Turismo

Pierde atractivo el CIP Teacapán Playa Espíritu | Nada garantiza que se concrete

En mayo de 2013, la entonces secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu Salinas, confirmó que la construcción del Centro Integralmente Planeado de Teacapán, mejor conocido como Playa Espíritu, era un hecho y que sería uno de los megaproyectos turísticos más importantes del país. A tres años de distancia, el panorama luce mal y nada garantiza […]

En mayo de 2013, la entonces secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu Salinas, confirmó que la construcción del Centro Integralmente Planeado de Teacapán, mejor conocido como Playa Espíritu, era un hecho y que sería uno de los megaproyectos turísticos más importantes del país. A tres años de distancia, el panorama luce mal y nada garantiza que la importante obra se concrete.

Este lunes, en la apertura del Tianguis Turístico de Acapulco, el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, confió a la prensa que hizo tres planteamientos concretos al Gobierno federal. El tercero, en ese orden, fue la viabilidad del Centro Integralmente Planeado (CIP Teacapán Playa Espíritu), “porque vemos que está avanzando muy lentamente; hay muy poca inversión”.

 

LO DIJO:

“Al ritmo que va, la verdad es que esta administración obviamente no lo va a terminar, no se va a dar el avance que se tenía programado”.

—Quirino Ordaz Coppel. Gobernador de Sinaloa.

 

De 13, van 3

Aunque de acuerdo con el plan, este proyecto está proyectado para concluir en el 2026, lo cierto es que poco a poco se han ido desvaneciendo las condiciones que en un momento hacían totalmente viable a este complejo turístico de primer mundo.

“Nos ocupa mucho ver qué se tiene que hacer para que no siga como está, si no le van a meter más dinero, tenemos que encontrar alguna fórmula. Ellos planean el poder hacer algún ofrecimiento, algunos inversionistas grandes, pero son temas que hay que analizar a fondo porque no es tan fácil que un inversionista le entre ahorita a algo que no tiene atractividad… ni siquiera la infraestructura para hacer competitivo esto”, destacó el gobernador.

También hizo saber que se acordó revisar el proyecto, ver algunos escenarios y revisar alternativas, para ver la viabilidad de Playa Espíritu, porque se trata de una gran inversión, pero al ritmo que va no se podrá llegar a gran cosa.

 

Con estas dificultades (…) ¿no cabe la posibilidad de que dijeran mejor vamos a invertir en otra cosa?

—Es que es un proyecto que nació… todos pensábamos, creíamos que realmente con la intención con la que se definió, pensamos que le iban a invertir los recursos necesarios para que eso estuviera listo en seis, ocho, diez años, pero al ritmo que vemos la inversión, es muy lamentable ver que eso no está creciendo al nivel requerido.

 

¿No está garantizado entonces que se termine?

—No está garantizado.

 

Un gran destino para el mundo

Fue el 13 de mayo del 2013 cuando la secretaria de Turismo federal, Claudia Ruiz Massieu Salinas, le confirmó al entonces gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, que era un hecho la construcción del Centro Integralmente Planeado de Teacapán, porque era del total interés del Gobierno federal cristalizar uno de los megaproyectos turísticos más importantes del país: Playa Espíritu.

Estaba destinado, dijo la funcionaria federal, a ser uno de los mejores destinos internacionales, incluso aseguró que en los próximos años, el mundo contaría con 12 kilómetros de playa, complejos hoteleros de bajo, medio y alto rango, alrededor de 10 mil cuartos, dos parques, campos de golf, equipamiento turístico, áreas comerciales, un Aeropuerto Internacional en Teacapán, lo que fortalecería la conectividad aérea y el acceso marítimo a través de la terminal de cruceros de Mazatlán al municipio de Escuinapa.

Se calculó que Playa Espíritu crearía 200 mil empleos directos e indirectos y que el periodo de ejecución del CIP no pasaría de los 13 años, es decir, debía estar listo para el 2026.

 

El Plan Maestro

Incluía una primera etapa de construcción de 10 mil habitaciones de las 43,981 proyectadas, campos de golf, dos marinas, obras marítimas, canales navegables y servicios de ingeniería urbana, áreas culturales, zonas de impacto ambiental, espacios deportivos, hoteles, villas, condominios, zonas de agroturismo y senderos ecoturísticos.

 

LO DIJO:

“Es, sin duda, uno de los Centros Integralmente Planeados del futuro y estamos aquí para trabajar con el gobernador, seguir invirtiendo y desarrollando ese centro; este año queremos concluir algunas obras, tenemos programada una inversión de más de 30 millones de pesos para seguir invirtiendo en Playa Espíritu”.

—Claudia Ruiz Massieu Salinas. Exsecretaria de Turismo.

 

Teniendo como testigos al director general de Fonatur, Héctor Gómez Barraza; el diputado federal, Rodolfo Dorador Pérez Gavilán, presidente de la Comisión de Turismo; el legislador Martín Heredia Lizárraga y al secretario de Turismo de Sinaloa, Francisco Córdova Celaya, Ruiz Massieu dijo que el proyecto de Playa Espíritu seguiría adelante, “porque es un detonador importante de la actividad turística en la región del Pacífico”.

“El turismo se enmarca en la visión del México próspero que buscamos. Hoy es el momento del turismo, porque existen las condiciones económicas, políticas y la voluntad del Gobierno de la República para darle su lugar como un sector prioritario de la agenda nacional”, destacó la entonces secretaria de Turismo.

Y aunque existía —o eso se creía— la aprobación de un presupuesto multianual para hacer de Teacapán un destino turístico de primer nivel, un destino de alto turismo, lo cierto es que nada garantiza que el Centro Integralmente Planeado pueda dar el gran salto y deje de rondar como el espíritu de una gran playa que pudo ser.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo