Ciudadania

“Vivimos en un mundo distraído, libertino y superficial”: Monseñor Silva

“La vida es un arte, es una bendición, es un regalo y todos estamos hechos para ser felices. Todos tenemos esa responsabilidad, esa misión de ser plenos, de realizarnos en la vida y compartir esa vida con los demás”, dijo monseñor Manuel Silva Rodríguez. Sin embargo, el párroco del santuario de Nuestra Señora de Guadalupe […]

“La vida es un arte, es una bendición, es un regalo y todos estamos hechos para ser felices. Todos tenemos esa responsabilidad, esa misión de ser plenos, de realizarnos en la vida y compartir esa vida con los demás”, dijo monseñor Manuel Silva Rodríguez.

Sin embargo, el párroco del santuario de Nuestra Señora de Guadalupe (La Lomita), acotó: “Vivimos en un mundo muy distraído, libertino, superficial y de apariencias, en el que las personas hacen lo que les da placer y no han encontrado su lugar o su momento de realización y es entonces cuando se llenan de fracaso, de pesimismo y de oscuridad”.

 

LO DIJO:

“Es un mundo más exterior que interior, porque al hombre le hace falta reflexionar más sobre su lugar en esta vida, le hace falta meditar, le hace falta silencio porque en el silencio es donde se gestan las cosas grandes, hermosas e importantes”.

—Manuel Silva Rodríguez. Párroco del santuario de La Lomita.

 

Silva Rodríguez, originario de Pajacuarán, Michoacán, e investido monseñor en 2009, disertó el tema Tiempos de Esperanza, como parte del Ciclo de Conferencias que desarrolla el Centro de Estudios Universitarios Superiores (CEUS), en donde compartió su vida sacerdotal con alumnos y personal docente, administrativo y directivo.

Compartió un mensaje de esperanza y amor en su conferencia magistral diciendo: “Hoy el mundo evade lo importante; parece más fácil lo superficial, lo inmediato, lo que no cuesta trabajo. Por eso, el hombre se va percibiendo como un conjunto de funciones naturales, biológicas, sociales, sexuales, políticas y va olvidando que es un ser humano”, lamentó.

Por otro lado, criticó pláticas sobre sexualidad a estudiantes de preparatoria en las que se regalan condones bajo el eslogan Cuídate y dijo que, como medida de prevención es buen objetivo, pero que lo mejor es llevar una vida ordenada. Sin embargo, añadió, las políticas públicas promueven hacer lo que uno quiera cuidándose pero las consecuencias de esas promociones no las atienden.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas