Empresarial

Mitos empresariales que no debes creer

Cuando se inicia un negocio, existen ideas falsas que limitan el crecimiento de los emprendedores; conózcalas para no repetirlas. Cuando se arranca un negocio lo último en lo que se piensa es en fracasar. Sin embargo, existen diversos aspectos que pueden minar el camino de los emprendedores, como económicos, logísticos o administrativos, por mencionar algunos. […]

Cuando se inicia un negocio, existen ideas falsas que limitan el crecimiento de los emprendedores; conózcalas para no repetirlas.

Cuando se arranca un negocio lo último en lo que se piensa es en fracasar. Sin embargo, existen diversos aspectos que pueden minar el camino de los emprendedores, como económicos, logísticos o administrativos, por mencionar algunos.

Entre estos elementos se encuentran las visiones erróneas o ideas falsas en torno a los negocios, que pueden provocar que una compañía fracase en sus primeros meses de vida.

Para que la falta de experiencia no lo lleve a cometer estos errores, la directora de la incubadora de empresas Factor E, Dulce Rodríguez López, menciona siete mitos que suelen repetirse y la realidad para no creerlos.

 

Mito

“Tendré mucho tiempo libre”.

 

Realidad

Si bien es cierto que ser el líder de la empresa le da todo tipo de libertades, nada está más alejado de la realidad, por lo menos al inicio. Al arrancar el negocio es muy probable que enfoque todo su tiempo y esfuerzo en la operación, clientes y proveedores, por mencionar algunos, para lograr sus objetivos.

 

Mito

“Ya no le reporto a un jefe”.

 

Realidad

Es verdad, ya no tendrá un jefe que esté al pendiente de su trabajo. Ahora deberá rendirle cuentas a 100, 200 o 500 personas, dependiendo del alcance de su compañía. Sus clientes serán quienes evaluarán y calificarán día y noche si su trabajo, reflejado en su producto o servicio, es bueno o no.

 

Mito

“Ganaré mucho dinero”.

 

Realidad

Obtener beneficios económicos es uno de los objetivos que buscan los emprendedores, pero visualizar que alcanzará grandes ganancias monetarias desde el inicio es un error. Al principio solo será inversión tras inversión y no solo de dinero, sino también de tiempo y esfuerzo para comenzar a ver resultados.

 

Mito

“Puedo iniciar yo solo”.

 

Realidad

Una persona no puede arrancar sola un negocio, y no por falta de capacidad, sino porque existen áreas fundamentales en la empresa que es importante atender y sin el apoyo de alguien más es complicado. En promedio, las pymes deben iniciar con cuatro colaboradores para que se refuercen los departamentos claves y la compañía crezca.

 

Mito

“Requiero mucho capital para iniciar”.

 

Realidad

En ocasiones, esta frase se usa más como una excusa para no emprender, ya que se puede arrancar la empresa con poco capital, solicitando financiamiento o asociándose con alguien más. Además, se puede comenzar con poco y conforme lleguen más recursos crecer; es decir, adoptar un plan de desarrollo escalonado.

 

Mito

“Mi éxito depende de la suerte”.

 

Realidad

No tiene nada de malo confiar en la suerte, pero dejar todo al destino, sí. La suerte no construye empresas, sino el emprendedor que trabaja por ello. Hay que planear el negocio, hacer estrategias, informarse de los avances tecnológicos de su área, analizar a la competencia, a los proveedores y a los clientes para erigir esa compañía exitosa que busca.

 

Mito

“El empresario nace, no se hace”.

 

Realidad

Existen personas que poseen cualidades que apoyan el perfil empresarial, pero esto no significa que solo ellas puedan emprender. Cualquiera puede ser empresario sin importar sus características, ya que se pueden trabajar aptitudes, actitudes, habilidades y adquirir conocimientos mediante capacitación.

 

PARA SABER:

En promedio, las pymes deben iniciar con cuatro colaboradores para atender áreas en la empresa que son fundamentales para su funcionamiento.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas