Ciencia y Tecnología

¿Qué tanto sabe Facebook de ti?

Hace poco, gracias a WikiLeaks, se dio a conocer lo que todos ya sospechabamos: la CIA había estado espiando a personas a través de sus dispositivos tecnológicos (celulares, computadoras, tabletas, televisores, bueno, ¡hasta con los refrigeradores!). Sin embargo, la realidad es que no hace falta que alguien se meta a nuestro celular para espiar nuestra […]

Hace poco, gracias a WikiLeaks, se dio a conocer lo que todos ya sospechabamos: la CIA había estado espiando a personas a través de sus dispositivos tecnológicos (celulares, computadoras, tabletas, televisores, bueno, ¡hasta con los refrigeradores!). Sin embargo, la realidad es que no hace falta que alguien se meta a nuestro celular para espiar nuestra información. Nosotros mismos proporcionamos a algunas empresas de información personal muy sensible.

Facebook es una de esas empresas a las que no se les puede ocultar nada, y es que con casi un millón de usuarios por día, el solo hecho de intentar esconder algo es relativamente imposible, más aún en estas épocas que está tan de moda compartir cualquier cosa que uno hace o piensa. Hay miles de algoritmos que hacen a esta red social el monstruo cibernético que hoy día es.

Pero espera, antes de que salgas gritando a la calle como loco o que intentes prenderle fuego a tu celular por la desesperación, deberías saber que hay una forma de conocer mucha de la información que está al alcance de una de las compañías más grandes del mundo.

De entrada hay que decir que Facebook no es gratis; sí, así como lo lees, a los usuarios comunes y corrientes no se nos imponen cargos monetarios por el uso de cualquiera de las funciones la red social, nosotros pagamos con información que luego se traduce a publicidad. Con esos datos, el gigante creado por Mark Zuckerberg vende anuncios segmentados a otras empresas. Por ejemplo, a un restaurante que busca llegar a mujeres de entre 25 y 40 años en una determinada ciudad a las que les guste la cocina asiática, o un gimnasio que busca atraer jóvenes de 18 a 25 años que están interesados por el deporte al aire libre.

Aún ajustando la configuración de privacidad, es imposible evitar que la red almacene informaciones sobre ti. Aunque déjame decirte que es posible saber qué es lo que Facebook sabe de ti.

Para acceder a esta valiosa información debemos a ir a la sección de General de la configuración de Facebook y darle a “descargar una copia de tu información”, luego se te solicitará tu contraseña para evitar que alguien más tenga acceso y paso siguiente procederá a elaborar tu resumen, mismo que llegará a tu correo.

Obtendrás un paquete con archivos para fotos y videos, y un archivo llamado index.htm que hay que abrir en un navegador. Ese archivo permite visualizar toda esa información de manera organizada.

Esto es una probadita de lo que te puedes encontrar:

 

Las coordenadas de tu cara

No, no se trata de ciencia ficción. Tras la primera página del archivo, donde está la información personal, es posible ver tres líneas de números que equivalen a una especie de impresión digital de tu rostro.

Según Thiago Tavares, de la organización Safernet: “Hay 34 puntos en la cara que son fijos. La distancia entre esos puntos se puede calcular, y ese cálculo permite que un algoritmo consiga identificar automáticamente una cara”.

Es por eso que, cuando un amigo sube una foto en la que sales, Facebook consigue saber que eres tú quien está en ella y sugiere que te etiqueten. Pero puedes impedir que la empresa haga ese reconocimiento. Para ello, tienes que ir a Configuración y escoger la opción Nadie en la pregunta “¿quién recibe sugerencias para etiquetarte en fotos en las que parece que estás presente?”.

Aunque es imposible evitar que la empresa guarde ese mapa de tu cara en sus archivos ocultos.

 

Donde estás, aunque no estés en Internet

Una de las secciones más interesantes en Facebook es la de “Seguridad”. Allí hay información sobre las computadoras, celulares y tabletas has usado para entrar a tu perfil. Allí están las IPs (que son algo así como la dirección postal de tu dispositivo), las fechas y horarios en los que accedes a Facebook, los navegadores que utilizas y hasta la operadora del celular con la que te has conectado.

El archivo que descargas también tiene cookies que Facebook almacenó en tu navegador, archivos que registran rastros de navegación sobre el tiempo que permaneces en cada página, la secuencia de clicks que haces, los datos que colocas en un formulario online, etcétera.

“Si deshabilito en mi computadora el almacenamiento de cookies, no puedo usar Facebook ni muchas páginas y servicios. Por eso estos productos no son gratis como piensa la mayoría. Pagas con tus datos personales y con tu privacidad”, dice Tavares.

 

Lo que te gustaría comprar

En la sección “Anuncios” del archivo de datos, encontrás una larga lista de empresas y temas que Facebook cree que te gustaría ver en tu muro.

La mayoría de los artículos pueden ser correctos, pero algunos no tendrán mucho sentido, como películas que no te gustan mucho o nombres de ciudades con las que no tienes relación. Más abajo vendrá una lista de anuncios a los que has hecho clic dentro de Facebook.

“Facebook decide qué anuncios te muestra a partir de tu comportamiento en la red social Si no quiero ver más anuncios en Facebook, no hay nada que pueda hacer. Es imposible no ver anuncios en Facebook, de la misma forma en que es imposible tener un 100% de privacidad usando redes sociales. Una cosa es incompatible con la otra. Es vendiendo anuncios como gana dinero la plataforma”, dice Tavares.

Pero, ¿significa esto que la empresa está enviando esas informaciones sobre ti a otras empresas? Facebook dice que no y, según Tavares, no es posible demostrar lo contrario.

Todas tus búsquedas

Pero espera, no todos los datos que Facebook almacena sobre ti están en ese archivo disponible para descargar.

Todas tus interacciones, comentarios, “me gusta” y búsquedas en la red social desde el momento en que entraste, están almacenados en el “Registro de Actividad”.

Para llegar ahí, haz clic en la flecha hacia abajo en la esquina superior derecha de la página, al lado de la “Ayuda rápida”.

Uno de los detalles sorprendentes que encontrarás en esa sección, en la sección de “Fotos”, son todos los videos que has visto dentro de Facebook, aunque no hayas dado “me gusta” en las publicaciones en los que estaban ni escrito comentarios. Basta darle al botón de reproducir para que el sitio registre que lo viste.

De igual manera, está registrado todo lo que tecleas en la sección de búsquedas desde que creaste tu cuenta: nombres de personas, eventos y otras palabras clave.

El registro de actividades es la mejor manera de saber, en tiempo real, la información que le estás dando al sitio. Si compartes canciones que estás oyendo, libros que estás leyendo, si decides ver publicaciones de un amigo en tu muro o confirmar la presencia a un evento. Todo estará ahí.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas