Ciudadanía

Par Vial de Culiacán | Todos los caminos conducen marcha atrás

A 25 días de que se puso en operación el Par Vial de Culiacán entre las avenidas Álvaro Obregón y Aquiles Serdán, son más las dudas sobre su funcionamiento que la claridad de sus beneficios. Y todo hace indicar que el camino que se debe tomar para resolver este conflicto de movilidad urbana lleva inevitablemente […]

A 25 días de que se puso en operación el Par Vial de Culiacán entre las avenidas Álvaro Obregón y Aquiles Serdán, son más las dudas sobre su funcionamiento que la claridad de sus beneficios. Y todo hace indicar que el camino que se debe tomar para resolver este conflicto de movilidad urbana lleva inevitablemente a regresar las cosas como estaban.

Fue el mediodía de este martes 3 de mayo cuando la convicción de los vecinos de la colonia Chapultepec se fortaleció: debe desaparecer el Par Vial y que la Obregón vuelva a ser de doble sentido.

Y los argumentos estuvieron a la vista de todos. Un enorme hoyo apareció sobre la avenida Francisco Márquez de dicho sector, debido a que el viejo concreto hidráulico no resistió el peso y permanente flujo vehicular que se introduce al norte de la ciudad por la avenida Aquiles Serdán. A ello se suma el tráfico pesado de 130 camiones del servicio de transporte urbano cada hora, producto de 13 rutas que se desviaron por ahí.

“Definitivamente creemos que el Par Vial no funciona y que debe volver a funcionar la avenida Álvaro Obregón en ambos sentidos”, dijo a ESPEJO Edith Robles, integrante de Pro Ciudad y vecina de la colonia Chapultepec.

Y es que quienes encabezan esta lucha ciudadana se han topado con la pared de la cerrazón, pese a que han sido “escuchados” por algunas autoridades, como es el caso del director del Instituto Municipal de Planeación, Jorge Avilés Senés, quien más que dar respuestas durante dos reuniones, se ha concentrado en defender el cuestionado proyecto vial.

 

Boquete_chapule2

Los caminos del Par Vial

Sergio Torres Félix, presidente municipal de Culiacán, ya declaró que está dispuesto a dialogar y debatir el estudio que realiza la Dirección de Vialidad y Transportes en la idea de rectificar o no el sentido de la calle Álvaro Obregón. Sin embargo, se dice convencido de que las cosas deben quedarse como están, “por el bien de la ciudad”.

Por su parte el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, ha declarado también que se podría dar marcha atrás al Par Vial, cuyo costo fue de 85 millones de pesos incluida la remodelación de la Obregón. Pero eso solo si el estudio que realizan expertos y el Implan revela que la medida no está funcionando.

Prometió que no se actuará con cerrazón y que si es necesaria la intervención de su Gobierno, así lo hará.

“Si la recomendación dice que hay que cambiar la cosas, se tendrán que cambiar”, prometió.

Los vecinos de la colonia Chapultepec, Guadalupe, sector Centro, ciudades Hermanas, Constitución, Burócrata, Gabriel Leyva y Tierra Blanca, al menos, están pidiendo que se cambien las cosas al estatus que tenía antes de que se remodelara la avenida Álvaro Obregón. No ven otro camino.

La tarde-noche de este miércoles se reunirá un grupo importante de inconformes, quienes incluso se han integrado en torno a una comunidad de Facebook que llamaron Parvialnosirve, donde manifiestan su absoluto rechazo a la medida de movilidad tomada por el alcalde Sergio Torres.

Ahí señalan que el presidente municipal cambió el sentido de la calle sin escuchar a sus gobernados, mostrando total insensibilidad política.

Le advierten incluso que no admitirán más atropellos pues el Par Vial lo único que ha hecho es tener a Culiacán en un caos. Por eso dicen no al Par Vial e insisten que regresen a la avenida Obregón a doble sentido.

En la Fanpage Parvialnosirve, se denuncia la inoperancia y alto riesgo del Par Vial, y es que algunos accidentes han tenido lugar porque quienes transitan por ahí creen que se trata de vías rápidas y no se respetan las señales de tránsito.

 

Defensa e incongruencia

Solo en la colonia Chapultepec y sus alrededores la vida se ha trastornado. Los camiones ahora se meten por calles empedradas y a la gente le botan las piedras. Hay mucho tráfico en calles como la Matías Lazcano, que era una de las más tranquilas.

Por Catedráticos el embotellamiento es terrible y circulan muchos vehículos por la Teófilo Álvarez, a pesar de que no caben los camiones por ahí.

Edith Robles, señala que darán la batalla por su comunidad, aclara que no hay motivaciones políticas en todo esto y que la gran aspiración es que se pueda gozar de una movilidad urbana adecuada.

Por ello, el movimiento crecerá y ya se pusieron en contacto con otros grupos como el Parlamento Ciudadano, con quienes se coordinarán para seguir insistiendo en la inoperancia del Par Vial.

“En las reuniones con la gente del Implan les señalamos lo que pasaba en Ciudades Hermanas, Andrade, Juan de la Barrera, Francisco Márquez, Tierra Blanca, y la respuesta era de asombro y preguntaban dónde, lo que evidencia que no se ha hecho un estudio real”, lamentó.

Y así, hasta el momento las respuestas de las autoridades a tanta inconformidad por el Par Vial, han sido incongruentes, defendiendo un proyecto que parece ir en camino de regreso.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo