antes de dormir, pero segun un estudio realizado en Canadá, lo que realmente mejora sus habilidades y estrategias de aprendizaje es compartir esa lecturauna página cada uno y no solo leerle a los pequeños y que estos vean los dibujos del libro.

Vía: El País.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo