Artes

La tradición de la ofrenda | ¿Qué lleva y cuánto cuesta el altar del Día de Muertos?

Los altares que se ofrendan el Día de Muertos contienen elementos que confirman las costumbres que el pueblo mexicano conserva desde hace siglos. El tipo de elementos presentes en cada uno de dichos altares varían, según las ideas y costumbres de cada pueblo, teniendo así una rica variedad multicolor de ellos a lo largo del […]

Los altares que se ofrendan el Día de Muertos contienen elementos que confirman las costumbres que el pueblo mexicano conserva desde hace siglos.

El tipo de elementos presentes en cada uno de dichos altares varían, según las ideas y costumbres de cada pueblo, teniendo así una rica variedad multicolor de ellos a lo largo del territorio nacional.

Las ofrendas están llenas de simbolismos, pues cada uno de los elementos que la conforma tiene un porqué y un para qué. A continuación mencionamos algunos de los componentes más comunes de la ofrenda y sus significados:

Mantel

Uno de los elementos básicos para comenzar a poner la ofrenda es el mantel blanco, símbolo de pureza y alegría.

Sal

Elemento de purificación, ayuda a que el cuerpo no se corrompa por su viaje.

Velas, veladoras e incienso

Entre los muchos adornos y elementos que conforman la ofrenda, las velas y veladoras no pueden faltar, pues son la luz que ilumina el camino de las almas del mundo de los muertos al de los vivos, mientras que el incienso y el copal se utiliza para purificar el ambiente, de tal forma que las almas de los difuntos puedan entrar.

Papel picado

Simboliza al viento uno de los elementos de la naturaleza que debe de contener toda ofrenda. Su colorido le da un ambiente festivo.

Izcuintle

Figura de perro que guía a las almas para cruzar el río que los separa de la tierra de los muertos.

Petate

Se utiliza en los altares como un lugar para que las ánimas descansen.

Calaveritas

Representan los cráneos humanos de los altares llamados tzompantli en la época precolombina, en donde se ofrendaban a los Dioses las cabezas de los cautivos sacrificados. Hoy en día, las hay de azúcar, chocolate y amaranto. Se decoran y se le pone el nombre del ser querido.

Imágenes

El altar se acompaña de diferentes tipos de imágenes, una de ellas es la o las fotos de los difuntos a los que se va a rendir culto, mientras las demás, por lo regular, son de índole religioso, de acuerdo con las creencias de cada familia.

Tierra o ceniza

Símbolo de nuestra condición humana, influencia de la religión católica “polvo eres y en polvo te convertirás”.

Flores

Entre los elementos que caracteriza estas fechas son las flores, pues los mercados se pintan de colores con el cempasúchil, la mano de león y la nube, entre otras. El cempasúchil es la flor típica para ofrendar a los muertos, proviene de la palabra náhuatl cempohualxochitl “veinte flores o de los 400 pétalos”. Se utiliza en los altares para guiar las almas de los difuntos, pues su color encendido representa al Sol. La nube representa pureza por su color; se le pone a los niños difuntos. La mano de león, también conocida como flor te terciopelo, cresta de gallo o celosía, al igual que el cempasúchil, es una flor de temporada. Su uso en la ofrenda es ornamental y ceremonial.

Bebida

En todo altar no pueden faltar las bebidas, pues sirven para saciar la sed de los difuntos. La más común en las ofrendas es el agua simple. Entre las bebidas típicas se encuentran el chocolate y las preparadas a base de maíz. En el caso de los adultos, se les pone también la bebida alcohólica de su preferencia acompañada de unos cigarrillos para los que solían tener el hábito de fumar, y así poderlos complacer de mejor manera.

Comida

Los alimentos son uno de los principales elementos que conforman la ofrenda. Entre ellos se encuentran los platillos preferidos que en vida les gustaban a los difuntos, el pan de muerto, los dulces y algunas frutas. Uno de los platillos presente en la mayoría de los altares, es el mole rojo, pues en nuestro país es considerado como un platillo de fiesta. El pan de muerto es de los alimentos más representativos de la celebración del Día de Muertos; hace remembranza a los sacrificios humanos que realizaban las culturas prehispánicas. Es un pan horneado especialmente para esta época, elaborado principalmente con harina de trigo, huevo, azúcar y anís. Tiene forma redonda, puede estar espolvoreado con azúcar y es adornado en la parte superior con masa del mismo pan en forma de huesos. Aunque suele variar de una región a otra, sin duda ocupa un lugar importante ese día en la ofrenda.

¿CUÁNTO CUESTA?

A fin de que en estas celebraciones no gastes de más al ofrendar a tus seres queridos difuntos, el programa Quién es Quién en los Precios (QQP) realizó un levantamiento especial de precios de este tipo de productos en la Ciudad de México y Zona Metropolitana, del 3 al 13 de octubre de 2016.

Para que tengas una referencia de cuánto cuestan algunos de los elementos más comunes que se ponen en una ofrenda y planees tu presupuesto de acuerdo con tu bolsillo, te mostramos un listado de precios promedio de 30 de ellos.

El rango de precios promedio en estos productos es amplio, pues va desde $4.78 (sal molida de mesa) hasta $150.00 (petate).

cuadro-dia-de-muertos

En la memoria de los mexicanos los muertos siguen vivos, pues el recuerdo mantiene la inmortalidad del individuo, lo que garantiza la sobrevivencia del Día de Muertos.

*Tomado de la página de PROFECO en Internet.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo