Cultura

Que siempre sí | El ‘Tianguis del libro’ se queda en Catedral

Tras la polémica que desató una declaración del presidente municipal, Jesús Valdés, en el sentido de que los vendedores de libros serían removidos de la plazuela Álvaro Obregón porque supuestamente propiciaba el consumo de drogas, este viernes se alcanzó un acuerdo que beneficia a dichos locatarios y que les permitirá permanecer en su sitio. A […]

Tras la polémica que desató una declaración del presidente municipal, Jesús Valdés, en el sentido de que los vendedores de libros serían removidos de la plazuela Álvaro Obregón porque supuestamente propiciaba el consumo de drogas, este viernes se alcanzó un acuerdo que beneficia a dichos locatarios y que les permitirá permanecer en su sitio.

A partir de las 11:00 de la mañana se llevó a cabo una reunión entre autoridades, libreros, lectores y medios de comunicación en la explanada de la plazuela, misma que fue encabezada por el secretario del Ayuntamiento, Paulino Rojo y la directora del Instituto Municipal de Cultura Culiacán, Leticia Santos.

Hace apenas una semana se dio a conocer que los vendedores del Tianguis del Libro habían sido hostigados por personal del Ayuntamiento de Culiacán con el propósito de removerlos de ese lugar y dejar así un espacio “más limpio” para la sociedad.

Paulino Rojo y Leticia Santos dieron a conocer que el alcalde de Culiacán había tomado la decisión de apoyar al Tianguis del libro en lugar de tomar acciones para erradicarlo del lugar, como se había contemplado en un inicio.

Pero además se propone que mediante la celebración de un festival artístico, un domingo de cada mes, se le dé nueva vida al tianguis y se impulsen las actividades artísticas en la zona.

Por su parte los libreros se mostraron entusiasmados con la propuesta, y reafirmaron su interés para llevarlo a cabo, ahora con variadas actividades como talleres de literatura, lectura, teatro de calle, entre otras actividades que promuevan la cultura literaria.

Se aclaró que el permiso para operar en el lugar solo estará vigente para los vendedores que actualmente trabajan en la zona, mientras que para quienes deseen sumarse a este movimiento, tendrán que acercarse al Ayuntamiento para estudiar la posibilidad de incluirlos, pues advirtieron: “Tampoco se trata de que la plazuela se llene de puestos de libros y se estropee el espacio para el tránsito del público”.

 

LO DIJO:

“No venimos a quitarlos; hubo una participación de notificadores del municipio, pero en ningún momento pretendimos quitarlos, lo que sí queremos ahora es incrementar la vigilancia para garantizar la seguridad y protección de los visitantes, además de una inversión en las instalaciones de la plazuela”.

—Paulino Rojo. Secretario del Ayuntamiento de Culiacán.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo