Entretenimiento

Las drag queens como agentes de cambio | Una mirada distinta a la comunidad LGBT

Desde la llegada de uno de los reality shows más controversiales y entretenidos a la televisión americana, la percepción alrededor del mundo sobre el arte de las drag queens ha cambiado de manera drástica. RuPaul’s Drag Race se ha convertido en un agente muy importante para eliminar muchos de los estigmas y tabús que giran […]

Desde la llegada de uno de los reality shows más controversiales y entretenidos a la televisión americana, la percepción alrededor del mundo sobre el arte de las drag queens ha cambiado de manera drástica. RuPaul’s Drag Race se ha convertido en un agente muy importante para eliminar muchos de los estigmas y tabús que giran en torno a uno de los sectores más atacados de la comunidad LGBT.

El viernes pasado se estrenó la novena temporada del show de televisión estadounidense RuPaul’s Drag Race que busca a la próxima superestrella drag americana. Este certamen producido por el mismo RuPaul Charles, se ha convertido en una divertida odisea para los mejores exponentes del transformismo en Estados Unidos, que tienen que superar una serie de retos de apariencia, originalidad, comedia y otros talentos artísticos para alzarse con la corona del programa.

Este espectáculo se ha convertido en el segundo aire de la carrera de uno de los íconos más representativos de los 90 y de la que probablemente sea la drag más famosa del mundo. RuPaul se ha encargado de hacer de su programa uno de los más entretenidos y vistos a nivel mundial ya sea por señales de TV de paga o a través del streaming de las plataformas digitales. La barrera del lenguaje ha sido rebasada por sus seguidores alrededor del mundo, pues son estos mismos quienes se han encargado de traducir y compartir los episodios del show en diferentes idiomas como el portugués, español y francés.

En cada emisión, el jurado conformado por el mismo RuPaul, Michelle Visage, Carson Kressley y Ross Mathews, acompañados siempre de uno o dos invitados especiales entre los que han destacado Ariana Grande, Demi Lovato, Blondie, Khloe Kardashian, Marc Jacobs y más recientemente Lady Gaga, se encargan de evaluar el desempeño de los participantes en cada uno de los desafíos, además de elegir al ganador de la semana y dejar a dos en los últimos puestos para que realicen el famoso Lip Sync for your life en el que uno queda eliminado de la competencia.

Mi novio no se pierde RuPaul…

La fama del programa ha llegado a tal extremo que ha superado las expectativas de su publico meta, que se suponía sería solo la comunidad LGTB y se ha apoderado del gusto de mujeres y hombres heterosexuales, que ven más allá del estigma hacia el show y han aprendido a entender la comedia de sus participantes.

“Mauro es fan del programa desde que inició, ha visto las 9 temporadas más las dos versiones All Stars que se han emitido y conoce a cada una de las ‘queens’ que han pasado por el show. El año pasado Mauro invitó a su amiga Adriana a ver el programa a su casa y ella quedó fascinada con el show, tanto que ahora ella también es fan. Hace dos semanas Adriana invitó a Mauro a festejar el cumpleaños de Esteban, su novio. A Mauro le incomoda un poco asistir a ese tipo de reuniones porque siente que no tiene muchos temas para conversar con Esteban y sus otros amigos heterosexuales, pero accedió a ir para no dejar sola a Adriana.

Al llegar al bar en el que se citaron, todo parecía una noche común hasta que uno de los amigos de Esteban dijo las palabras mágicas: ‘sashay away’. Fue entonces que el hielo se rompió entre todos y Adriana confesó que ella veía el programa con su novio y que a este le había gustado tanto que vio 6 temporadas de manera maratónica en Netflix, para luego recomendárselo a sus amigos… el resto es historia”.

En muchos otros casos familias completas se han vuelto fanáticos y ha servido como medio eficaz para la concientización de las personas sobre las condiciones emocionales en las que vive la comunidad LGTB.

Con récords de audiencia, un Emmy para RuPaul como presentador y una convención anual en honor al arte del drag, el show se ha convertido en un éxito rotundo para sus productores y la cadena Logo TV. Del programa han emergido nuevas promesas del entretenimiento que a través de su performance han demostrado que el carisma, la originalidad, el temple y el talento no conocen de género.

 

 

 

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo