Seguridad

TEMA DE LA SEMANA | Inseguridad en Sinaloa: ¿Chuytoño es la única solución?

La preocupación ciudadana por los recientes hechos de violencia en Sinaloa, con incidencia marcada en el sur del estado, recalcan la inconformidad que ha existido a lo largo del gobierno de Mario López Valdez y sin embargo el mandatario insiste en mostrar a Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, comandante de la Policía Ministerial, como la panacea […]

La preocupación ciudadana por los recientes hechos de violencia en Sinaloa, con incidencia marcada en el sur del estado, recalcan la inconformidad que ha existido a lo largo del gobierno de Mario López Valdez y sin embargo el mandatario insiste en mostrar a Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, comandante de la Policía Ministerial, como la panacea contra ese mal imbatible.

Una vez que la administración pública que encabeza Malova ha superado el índice de delitos de alto impacto que se registró en el período de su antecesor Jesús Aguilar Padilla—con un acumulado de más de 7 mil homicidios dolosos de 2011 a la fecha—el desespero social por condiciones de tranquilidad tiende a hacer crisis e igualmente entra en caos la capacidad de respuesta del Gobierno del Estado.

Les sobran razones a los sectores sinaloenses para resolver que mientras la delincuencia recrudece su acción, las autoridades estatales se perciben de brazos cruzados y acuden a declaraciones trilladas y a la misma fórmula fallida de todo el sexenio: la ausencia de un plan integral de seguridad, justicia y estado de derecho muestra al Gobierno más turbado y paralizado que la población misma.

En ocasiones el gobierno local se refleja como parte del problema cuando debiera aportar las soluciones. Es decir, en vez de ser factor de tranquilidad se convierte en elemento de temor por las sobradas muestra de ineptitud ante una dificultad que nunca podrá ser combatida con declaraciones que pretenden el impacto mediático y eluden la eficacia táctica. En ocasiones habrá uno o más detenidos, uno o más hechos resueltos, pero la atención estructural al fenómeno delictivo no se vio, no se ve y al parecer no se verá en los meses que restan al sexenio de Malova.

Ofende a Sinaloa el hecho de que la administración malovista sostenga firme la propuesta de que Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, el superpolicía del sexenio, es el único remedio contra la inseguridad pública. Terco en dejarle en sus manos toda estrategia contra la violencia, López Valdez acaba de revalidar la marca Chuytoño al decirle a los mazatlecos que se los envía para que ponga en paz a ese destino turístico de nuevo afectado por el crimen.

¿Y qué con el índice de Paz que ubica a Sinaloa entre los estados más inseguros de México, superado solo por Guerrero? ¿Y qué con el Semáforo Delictivo que mantiene en color rojo (más afectados por la comisión de homicidios) a Sinaloa? ¿Y qué con las estadísticas oficiales de la Procuraduría General de Justicia del Estado que dan cuenta del gran fracaso sexenal en materia de seguridad? ¿Y qué con el estudio de American Chamber que en su Informe Empresarial en México Retos y Tendencias 2015-2016 identifica a Sinaloa dentro de las entidades más inseguras para las empresas?

Las cifras, estados de ánimo y congojas hablan en Sinaloa de realidades diferentes a las que expone el gobernador. De tal autenticidad debe partirse para establecer acciones de fondo, sustentadas en la ley y que vayan a la raíz del problema. Tal vez Chuytoño sí sea un buen policía, quizá no, pero poner todos los huevos en la misma canasta equivale a renunciar a otras posibilidades que la tozudez anula aunque podrían significar alternativas más eficaces frente a la inseguridad avasallante.

Con graves estigmas por haber sido perseguido por la Procuraduría General de la República, reprobar los exámenes de control y confianza y recurrir a la tortura como método de investigación policial, entre otros, Aguilar Íñiguez ya no es un componente del aparato público que inspire confianza y el estado de cosas en materia de seguridad pública lo descarta como la medicina única contra el azote de la criminalidad.

Frase136

PakMAIL_843x493px

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo