Ciencia y Tecnología

Samsung lo confirma: Galaxy Note 7 murió por su batería

Después de meses de investigación, por fin Samsung terminó de indagar en el caso de las combustiones instantáneas que sufrieron los sucesores de Galaxy Note 5 y confirman lo que ya se sospechaba. Según datos revelados por la red de noticias Reuters, la causa de las explosiones del Samsung Galaxy Note 7 habría sido la […]

Después de meses de investigación, por fin Samsung terminó de indagar en el caso de las combustiones instantáneas que sufrieron los sucesores de Galaxy Note 5 y confirman lo que ya se sospechaba.

Según datos revelados por la red de noticias Reuters, la causa de las explosiones del Samsung Galaxy Note 7 habría sido la propia batería del terminal. Con esto se descartan así otras posibles causas que en un momento se consideraron como lo son: el diseño del teléfono, la gestión del software o el sistema de carga Adaptive Fast Charging diseñado por la compañía surcoreana.

 

Todo apunta a que no dejaron el suficiente espacio en el interior

 

Samsung cometió un pequeño error al no dejar espacio suficiente alrededor de la batería (menos de un milímetro en los bordes). Si recordamos nuestras clases de física en la prepa, sabríamos que las baterías (y cualquier cuerpo) tienden a aumentar ligeramente de volumen cuando se les aplica calor, o en este caso cuando se calientan. Tanto la temperatura como el reducido espacio hicieron que el Galaxy Note 7 acabara siendo retirado del mercado.

 

En un primer momento, la culpa recayó sobre Samsung SDI, compañía filial que se encarga de realizar las baterías para la marca principal, ante esto la compañía anunció un recall de sus dispositivos Galaxy Note 7 el pasado mes de septiembre tras identificar varios de los incidentes que ya hablamos. La compañía devolvió a sus compradores una versión segura del mismo, con baterías procedentes de otro proveedor, sin embargo, estos seguían con el mismo problema. Fue entonces que la compañía anunció la retirada del mercado del teléfono móvil, causando un fuerte impacto en los resultados financieros de la compañía durante los próximos trimestres fiscales de 2016. Hasta el momento se sabe que el 96% de los dispositivos alrededor del mundo ya se han retirado.

 

Hay que recalcar que la información revelada no proviene directamente de Samsung, sino de Reuters. Se espera que sea hasta el próximo 23 de enero cuando la compañía aclare de manera oficial cuáles fueron las causas de las explosiones y los incendios del dispositivo.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo