Artes

Historia de dos almas

Caminaron sin rumbo durante años. Se resignaron. No hallaron lo que buscaban. Llegaron a un callejón oscuro. Guardaron la ilusión. Confundieron valor con miedo y se quedaron, se quedaron, se quedaron. Se vieron al espejo y descubrieron en su propio reflejo la versión más desteñida de ellos mismos. La sonrisa se les traspapeló entre las […]

Caminaron sin rumbo durante años. Se resignaron. No hallaron lo que buscaban. Llegaron a un callejón oscuro. Guardaron la ilusión. Confundieron valor con miedo y se quedaron, se quedaron, se quedaron.
Se vieron al espejo y descubrieron en su propio reflejo la versión más desteñida de ellos mismos. La sonrisa se les traspapeló entre las cosas importantes del día a día.
Se escondieron. Retocaban su fachada con colores alegres. Quienes pasaban por enfrente, no imaginaban los grises que en el interior desbordaban; los blancos y los silencios profundos que asfixiaban, la enorme tristeza que escondían.
Anegaron su casa en llanto. Llegaron al océano. Se curtieron en la sal de su poca esperanza. Se aferraron. Se evaporaron. Regresaron en forma de lluvia. Decidieron no levantarse. Y cuando se levantaban, caminaban en círculos hasta marearse y volvían a caer.
Se quedaron callados. Cambiaron para adaptarse. Se borraron a sí mismos. No se adaptaron. Colapsaron. Volvieron a confundir valor con miedo e intentaron levantarse. Se levantaron. Caminaron en círculos…
Un día se encontraron.
Se vieron de frente. Los colores de la fachada comenzaron a penetrar al interior de sus habitaciones. Los grises se difuminaron con los blancos. Se esfumaron los miedos. Los silencios profundos se llenaron de ilusiones.
Regresaron en forma de lluvia y crecieron flores por donde pisaban. Encontraron la sonrisa perdida. Se dibujaron uno al otro. Anduvieron un camino nuevo.
Les gusta el viaje de los dos. Se levantaron. Tratan de no caminar en círculos. Están tratando de quedarse juntos.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas