Culiacán

Adultos mayores | El viacrucis bimestral por el ’65 y más’

A pesar de existir un sistema para que, con una tarjeta, los adultos mayores retiren su pensión en cajeros automáticos, este se encuentra sin funcionar desde hace unos meses.  Cada dos meses la historia se repite para muchos de los adultos mayores inscritos en el programa 65 y más. Poco personal, largas filas y un espacio insuficiente […]

A pesar de existir un sistema para que, con una tarjeta, los adultos mayores retiren su pensión en cajeros automáticos, este se encuentra sin funcionar desde hace unos meses. 

Cada dos meses la historia se repite para muchos de los adultos mayores inscritos en el programa 65 y más. Poco personal, largas filas y un espacio insuficiente e inadecuado donde esperar es lo que los beneficiarios del programa tienen que pasar para recibir el monto de apoyo asistencial brindado por el Gobierno federal a través de la Sedesol.

El módulo ubicado en el parque Constitución se vuelve una sala de espera abierta para los cientos de personas mayores que acuden para cobrar su pensión. Algunos logran pasar la mañana sentados, otros sin tanta suerte parados.

Para Esther, beneficiaria de 66 años que espera sentada a la sombra de un árbol, el trámite implica despertarse desde antes del amanecer para llegar a las 6 de la mañana desde Villa Bonita hasta el parque Constitución y, si tiene suerte, terminar el trámite antes de las 3 de la tarde. Una espera de 9 horas.

Ella, como muchos de los beneficiarios, ya recibió la tarjeta que ofrece el programa para cobrar el apoyo sin hacer filas en el banco, sin embargo, por el momento este sistema está sin funcionar.

Así, sentada y en compañía de una compañera también beneficiaria, Esther pasa la mañana a la espera de escuchar su nombre de parte del personal de la Sedesol.

 

LO DIJO:

“Aquí traigo la tarjeta pero no sirve aún, me la dieron el mes pasado, con esa puedo ir al banco pero no tiene… no esta sirviendo. Falta más personal y atención, que traten bien a la gente”.

 – Esther, beneficiaria del programa ’65 y más’.

 

Por su parte María, de 69 años, señala que desde muy temprano se levanta para alistarse y desayunar, pues sabe que dedicará al trámite toda la mañana y quizá también parte de la tarde.

Ella, quien a pesar de su edad no resiente de los achaques que si resienten muchos de los beneficiarios, se siente afortunada de aún poder valerse por si misma, pero señala que cuando ya esté viejecita dejará de hacerlo. Debido a esto, María opina que el programa requiere de mayor personal capacitado para atender a personas adultas.

 

LO DIJO:

“Yo pienso que cuando esté viejecita ya no voy a venir… es que los jóvenes no quieren acompañar a sus viejitos y las personas adultas que vienen solas muchas veces les falla el oído o no entienden ya”.

 -María.Beneficiaria del programa ’65 y más’.

PARA SABER:

En Sinaloa, el programa ’65 y más’ tiene registrados a más de 140 mil beneficiarios. Estos reciben un apoyo cada dos meses, además de acudir a ratificar su supervivencia cada 6 meses con el fin de seguir recibiendo el apoyo.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas